Jueves 19 de mayo, 2022

NOTICIAS URUGUAY | 18-02-2019 21:06

Damián De Álava: "Me gusta cortarle a gente inteligente"

Tiene el récord de atender el pelo de unos 80 famosos uruguayos, estudió administración de empresas y relaciones internacionales, pero eligió las tijeras. Confidencias y preocupaciones estéticas.

Noticias: ¿Recuerda cuál fue el primer famoso que visitó su peluquería?

Damián De Álava: Considero que le corté a los famosos cuando aún no eran famosos, por lo que siempre tuve esa apertura de responder al pedido de ayuda de proyectos como obras de teatro o grabaciones para programas de televisión emergentes, entre otras cosas. Rafa Villanueva, que en aquel entonces hacía alguna notita, o Nacho Álvarez cuando no era tan escuchado, se fueron acercando cuando todavía no eran famosos. Los que se arrimaron en los últimos años ya entraron en una etapa donde estaba establecido. Hoy le corto el pelo a más de 80 famosos, que para este mercado es una cantidad impresionante.

Noticias: ¿Cómo fueron sus inicios? ¿Se formó para trabajar en peluquería?

De Álava: Con 15 años y mi padre un poco enfermo, empecé a trabajar para tener mi dinero y poder comprarme mis cositas. Ese primer trabajo fue en una peluquería, como ayudante. En una época se hacía toda la carrera, desde estar años lavando cabezas y a partir de ahí ir progresando. Pasé por todas las etapas. En otro momento, los peluqueros estudiaban peluquería porque no podían terminar de estudiar, por lo que había un porcentaje enorme que lo hacía por descarte. Cuando terminé el liceo estudié programación, luego administración de empresas y después relaciones internacionales. Este año tengo ganas de hacer un posgrado. Me gusta hacer deporte y también ejercitar la mente, estudiando algo constantemente.

Noticias: Ser peluquero estuvo estigmatizado durante mucho tiempo. Ahora parece haber cambiado. ¿A qué atribuye ese cambio?

De Álava: Yo tengo clientes muy adinerados que si hace un tiempo sus hijos les decían que iban a estudiar cocina, les resultaba denigrante. Hoy, ante esa situación, la respuesta es “mi hijo quiere ser chef, lo eligió”. El peluquero y el chef, por ejemplo, son profesiones que se estudian y han ganado relevancia gracias a la profesionalización. El primer peluquero que me enseñó a trabajar me dijo una frase que me quedó grabada: “No importa lo que hagas, tenés que hacerlo bien”. Muchos peluqueros y cocineros son mucho más conocidos o mejor remunerados que incluso un médico.

Noticias: Esa reformulación también se ve en la atención estética y el cuidado masculino, que ahora es más libre de preocuparse por su imagen. ¿Cómo se está cuidando el uruguayo?

De Álava: Uruguay se caracteriza por no tener una media. O se cuidan mucho o se cuidan muy poco. En Argentina, por ejemplo, creo que en mayor o menor medida todos cuidan su imagen y su salud. Los famosos uruguayos se liberaron más en cuanto a la estética, pero hay otros que siguen sin cuidarse en absoluto.

Noticias: ¿Cuáles son las principales preocupaciones estéticas de los hombres que están en los medios?

De Álava: Principalmente la caída de cabello, pero también el tapado de canas. Yo trato de especializarme justo en esas dos cosas, me parece fundamental. Las principales necesidades son tratar de detener la caída y “matar” las canas, sin quedar ridículos. No hago trabajos como laciados porque considero que son como la pasta base para el pelo, por lo que trato de evitarlos y voy de punta contra eso. Hay empresas importantes en el mundo, como L´Oréal, que optó por no hacer ese tipo de trabajos.

Noticias: ¿Qué experiencia busca el famoso uruguayo en su peluquería?

De Álava: Los que vienen de un trabajo estresante o de jornadas extensas agradecen un buen masaje capilar, por ejemplo. Buscan un buen corte que tal vez no se note tanto, sino que sea de forma progresiva. Lo que más busqué en Cute Cut es el buen trato y la calidad en los cortes. La calidad se obtiene al no delegar. Sólo corto yo.

Noticias: Incluso los peluqueros inexpertos pueden montar una peluquería sin demasiados requisitos, lo que ha provocado una saturación en el sector.

De Álava: Porque en Uruguay no hay una legislación, cualquiera puede abrir una peluquería, se necesita muy poco para abrir una. Hay peluquerías en el Centro que ni siquiera tienen equipo para lavar la cabeza. La atomización en el sector es brutal. Hay un caso de un gerente de una empresa líder de fármacos que al consultarle a la hija sobre qué carrera quería hacer, se encontró con que quería ser peluquera. Le insistió en que podía estudiar lo que quisiera, pero ella estaba decidida, así que la mandó a estudiar la carrera de cuatro años de peluquería en Francia. Posteriormente estuvo años trabajando como ayudante y luego pasó a ser colorista de una peluquera famosa en Uruguay para recién después abrir su propia peluquería. Hoy un proceso como ese es difícil de encontrar.

Noticias: En un escenario con esas condiciones, ¿cómo es la competencia?

De Álava: Es lindo y desafiante. Ahora los peluqueros tenemos cada uno un segmento y eso está bueno. Por ejemplo, a mi me dicen que hay una peluquería que está llena de pibes, yo paso y veo gente de aproximadamente 40 años con gente joven escuchando marcha a todo volumen. En Urban Cut tengo la misma cantidad de pibes, pero son universitarios y tienen otra cabeza. No va por ahí el hecho de ser más jóvenes, creo que por ahí se va delimitando el segmento. A mí me gusta cortarle el pelo a gente inteligente, independientemente de su educación o sus estudios. Hay gente muy inteligente atendiendo una verdulería y hay gente muy incapaz hasta en el área de la salud.

Noticias: El estilismo también se globalizó. La nueva comunicación democratizó la información y las tendencias. ¿Cómo repercute en el servicio y en la demanda? ¿El cliente intenta replicar peinados que ve en sus ídolos?

De Álava: Si hoy no sabés algo, es porque no querés. Actualmente podés decir: “a ver en Italia qué se está haciendo” o cómo lo están usando los actores o los futbolistas. Cuando miro una película, primero me fijo en el pelo y después veo de qué va la película. Hace un tiempo te vendían los libros de peluquería y tenías que ver los cortes ahí, no había nada. Hoy elegís. Yo, por ejemplo, elijo no hacer cortes “planchas”, les digo a los jóvenes que quieren hacerlo que se lo replanteen y no se hagan el mismo corte que el que anda robando. Se van con otro corte, algunos volverán y otros no, pero tengo una filosofía de trabajo y me parece fundamental ser fiel a mí mismo. En cuanto a replicar los cortes de famosos del cine, del deporte o de la música, pasa muchísimo. Antes yo tenía una pantalla donde se podía elegir el corte, ahora ya no lo elijen en la peluquería, lo traen en el celular.

Noticias: Habrá escuchado muchas confidencias en su peluquería…

De Álava: Escuchás millones de cosas de todo tipo, todo el tiempo. La realidad es que tenemos algo que no todo el mundo tiene: un espacio íntimo de 20 minutos o media hora con presidentes de diferentes instituciones, políticos o empresarios importantes. Hay gente que no puede acceder a una instancia como esta. Yo lo que trato es de no preguntar, no me gusta, genero la confianza de que no haga falta preguntar, sino que elijan contarme y hacerme parte. Además, se genera un “feeling” y un ambiente cómodo.

Noticias: De cara al futuro y con las nuevas tendencias que se pueden ver en la región, como las barberías con servicio de cervecería, ¿le gustaría incorporar otra línea de negocio a sus locales?

De Álava: Siempre hubo negocios complementarios dentro de la peluquería, como la depilación, el maquillaje o la venta de accesorios. ¿Por qué no tener una librería o un café en la peluquería? A mí me encantaría, pero podría llegar a desatender un poco el área en la que me desempeño. De momento prefiero seguir con el foco en la peluquería, pero en algún momento me lo podría plantear.

De shopping

✓Un shampoo para mujeres: Kérastase.

✓Un shampoo para hombres: Redken.

✓Marca de jean: Bowen.

✓Marca de auto: Audi.

✓Un banco: Santander.

✓Un bar en Montevideo: Cafetería. Adolfo Café.

✓Marca de championes: Nike y All Star.

por Daniel Castro Veiga

Galería de imágenes

Comentarios