Lunes 26 de octubre, 2020

SOCIEDAD | 14-08-2020 10:51

VIDEO: "Quería colaborar y apareció la opción de probarme la vacuna"

El lunes empezaron los ensayos de Pfizer y BioNtech en el Hospital Militar Central. Los testimonios de un voluntario y del director del centro de salud.

Argentina está muy activa en el proceso de desarrollo mundial de vacunas contra el coronavirus y el canal de TV pública alemana Deutsche Welle (DW) lo destacó en un informe emitido ayer. Esta semana comenzaron aquí las pruebas de la que están investigando el laboratorio alemán BioNtech y el norteamericano Pfizer. Y el presidente Alberto Fernández anunció que el británico Astra Zeneca y la Universidad de Oxford fabricarán también aquí la suya el año próximo. 

Ezequiel Boetti es un periodista y crítico de cine de Buenos Aires. Tiene 33 años y es uno de los 25.000 argentinos que se han inscripto para los ensayos de una de las vacunas que el mundo está desarrollándose contra el coronavirus. De esos 25.000, Boetti y otros 5.000 candidatos fueron seleccionados por su buena salud para comenzar las pruebas el pasado lunes. DW lo entrevistó: "Desde el principio de esta pandemia estaba pensando de qué manera podía colaborar desde mi lugar. Dado que no soy médico ni infectólogo, no tenía demasiadas herramientas hasta que apareció esta posibilidad de sumarme como voluntario a las pruebas de la vacuna". Apenas se enteró en julio pasado que el laboratorio alemán BioNtech y el norteamericano Pfizer iban a probar la vacuna en Argentina a través de la fundación local Infant, Ezequiel no lo dudó: "No siento miedo en lo más mínimo. Uno ve quiénes están detrás del proyecto".

Ezequiel deberá inocularse dos veces. La primera será este viernes, en el Hospital Militar Central de Buenos Aires, donde se concentran los experimentos de la vacuna en Argentina. El hospital tiene una larga trayectoria en la investigación y está realizando más de 40 ensayos clínicos, incluido uno sobre plasma de pacientes recuperados del Covid-19. Unos 500 profesionales de la salud, entre médicos, bioquímicos, enfermeros y administrativos, ha empezado a recibir a los que prueban la vacuna. "Se les explica en qué consisten las pruebas, se les hace firmar un consentimiento y, una vez que lo han leído y se los han explicado, también se les hacen algunos tests médicos para ver que la persona esté en condiciones, que sea sana, y eventualmente se los inocula", contó Sergio Maldonado, director general del Hospital Militar Central, a DW.

En el comité de epidemiólogos e infectólogos que asesoran al Gobierno de Alberto Fernández están entusiasmados con los ensayos. "Muchos países están aventurándose o queriendo incorporarse rápidamente a la carrera de las vacunas como una forma también de poder ir, de alguna manera, reservando su lugar al momento de empezar a producirlas y al momento de empezar a distribuirlas a toda su población", declaró a DW Omar Sued, infectólogo del comité asesor, donde dudan de la vacuna rusa. En cambio, el presidente Fernández anunció este miércoles que el laboratorio británico Astra Zeneca fabricará en Argentina en la primera mitad de 2021 la vacuna que está elaborando con la Universidad de Oxford.

También te puede interesar

por R. N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios