martes, noviembre 19, 2019

SOCIEDAD | 16-05-2019 16:46

Escándalo Conzi: El lado místico del ex dueño del restaurante Dallas

Preso en su casa, escribió un mensaje filosófico. Pasado lleno de excentricidades y fe en Jesús.

Corría enero del 2003, y Horacio Conzi, un empresario gastronómico de la zona norte del Gran Buenos Aires, acaparaba los titulares de los diarios. Estaba acusado de haber asesinado a Marcos Schenone, un joven empleado del Poder Judicial de San Isidro. Conzi fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por ese crimen. El hecho destapó una trama de mafias y poder; pero además, la extravagante personalidad del condenado y su familia. Y fue ese mismo perfil místico que Horacio había mostrado alguna vez, el que hace unos días, desde la prisión domiciliaria con la que lo benefició el Juzgado de Ejecución Penal 2 de San Isidro, lo llevó a abrirse distintas cuentas en las redes sociales, y dar mensajes zen. "Que lindo estar en casa, vida nueva, empresa nueva, saludable 1000%, estoy intacto, a pesar de todo, gracias a mi filosofía de vida no me he contaminado, todo lo contrario. Además, salvé muchas más vidas de veinte diabéticos y once cancerígenos", escribió desde su cuenta de Facebook. También se hizo un perfil de Twitter (en donde se puede ver una imagen suya que lo muestra sentado en un parque con un chalet de fondo), y otro de Instagram, (en donde solo figura una foto de perfil que lo muestra en su antigua celda con unos anteojos con marco negro. Pero aún no ha hecho publicaciones.

Conzi siempre llevó una vida excéntrica. En el 2018, estando preso, consiguió un celular e hizo un escrito en la red social de Zuckerberg en donde hablaba de su cambio de dieta por una vegetariana, y sobre cómo las universidades le "lavan la cabeza a la gente, la preparan para ser dominada por el Matrix", entre otras cosas. Pero cuando estalló el caso, fue su hermano Hugo el que reveló esos detalles a la prensa. En diversas notas que brindó a NOTICIAS, el mayor de los Conzi habló del perfil místico del asesino y de su fe en Jesús. Una fe que lo llevó incluso a tener palomas en su casa. "Son de Horacio. Le gustan las palomas porque Jesús era adiestrador", le dijo por entonces a este medio. Horacio salía de su piscina, extendía los brazos y las palomas se poyaban sobre él.

(Te puede interesar: Los Eskenazi, en la mira: una familia pendiente de los tribunales)

Pero su interés por el Mesías del catolicismo fue más allá, y Horacio hasta llegó a escribir un libro al respecto: "El último testamento". Si bien la publicación jamás vio la luz, se supo que durante gran parte que pasó en la cárcel, el ex empresario gastronómico pasaba horas indagando en la vida de Jesús de Nazaret. Por entonces, se había dicho que contrató a diez editores para que lo corrigieran, y que firmaría con el seudónimo de Flavio Giácomo Conzi. También, se decía que en dicho libro se presentaba como especialista en Cristología I y II, Evangelización y Catequesis, Teología Trinitaria y Pastoral, Catequesis Cristológicas y Apostólicas, entre otras especialidades.

Además, aseguraba que revelaría "el secreto más importante de toda la Historia". Según él, Jesús fue instruido durante once años en el monasterio del Mar Muerto para poder cumplir con su misión "y sobrevivir a la crucifixión". El empresario no descartaba que Jesús haya logrado vivir hasta los 99 años. Y decía: "Como cristiano el autor se enorgullece de este sensacional hallazgo, que enaltece aún más la misión evangelizadora de Jesús, quien se fue al cielo a los veintitrés, a los treinta y tres o a los 99 años, ello no cambia la historia después de mil novecientos años" Según el criterio del ex dueño de Dallas, su libro se convertiría "en la única y verdadera Biblia, la más completa escrita en toda la historia".

(Te puede interesar: A lo CFK, Milagro Sala reveló que está escribiendo su libro)

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario