Lunes 5 de diciembre, 2022

NOTICIAS URUGUAY | 20-02-2019 11:14

Circo urbano

Circo Tranzat, “La rata” de Iván Corral y Juan Carlos Muñoz. Con: Soledad Gómez, Juan Carlos Muñoz, Victoria Carratú. Dirección: Iván Corral.

El colectivo artístico Tranzat es parte de un movimiento circense que está creciendo cada vez más y demostrando que el circo de variedades con las acrobacias, los magos, los clowns siguen siendo una forma de entretenimiento que trasciende los tiempos aunque no esté integrado por animales, a la vieja usanza. Según Iván Corral, director del recién estrenado espectáculo “La Rata” cuando se fundó Tranzat todos los integrantes del grupo tenían más de diez años de actividad circense, muchos de ellos habían sido parte de El Picadero, primer centro dedicado a las artes circenses en Uruguay. Más tarde hicieron contacto con las compañías francesas “Bazar Forain” y la “Minie Compagnie”, con quienes hicieron su primera gira internacional y trajeron la carpa que los ha hecho reconocidos en cada lugar donde se han instalado. “Nos conocimos a través de los viajes, algunos de nosotros nos hicimos amigos coincidiendo varias veces en distintos lugares del mundo. Se fue forjando una gran amistad y en el año 2012 surgió la primera idea de hacer algo en conjunto, que se materializaría finalmente dos años después con la creación del Circo Tranzat”, cuenta Iván Corral.

Las primeras presentaciones fueron en Montevideo, Florida, La Pedrera y Piriápolis, lugar al que no dejaron de ir desde ese momento y que actualmente tiene instalada la carpa donde se presentan “Varieté” y “Western”, con entrada “a la gorra”. Hasta ese momento la actividad del grupo fue a través de presentaciones callejeras o en la carpa hasta que en 2016 comenzaron a presentarse también en salas de teatro: en el Politeama de Canelones, en el Teatro Artigas de Florida, en el 25 de Mayo de Rocha, en el teatro Larrañaga, en Salto y en 15 teatros de Argentina. Luego vinieron a la sala Verdi en Montevideo, donde pudimos ver “Yenn”, una fusión entre los elementos de circo y teatro que lograron una estética sobria de tonos oscuros y donde elementos como la luz jugaban un papel preponderante, recursos que muchas veces no son posibles de lograr en el espacio de una carpa.

El año 2014 marcó un antes y un después en el desarrollo de las artes circenses en nuestro país. Ese año tuvo lugar el Primer Festival Internacional de Circo, que ha permitido la interacción de diferentes grupos y estilos, sobre todo de países como Francia y Bélgica, representantes de un circo contemporáneo con fuerte desarrollo en los últimos tiempos. En ese momento los espectáculos se hicieron en salas de teatro y en la carpa del circo Tranzat. Todo este movimiento circense, que es apoyado por la Intendencia de Montevideo y el Programa de Fortalecimiento de las Artes, ha consolidado esta expresión artística y permitió combinar estas nuevas habilidades con el lenguaje teatral. En este sentido, se acaba de estrenar en el teatro Victoria, “La Rata”, una obra de circo vanguardista, como la definen sus integrantes, y que viene con la impronta del arte urbano, las pintadas en los muros, los graffitis y la música rapeada, en un claro homenaje a artistas callejeros cuyo mayor representante internacional ha sido el británico Bansky, conocido por mantener su identidad oculta, por sus excelentes obras de arte en pintadas de muros, y últimamente, por destruir una de sus obras más conocidas (“Girl with Balloon”), cuando acababa de ser vendida en Sotheby´s de Londres por más de un millón de dólares.

Este globo rojo es todo un símbolo y uno de los elementos que se repiten en la puesta de “La rata”, donde frente a un muro iluminado por un farol se sostienen cuatro globos rojos que serán el “leit motiv” de la obra. Con una mezcla bien lograda de recursos de circo, como la acrobacia, los verticales, trabajos en cuerda lisa y clown los tres intérpretes se desenvuelven con experiencia y logran mantener al público atento en los momentos más intensos, donde se puede sentir el peso del dramatismo teatral, así como las formas más cercanas a las disciplinas circenses, el humor y el vértigo.

El espectáculo, que es apto para todo público, tiene su encanto porque además de su calidad, los organizadores tuvieron la buena idea de valerse de la altura y la atmósfera del teatro Victoria para lograr un clima que, aunque no es el de una carpa de circo, llega a cumplir con algunos requisitos como la intimidad del espacio y el acercamiento con el público. “La rata”, que se presenta en paralelo con los espectáculos en Piriápolis, estará en el teatro Victoria (Rio Negro 1477) durante los meses de enero en funciones de sábados y domingos y en febrero de viernes a domingos.

por Gabriela Gómez Téliz

Galería de imágenes

Comentarios