Jueves 8 de diciembre, 2022

CULTURA | 05-04-2019 15:15

Cómo educar a los chicos con historietas

El libro "La historieta va a la escuela" se propone trazar una historia de los usos pedagógicos de revistas y personajes que entretuvieron a los argentinos durante décadas.

Se presentará el viernes 12 a las 19:00 en el espacio La Nube de la ciudad de Buenos Aires –Jorge Newbery 3537- el libro "La historieta va a la escuela", un trabajo de la bibliotecóloga Libertad Margolles con la colaboración de las docentes Perla Calvet y Silvina Masmilian.

Con un relato acompañado de muchos ejemplos, la autora intenta acercar la historieta a las escuelas, a las bibliotecas y a los hogares, valorando y promoviendo su importancia como género artístico y literario y refutando la idea instalada en algunos sectores culturales de que se trata de lectura fácil, pasatista y desechable. Calvet y Marsimian enriquecen la obra compartiendo las experiencias desarrolladas especialmente para el libro en jardines de infantes, escuelas primarias y de nivel medio.

"Casi todas las personas adultas hemos leído alguna historieta y conservamos memoria de la misma”, dice Libertad Margolles. “En el caso de profesores o docentes especializados en letras, esa memoria las asocia con lecturas de una etapa infantil o juvenil y con cierta clasificación de literatura fácil. No es lo mismo decir 'yo leía Batman a los ocho años' que decir leía a Salgari o Alcott´. Tal vez la descalificación ya estaba dada con la impresión en papel de diario y formato de revista que luego se tiraba, ante el formato libro que se conservaba y se conserva como un objeto de valor."

El libro (204 páginas, Lugar Editorial) contiene la historia de una forma narrativa que tiene más de cien años, en un recorrido rápido por los Estados Unidos, su lugar de nacimiento, por Bélgica y Francia como dos grandes productoras mundiales, una referencia a los tebeos españoles y al manga japonés, y de manera más extensa su desarrollo en la Argentina desde Caras y Caretas hasta nuestros días.

El trabajo también analiza los elementos que constituyen la gramática propia del comic o historieta, una forma de leer mucho más cercana a la actual: en pantalla, con imágenes, emoticones y saltos de una ventana a otra.

por R. N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios