Martes 27 de septiembre, 2022

ON DEMAND | 18-05-2017 19:32

Una chica al rojo vivo

Una película que se acerca a lo clásico.

★★★★ Esta remake de la francesa “Un elefante con una trompa enorme” a cargo del monumental Gene Wilder se transformó en un icono de los 80. En parte por la canción de Stevie Wonder “Solo llamé para decirte que te amo”, en parte por la bomba Kelly LeBrock, pero mucho más porque esta historia de un tipo que quiere ser infiel y no le sale. Es, en realidad, la de un grupo de amigos cuarentones con masculinidad en crisis, aferrados a cierta adolescencia romántica y juguetona, que no terminan de adaptarse a eso de ser adultos. En ese punto es que la película crece totalmente para transformarse en algo brillante y tierno. Wilder supo comprender cuál era “el punto” del original y fue hacia allí directamente: la secuencia del “ciego” en un restaurante es clave para entender por qué este film, que parecía sólo “la comedia de moda”, hoy tiene una dimensión mayor que la acerca a lo clásico.

(EE.UU., 1984) Comedia. Dirección: Gene Wilder. Con G. Wilder, K. LeBrock. Qubit.TV.

por Leonardo D’Espósito

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios