Menú
Costumbres / 5 de junio de 2019

Tendencias: el mate cool

Las celebrities de todo el mundo lo aman y cada vez hay más variedad de diseños. Cómo se convirtió en hábito chic.

Por

mate
Modelos. Gorsh y Acabajo son solo algunas de las muchas marcas que proponen variantes en materiales como cerámica, silicona, madera tipo nórdica y plástico. Todas surgen de diseñadores emergentes locales.

No sabemos lo que opinaría un gaucho hecho y derecho, pero muy lejos del campo, los mates se reconvierten y despliegan un sinfín de opciones que van desde la cerámica y la silicona al plástico. Coloridos y originales, pueblan las vidrieras y encabezan las listas de productos más vendidos en las tiendas de decoración y bazar. Y los compran turistas, atraídos por el rito y su reciente variante cool, pero sobre todo locales, empujados por una generación joven que busca sumar diseño hasta a lo más ancestral.

Mil colores. “Empezamos a hacer mates de cerámica hace 20 años y los primeros modelos eran del clásico mate criollo. Aún así, la gente se resistía. Diría que el gran cambio de aceptación se dio hace unos 7 años”, ilustra Maricel Amaya, fundadora de la tienda Acabajo. Para ellos, comenzar a realizar mates de cerámica tuvo tanto que ver con la estética como con una pata higiénica y sustentable. “Esta versión no modifica el sabor de la yerba, cosa que sí hace la madera. Además, la cerámica tiene un componente artístico, no tiene impacto negativo en el medioambiente y es accesible”, relata. Entre sus modelos más vendidos se cuentan uno con forma de cactus, otro con la carita de smile (“fue el primero que fabricamos”) y uno más reciente que imita el emoji del “popó”. “También funciona muy bien todo aquello relacionado con lo mexicano, como los de calavera o los de Frida Kahlo”, apunta Amaya.

(Te puede interesar: Bordar: una pasión que crece)

mate

Además de cerámica, en el mercado también pueden verse modelos de silicona, madera de haya y plástico. Estos últimos, por ejemplo, ofrecen una versión que adosa la bombilla a una base, haciendo mucho más simple el proceso de remover la yerba. “Hay diseños más pop, otros más clásicos. Lo más interesante es que todos son de producción local, de diseñadores emergentes que venden muy bien”, describe Lucas Lanosa, fundador de la tienda Gorsh. Aquí también el mate es un producto que se vende mucho, tanto para uno mismo como para regalo.

(Te puede interesar: Moda y tendencias: tiempo de extremos)

Su ventaja radica en que atraviesa generaciones y no distingue sexo volviéndose un objeto de diseño que incluso puede ser parte de la decoración de un escritorio, biblioteca o estante. Y más allá del mate en sí, el ritual también implica una serie de objetos que han aumentado en ventas y creatividad. Desde el aspiracional termo Stanley (que puede llegar a costar hasta $ 4500 según el modelo) hasta kits materos que se convierten de bolso en mantel para poder disfrutar en todo lugar. La parafernalia alrededor de la costumbre es cada vez más original. “Los bolsos materos antes eran muy telúricos y ahora vienen en neoprene y con estampados cancheros. Lo mismo pasa con los termos, que son cada vez más customizados con distintos motivos”, cuenta Lanosa.

mate
Famosos Materos Valdés y Tinelli. Y también es parte de la política actual, como muestra María Eugenia Vidal (centro).

Empuje generacional. ¿Y qué pasó para que el mate de entrecasa lograra saltar las barreras y fuera nexo de reunión de amigos en plazas, parques y oficinas? Más que nada, un empuje generacional. Aquellos chicos que crecieron viendo a sus padres compartir mates en casa fueron incorporándolo con total liviandad a sus rutinas y sacándolo “a pasear”. Y a la par de un diseño que se cuela hasta en lo más clásico, se tentaron con las propuestas más originales.

