lunes, noviembre 11, 2019

EN LA MIRA DE NOTICIAS | 21-08-2019 10:59

Cristina y Vidal: dos mujeres en silencio

La jefa del Frente de Todos y la esperanza eterna del macrismo se evaporaron del frente de batalla nacional. A qué juega cada una.

En una campaña desbordada por el ruido, llama la atención el silencio de dos mujeres. Cristina Kirchner y María Eugenia Vidal estaban destinadas a protagonizar la carrera electoral del 2019, cada una en su rol y su respectiva trinchera.

A su manera, ambas se hicieron escuchar en el arranque de la campaña, tanto por sus colegas partidarios como por el electorado de todos los colores. Fueron odiadas e idolatradas. Eran las estrellas del año. Incluso habían asumido, muy convencidas, la misión de cruzar espadas para calentar a sus respectivas audiencias.

Pero el domingo de las PASO, algo sucedió: hubo una aceleración inesperada del calendario electoral, que precipitó la historia de la grieta hacia un final caótico que hoy busca su resolución. Y aquellas dos protagonistas de la polarización, que todavía tienen por delante la prueba definitiva de las urnas, se llamaron a silencio en plena crisis, cuando sus votantes más las necesitan para al menos calmar la angustia por el terremoto financiero en curso.

(Te puede interesar: La extraña alianza entre Cristina y Vidal)

Cristina radicalizó su estrategia de bajo perfil, para no irritar a los mercados ni a la clase media que votó contra Macri, con la nariz tapada y el corazón roto por el desengaño del experimento Cambiemos. Por su lado, Vidal se encerró en un retiro espiritual permanente con su círculo íntimo e intendentes leales, buscando rearmarse para evitar un final catastrófico en las elecciones de octubre. Cristina quiere controlar la euforia triunfalista, Vidal esquiva la depresión y la bronca.

(Te puede interesar: Se puede dar vuelta el resultado de las PASO en octubre)

Ambas le dejaron el centro de la escena a sus hombres débiles: Alberto, que sigue con sus lapsus de subordinación y en algunas entrevistas se autodenomina “vicepresidente”; y Mauricio, que ahora rompe el chanchito como le pedía Vidal, para frenar a destiempo el malhumor social.

El silencio de estas mujeres marca la temperatura alarmante de este año maldito.

*Editor ejecutivo de NOTICIAS.

por Silvio Santamarina*

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Escuchá el hit de Cande Zamar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario