Viernes 28 de enero, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 15-12-2021 11:34

EL FUTURO DEL BIENESTAR: La revolución científica de la Salud Mental

Los hábitos son la manera más natural y efectiva que tenemos los humanos de lograr un estado de serenidad mental.

Cada vez escuchamos más hablar sobre la salud mental en nuestra casa, en nuestro trabajo o en nuestra vida social, especialmente a partir del aislamiento por Covid-19.

Hasta hace no mucho tiempo, este concepto quedaba asociado sólo a patologías graves. Cuando en realidad, tal como lo define la OMS, entendemos por “salud” al estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad. Y si bien siempre tendemos a priorizar nuestra salud física, los avances en Neurociencia demuestran rotundamente que, sin salud mental, no hay salud.

La salud mental  nos brinda herramientas para nuestro bienestar integral. Implica aprender a manejar el estrés y la ansiedad en nuestra vida diaria, estar físicamente saludables, tener vínculos sanos, trabajar con una mente productiva pero serena, y hacer nuestro aporte al mundo que compartimos como humanidad.

Hoy vivimos en un mundo VICA: volátil, incierto, complejo y ambiguo, que nos atraviesa y nos enfrenta a un gran desafío como personas y como sociedad. Y a esto se suma el momento histórico de pandemia que nos envuelve. Cierto es que los cambios de paradigma implican un gran desafío, pero también son enormes oportunidades para reinventarnos y reestructurar nuestra vida.

La clave para esto es hacer foco en nuestros hábitos diarios; aquellos que nos ayudarán a cuidar de nosotros mismos. ¿Por qué hablamos de hábitos? En los últimos dos años, nuestras rutinas se vieron interrumpidas, y nos vimos forzados a crear nuevos hábitos saludables para sentirnos sanos y en equilibrio con nuestra vida. 

 

Los hábitos saludables son nuestro refugio en épocas de tormenta. Son conductas automatizadas, que nos ayudan a tener una mente más serena y más productiva. Los hábitos son la manera más natural y efectiva que tenemos los humanos de lograr un estado de serenidad mental.

 

La evidencia científica nos muestra que fomentar el buen descanso, las prácticas contemplativas como Mindfulness o Atención Plena, la conexión emocional, la actitud lúdica y el humor, la actividad física y una nutrición consciente son claves para desarrollar nuestra salud mental.

 

Es cierto que a veces nos cuesta cambiar hábitos o generar nuevos, porque es incómodo salir de nuestra zona de confort. Pero fin de año es un buen momento para proyectarnos hacia 2022 con deseos y nuevos hábitos a incorporar. Hábitos que nos ayuden a sumar el bienestar como diferencial en nuestra casa, en nuestro trabajo o empresa, y que nos animen a lograr una vida más plena y consciente.

 

 

DELFINA DE ACHÁVAL

Psicóloga Cognitiva

PhD en Salud Mental (UBA)

Instructora de Mindfulness

M.N: 45.043/ M.P: 98.428

 

e-mail [email protected]

Instagram @delfinadeachaval

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios