SOCIEDAD | 29-11-2023 06:13

Cambio de formato: Streamers al teatro

Las figuras del rubro que lanzan sus shows en los escenarios top de Buenos Aires y cobran entradas. El clásico Granados vs. Occhiato.

El derrotero de triunfar en radio y en televisión y luego llegar al teatro como héroes a los que se los puede ver en vivo continúa vigente. Hoy, quienes recurren a esa fórmula son las figuras del streaming, quienes recrean sus programas en importantes escenarios ante una multitud que no para de corear sus nombres. En la actualidad, Nicolás Occhiato, Migue Granados, Lucas Rodríguez y Tomás Rebord son los que más explotan esta modalidad de entretenimiento y facturación por venta de entradas. De la virtualidad al aquí y ahora, con más fervor e interacción con sus seguidores.

Este segmento de los programas en vivo desde las plataformas de YouTube y Twitch explotó en plena pandemia, cuando todo había quedado reducido a la trasmisión desde el propio hogar. Uno de los primeros en convertir su habitación en una pantalla al mundo fue Nicolás Occhiato, cuando fundó su canal de YouTube, Luzu TV, el cual hoy tiene más de un millón de suscriptores y programación similar a la de cualquier FM o AM. Entre sus máximas figuras se encuentran Grego Rossello, Diego Leuco y Pachu Peña. Las claves para mantener al público cautivo son un estilo desacartonado que emula la típica reunión de amigos, y la ventaja de que se trata de programas que quedan grabados y pueden verse y escucharse en cualquier momento.

Pionero. El ex participante de “Combate” también fue uno de los primeros que se animó a saltar a uno de los escenarios principales de Argentina cuando llevó su programa “Nadie dice nada” junto a sus panelistas Nacho Elizalde, Flor Jazmín Peña y Momi Giardina, al Luna Park, en una velada sold out en la que hicieron el formato de siempre, más algunos cuadros artísticos en vivo, frente a miles de fanáticos enardecidos. Esa noche el Luna Park revivió la gloria de sus mejores espectáculos rockeros.

Luzu en el teatro

Si Argentina es un país que se rige por la grieta, River-Boca y Tini-Lali, los streamers no son la excepción. Y si hay un Nico Occhiato exitoso, hay un Migue Granados dispuesto a todo. Tanto es así, que para el relanzamiento de Olga, su canal de Youtube, el hijo de Pablo entrevistó nada menos que a Lionel Messi. Un impacto mediático de nocaut. En su competidora Luzu TV no pudieron más que aceptar la derrota y retransmitirlo en vivo. Y si esa entrevista pareció desmedida, en los últimos días Migue prometió llevar su programa “Soñé que volaba” a la cancha de River. Lo que parecía exclusivo de bandas como Coldplay y U2, en poco tiempo se pondría a disposición de Granados y sus coequipers Gimena Accardi y Lucas Fridman.

Otro de los streamers que tomaron vuelvo propio en el último tiempo es Lucas Rodríguez, más conocido como Luquitas. Surgido del stand up, hoy es una celebridad del streaming argentino, lo que le valió que la radio Vorterix le diera su espacio propio. Sin embargo, Luquitas va por más. Y emulando al prócer de esta metié, el español Ibai Llanos, programó para este fin de año una contienda en el Luna Park, donde diversos referentes del streaming y la música se debatirán a duelo pugilístico. El evento surgido de una charla de su programa comenzó a tomar identidad y este 21 de diciembre se concretará en el emblemático ring de boxeo que supo ver las guapeadas de Nicolino Locche y Carlos Monzón. Las entradas, ya agotadas, oscilaban entre los 7.500 y 35.000 pesos. Negocio redondo.

Militancia streamer. Tal vez el camino más genuino de los mencionados sea el de Tomás Rebord, joven abogado, periodista y peronista, que tomó trascendencia en YouTube por sus análisis políticos que tenían claros objetivos de crítica: el nuevo mileísmo y el ya clásico macrismo. Claro, su capacidad de repensar la actualidad hizo que muchos políticos como Máximo Kirchner, Cristian Ritondo y Juan Grabois aceptaran ser sus entrevistados. Con miles de seguidores en sus redes sociales, el contexto político lo obligó a llevar su arte a un escenario mayor donde la gente pudiera participar en persona. Así, su show llega al Gran Rex este 4 de diciembre.

Algunos dirán que es una vía más directa de comunicación, otros que es una manera más concreta de generar ingresos. Lo cierto es que el streaming se muda a los escenarios más importantes de Buenos Aires y el público lo celebra aplaudiendo de pie y agotando localidades.

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariano Casas Di Nardo

Mariano Casas Di Nardo

Comentarios