Menú
Sociedad / 15 de febrero de 2019

Polémica Romeo y Julieta: el cartel que creó el Gobierno para que todos hablen

Desde la Casa Rosada confirmaron que se había colgado “para generar conversación”. Marketing y el uso banal de fondos públicos en épocas de ajuste.

Por

La gigantografía de Romeo y Julieta que se colgó en la Casa Rosada con motivo del día de los enamorados generó una fuerte polémica. Las principales críticas giraron alrededor de la exaltación de un romance trágico y del gasto innecesario de fondos públicos en un momento de crisis económica. En diálogo con NOTICIAS, desde la Secretaría General de la Presidencia explicaron que el objetivo era “generar conversación”. En esos términos, la iniciativa oficial resultó efectiva ya que, durante horas, fue el tema más debatido tanto en redes sociales como en los medios tradicionales. Desde la entidad, sin embargo, se negaron a informar el costo de semejante despliegue.

“La elección fue para festejar el amor mutuo entre las personas”, explicaron desde esa secretaría. Según se aseguró, la imagen fue elegida por el equipo de la Subsecretaría de Comunicación presidencial y contó con el aval del secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis.

(Leer también: Polémica por la celebración de San Valentín en Casa Rosada)

“La idea es generar conversación a partir de hechos disruptivos en determinadas fechas a lo largo del año”, agregaron.

La intervención se enmarca dentro de una iniciativa de dicha dependencia que comenzó el 1º de enero, cuando la Casa Rosada fue decorada con una llamativa bandera con el número 2019. En aquel momento, se explicó que el mensaje buscaba “mostrar la esperanza que tenemos en que algo nuevo comienza”.

El proyecto se extenderá durante todo el año pero no se comunicará cuál será el próximo evento: “No se puede adelantar la fecha porque se pierde el efecto sorpresa, que es clave para que genere el impacto”, insistieron desde la secretaría.

Por otro lado, se aseguró que todavía no están los costos de la gigantografía de Romeo y Julieta y tampoco se informó acerca del gasto que acarreó la primera intervención.