Tuesday 21 de May, 2024

EMPRESAS | 28-08-2023 10:10

El cuestionado matrimonio de los canales de deportes y las apuestas

Fox y ESPN se asocian con plataformas de juego online. Un negocio que copó el sponsoreo deportivo. Banderas rojas ignoradas.

Disney está entrando en la industria de las apuestas deportivas de EE.UU., vinculando su red deportiva ESPN a la compañía de casinos y apuestas en línea Penn Entertainment, en un acuerdo de 2 mil millones de dólares. Penn cambiaría el nombre de sus portales de apuestas deportivas, actualmente conocidos como Barstool Sportsbook y disponibles en 16 estados, ya pasarían a llamarse ESPN Bet.

La medida se produce menos de seis meses después de que Penn completara la adquisición de Barstool por 551 millones de dólares, el sitio de apuestas deportivas y entretenimiento fundado por Dave Portnoy en 2003, conocido en Norteamérica por sus comentarios polémicos.

Según los términos del acuerdo, Penn pagará a ESPN unos 1500 millones de dólares en efectivo durante un plazo de 10 años, y otorgará 500 millones de dólares en garantías para las acciones de Penn. El cambio de marca entrará en vigor este otoño, es decir, en la primavera argentina. 

El acuerdo entre Penn y ESPN es un momento decisivo para la plataforma de deportes de Disney que dudó si aceptar el trato. Estas dudas estaban vinculadas justamente que como dueña de ESPN, Disney temía el impacto en su porfolio familiar de quedar pegada al negocio de los casinos online (aunque las plataformas de apuestas han copado todos los deportes, del fútbol al básquet de la NBA). Y además, debía codearse con una figura cancelada por los medios, Dave Portnoy.  En un video publicado en su cuenta de Twitter, Portnoy aludió a los artículos The New York Times e Insider, como uno de los motivos por los que a Barstool y Penn se les "negaron las licencias” de juego en su momento.

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

“Fue por mi culpa", agregó el ex dueño. The New York Times en 2022 describió al comentarista deportivo y empresario como alguien que promovía el juego irresponsable, mientras que el año anterior Insider habló con varias mujeres que lo acusaron de conducta sexual inapropiada. “Subestimamos lo difícil que es para Barstool y para mí operar en un mundo regulado”, se quejó Portnoy, quien agregó: "No tenemos que cuidar lo que decimos, cómo hablamos, lo que hacemos, hay que volver al barco pirata", sentenció.

Negocio

Jay Snowden, director ejecutivo de Penn, promocionó el amplio alcance de ESPN entre espectadores lineales y de transmisión, y redes sociales, que incluyen más de 105 millones de visitantes digitales mensuales y 25 millones de suscriptores a ESPN+.

En la otra vereda, las apuestas deportivas son una industria relativamente joven en los EE.UU., que se relanzó después de que un fallo de la Corte Suprema estadounidense, de 2018, anulara una prohibición federal. Desde entonces, 34 estados y el Distrito de Columbia han legalizado la práctica según la American Gaming Association.
Desde entonces, la batalla por la participación de mercado ha sido rápida y feroz, con los grupos FanDuel y DraftKings al mando de una participación de mercado combinada del 70 por ciento durante los últimos 12 meses según Eilers & Krejcik Gaming. 

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

Penn tiene aproximadamente el 2 por ciento del mercado a través de Barstool Sportsbook, pero ahora podría crecer. Y muchos ven una posible fusión más adelante: Disney adquirió una participación del 5 por ciento en DraftKings en 2019 cuando compró 21st Century Fox. Y también hizo un trato con Caesars Entertainment que le otorgó el derecho exclusivo de proporcionar cuotas de apuestas deportivas a ESPN. 

Apuesta

La medida es un revés para el director ejecutivo de Disney, Bob Iger, quien durante años evitó las apuestas deportivas porque creía que eran demasiado espúreas para la marca familiar de Disney. En 2019 les dijo a los inversionistas que no esperaba que Disney se involucrara. “Probablemente estuve del lado más conservador sobre esto durante mucho tiempo.

Pero he cambiado porque creo que la aceptación de las apuestas deportivas ha crecido significativamente”, marcó a la revista Time en abril. Jimmy Pitaro, presidente de ESPN, señaló que la alianza de la cadena con Penn se debió a una mayor demanda de productos de apuestas deportivas entre sus televidentes. “Sabemos que los fanáticos de los deportes quieren contenido de apuestas y la capacidad de realizar apuestas con menos fricción dentro de nuestros productos”, avaló en un comunicado.

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

Las acciones de Penn subieron desde entonces casi un 10 por ciento a 27,20 dólares, mientras que las acciones de Disney subieron ligeramente a 88 dólares, entendiendo que el rédito de la compañía también mejorará con esta nueva unidad de negocios. 
Fondos

Disney necesita dinero ahora mismo. Están buscando reducir un rojo de 5.5 mil millones de dólares, y de esta manera obtienen US$ 2 mil millones solo por poner la marca: otorgan la licencia de las cuatro letras más famosas en los deportes, ESPN, a PENN National.

Pero hay conflictos y banderas rojas en abundancia. En los últimos dos drafts de la NBA (donde se selecciona a los nuevos jugadores de la liga), expertos deportivos como Shams Charania y Adrian Wojnarowski, han inclinado las probabilidades de las apuestas con sus informes. Eso es un potencial gran conflicto de interés: ESPN prohibiría que sus propios empleados usen ESPN Bet, reconociendo la influencia de sus talentos y periodistas para inclinar la balanza. 

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

Algo que también sucede en Fox, quien se acerca a la plataforma Flutter: cerrarán el negocio de apuestas deportivas Fox Bet, según Bloomberg. Rupert Murdoch, presidente de Fox News Channel, terminaría de cerrar el acuerdo durante el próximo mes. Fox se asoció con la compañía canadiense de apuestas online The Star Group para lanzar Fox Bet en 2019. Pero la relación entre los socios cambió cuando Star fue adquirida por Flutter. Fox demandó a Flutter en 2021 para hacer ejercicio de su opción para comprar la participación del 18,6 % en FanDuel, una de las compañías de deportes de fantasía más grandes del mundo.

Facturación

Los ingresos por apuestas deportivas en EE.UU. alcanzaron los 2300 millones de dólares en el segundo trimestre del 2023, estableciendo un nuevo récord. Los ingresos generados por las casas de apuestas deportivas online y presenciales aumentaron un 56,6% en el balance anual, según un informe de la Asociación Estadounidense de Juegos de Azar. Y el impulso se atribuyó en parte al lanzamiento de apuestas deportivas en varios estados, incluidos Massachusetts, Kansas, Ohio y Maryland.

El crecimiento continuo de la industria de las apuestas impulsa a su vez los ingresos fiscales estatales y locales, con 3620 millones de dólares en impuestos directos al juego en el segundo trimestre del 2023, un aumento del 9,6 % con respecto al segundo trimestre de 2022. Un incremento dominado por las apuestas online que se han popularizado además como sponsors de diversos encuentros deportivos y ligas.

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

El fútbol y los juegos de azar están hoy conectados. Son los patrocinadores de las camisetas y las vallas publicitarias, y hasta las ligas (tal el caso de la AFA) se asocian con las empresas de apuestas. Y aunque hay propuestas legislativas para romper esa relación, parece poco probable que las regulaciones se implementen en breve.

Sponsors

El caso paradigmático es el de la Premier League, donde en la actual temporada 2022/23, más camisetas están patrocinadas por compañías de juego que cualquier otro negocio: ocho de 20. Dafabet está en la camiseta de Bournemouth, Stake.com en Everton, y W88 en Fulham.

También está SBOTOP en Leeds United, Fun88 en Newcastle United, y Sportsbet.io en Southampton, por nombrar algunas compañías de juego involucradas de la Premier League. Varios de estos portales, con la excepción de Dafabet, son operados por la misma compañía, TGP Europe.

Apuestas y deportes televisados, de la mano.

En Argentina, con la llegada de la sueca Betsson a la camiseta de Boca, ya son siete los clubes que tienen como sponsors a sitios de apuestas: se apuntan Racing (Betsson), River (Codere), Vélez (Bplay), Estudiantes de La Plata (Bplay), Newell’s Old Boys (City Center) y Rosario Central (City Center). Además, BetWarrior es auspiciante de la selección argentina desde mayo del 2022 y mantiene un contrato con AFA hasta 2026: se transformó en uno de los principales sponsors de la Copa Argentina y del Torneo Nacional.

“Latinoamérica es una región estratégicamente importante en la que estamos desempeñándonos bien, y tenemos grandes ambiciones para el futuro en Argentina”, marcó Pontus Lindwall, CEO de Betsson, que creció de 170 a 222 millones de euros en ingresos en el primer trimestre de 2023, marcando el ritmo de un negocio imparable

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios