Martes 17 de mayo, 2022

SOCIEDAD | 03-05-2020 00:23

Salud y glamour: lo que no se sabe de los tapabocas vip

Más costosos, tienen diseños sofisticados y cubren mejor el rostro. Todas las diferencias.

La obligatoriedad del uso de tapabocas diversificó la oferta de productos en el mercado de barbijos no quirúrgicos. En pocos días, marcas que se dedicaban a la industria textil empezaron a vender estos artículos como un accesorio más, con distintos estampados y diseños.

Rápidamente surgió el contraste entre líneas económicas y premium de tapabocas, y algunos fabricantes apostaron a la protección como un valor agregado. De ese modo, salieron al mercado con productos que, aseguran, ofrecen un resguardo mayor al de otros, con telas y mecanismos sofisticados. Consecuencia: los precios son mucho más elevados.

La primera gran diferenciación entre dispositivos para cubrir boca, nariz y mentón estriba en si son descartables o reutilizables. Y, dentro del segmento de estos últimos, las y los usuarios pueden hallar diferentes telas y tipos de agarre.

Tapabocas: La prenda del año

Gustavo Giusiano, presidente de la Asociación Argentina de Microbiología, explica a NOTICIAS que “no hay barbijos premium. En lo que a barbijos para la comunidad se refiere no hay requisitos técnicos y/o de salud, y es por eso que se los llama tapabocas. Puede ser que las telas sean de mayor calidad, que las máscaras tengan una mejor confección y que entonces se ajusten y agarren mejor a la cara. Pero nada de esto tiene consecuencias en cuanto al nivel de protección que ofrecen”.

Alta gama. Sin embargo, hay artículos que prometen a sus usuarios brindar una protección “total” y “avanzada”. Las empresas CHE3D y Briefing360, por ejemplo, se unieron para crear una máscara que cubre toda la cara, desde encima de la frente hasta debajo del mentón, y explican que posee un diseño especial que contiene las microgotas generadas al hablar, impidiendo que penetren por los laterales de la cara. 

Tapabocas: La prenda del año

Desde “Goat”, una empresa textil que desde diciembre fabrica barbijos, ofrecen una versión premium y otra común. La primera está hecha con tela SMS de tres capas, que actúa como una barrera para microorganismos; la segunda es de algodón. Mientras que la premium viene con un filtro, la de algodón no lo tiene, razón por la cual los usuarios debe colocar una servilleta cada vez que la usan. “Recomendamos la premium porque garantiza usar el filtro correcto. Con el puesto en casa se corre el riesgo de que deje pasar microbios o de que no esté bien colocado”, explican desde la empresa, que está por lanzar su producto Stoper, hechos con tres capas, una de las cuales es a la vez de tipo SMS.

“Más que un accesorio, el barbijo es y será la puerta de entrada a muchas marcas que ahora más que nunca tienen que empatizar con el público -opina Marina Damil, comunicadora y especialista en márketing-. Esa es la manera preponderante de posicionarse en esta coyuntura”.

Tapabocas: La prenda del año

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios