Menú
Motores / 27 de enero de 2019

La buena reputación del Ford Ka

Por

Algunos recordarán cuando a mediados de los años 90 Ford apareció con su modelo Ka. En aquel momento muchos lo subestimaron porque era un auto con motor pequeño, de dimensiones reducidas y con diseño rupturista. Algunos pensaron que no podría perdurar en el tiempo, pero se equivocaron: pasaron más de veinte años y no solo fue exitoso, sino que tuvo dos nuevas generaciones. El pequeño del óvalo sigue siendo un excelente modelo para la ciudad, con diseño y dimensiones acorde a los tiempos que corren. El nuevo Ka se diversificó y sumó una silueta sedán (Ka+, con baúl) ganando funcionalidad y centímetros: creció 270 mm a lo largo respecto del hatchback (cinco puertas).

Ciertamente, este producto se destaca por ofrecer un generoso baúl (puede cargar 455 litros), un espacio interior razonable, buena posición de manejo y una calidad por encima de sus competidores.
Mejoró en términos de equipamiento y tecnología con la llegada del Sistema SYNC 3 que refleja sus funciones en una pantalla táctil de 6,5 pulgadas. El display tiene buena respuesta en general aunque no posee navegador, a cambio se pueden replicar los mapas mediante la conectividad Android Auto y CarPlay. Los materiales de los interiores son aceptables y están en el promedio de un producto Mercosur. Otro cambio importante es la incorporación del motor de 3 cilindros y 123 caballos que se caracteriza por una ágil respuesta.

El consumo resulta satisfactorio en ruta con una media de 15 kilómetros por cada litro de súper, aunque en ciudad se vuelve algo elevado. La caja automática de seis marchas acompaña muy bien y permite realizar el paso de los cambios mediante un botón. En términos dinámicos las suspensiones apuntan al confort y hay que tomar recaudo en baches para que no toque el voladizo delantero.

La seguridad es otro fuerte atributo, sobre todo porque ofrece una buena dotación como el ESP (control de estabilidad) y airbags frontales, laterales y de cortina. Queda un poco en deuda con los frenos que, a pesar de tener un muy buen tacto, las distancias resultaron algo excesivas con más de 42 metros para detenerse desde 100 km/h. El Ford Ka + se transforma en una alternativa válida para quienes buscan un auto compacto para la ciudad. Sus principales rivales son el Toyota Etios y el Nissan Versa. En este contexto el precio pesa y los 622.400 pesos resultan elevados comparativamente.