(Te puede interesar. Tendencias: florerías de lujo)

La revalorización de lo local es el siguiente punto fuerte en este crecimiento. “El mate tiene que ver con la cultura local y las infusiones tradicionales, y resulta placentero porque es una forma de refugio simbólico en algo conocido en tiempos de tanto cambio”, apuntan las socias Mariela Mociulsky y Ximena Díaz Alarcón, de la consultora Trendsity. A la vez, importa la renovación de las tradiciones, insuflándoles nuevos aires y un factor de novedad que siempre es deseado por el consumidor. “Es una forma de encontrarse con lo conocido pero con una nueva vuelta de tuerca, y ahí es donde entra el diseño aportando valor. Es sobre todo frecuente en los adolescentes o jóvenes que se reúnen con amigos, como una forma de mostrar estilo al tiempo que se disfruta de algo conocido que brinda certezas”, agregan las especialistas.

mate
Juana Viale y Jimena Barón son algunas de las celebrities a las que les gusta mostrar su mate.

También la mirada extranjera ha sido propulsora del auge. En tanto celebrities internacionales como Madonna, Alicia Silverstone y Moby se reconocen asiduos tomadores de esta bebida, los turistas que nos visitan vuelven a casa con más de un modelo. “El otro día vinieron de la Cruz Roja de Guatemala a llevarse 25 mates. Eso antes no sucedía jamás; el mercado latinoamericano también se abrió muchísimo -relatan desde Acabajo-. A los extranjeros les llama sobre todo la atención cómo fomenta la camaradería”, sostiene Lanosa.

(Te puede interesar: Los hongos como terapia para el dolor)

Desde Las Marías, empresa propietaria de las marcas Taragüí, Unión, La Merced y Mañanita, aseguran que el cambio también se ve en lo que el consumidor sabe del producto. “Está interesado en aprender cómo cebar un buen mate y conocer sobre sus beneficios; ya no le da lo mismo tomar cualquier yerba en cualquier mate o en cualquier termo”, explican. En sintonía, organizan catas de yerba mate y difunden información relevante sobre cómo prepararlo de la mejor forma.

Complementos. Y si bien el mate es la vedette, alrededor también surge todo un mercado que va del termo Stanley a los kits materos de neoprene.

Entre estrellas. Los datos que brindan desde Acabajo acerca de los 7 años de cambio en el rubro se corroboran con otro: hace ese exacto tiempo que en el Hotel Four Seasons ofrecen en su desayuno un sector para el mate, con distintas yerbas y pastelería argentina, así como con sets especiales para cada huésped. “Lo incorporamos cuando hicimos el cambio de hotel internacional a uno con identidad argentina. Es parte de la experiencia gourmet local que ofrecemos en todos los restaurantes y el bar del hotel”, cuenta Gabriel Oliveri, director de marketing y comunicación. Y aunque su presentación es la de un auténtico mate criollo, su presencia en un hotel cinco estrellas también habla de su faceta más sofisticada y cool.

(Te puede interesar: Gabriel Oliveri: “Me calienta competir y ser número uno”)

mate

Finalmente, entra en juego el factor celebrity. Y son muchos los que se suman a mostrarlo en redes. Personajes como Zaira Nara, Jimena Barón, Juanita Viale y Guillermina Valdés exhiben a diario su pasión matera. “Es como pasa siempre, están los famosos ‘wannabe’ que se suman a la movida del momento y están los que tomaron mate de toda la vida, que no necesitan salir en pose a mostrarlo”, analiza la influencer y speaker de marketing digital conocida como Nana in Seúl (@nanainseulbranding). Como caso significativo resalta a Calu Rivero, que salió en la tapa de una revista mostrando su casa ecológica, pero sosteniendo un mate de cuero. Además, ella asegura que el mate comenzó a asociarse con la moda fit porque es una infusión que no engorda y permite consumir algo sano sin necesidad de estar “picoteando” todo el tiempo. “En el círculo de actores, actrices y modelos eso viene bárbaro”, sintetiza la especialista.

Un último dato: en el lenguaje político marketinero del timbreo macrista nunca falta un buen mate en la mesa del vecino o vecina visitados. Aporta cercanía, intimidad e idea de pueblo.