Monday 20 de May, 2024

MUNDO | 19-04-2024 08:52

Cómo fue la respuesta israelí a los misiles y drones de Irán

El ataque directo de Irán a Israel corrió el velo de la guerra en las sombras entre ambos rivales. Un conflicto con final abierto.

El ejército israelí ha llevado a cabo ataques con misiles contra Irán. Y hay informes de explosiones en Irak y Siria. Los ataques son la respuesta que Israel prometió llevar a cabo después del ataque iraní del fin de semana pasado, cuando Teherán disparó cientos de drones y misiles contra Israel. El 99% del fuego aéreo de Irán fue interceptado y causaron pocos daños, lo que había sido calificado por EE.UU. como un triunfo, instando al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a no responder y escalar el conflicto.

El alcance de los ataques de Israel y las armas utilizadas no estaban claros. La agencia estatal de noticias iraní, IRNA, difundió las palabras del general de brigada Mihan Dost, quien afirmó: "los fuertes sonidos escuchados al este de la ciudad eran el sonido de las defensas aéreas interceptando un objetivo sospechoso" y marcó que no se produjeron daños.

Medios israelíes aseguran que Irán no tiene ningún plan de represalias inmediatas, y que funcionarios en Jerusalén indicaron que el ataque con drones contra una ciudad al sur de Teherán tenía como objetivo enviar una señal en lugar de causar daños. Israel tampoco publicitó estar detrás del ataque en Isfahán, a pesar de los comentarios de algunos políticos israelíes que prácticamente aceptaban su responsabilidad.

Irán e Israel

Junto con una respuesta moderada de los medios de comunicación oficiales iraníes, los comentarios del alto funcionario indicaron que Teherán puede no estar interesado en arriesgarse a una guerra para cumplir las amenazas de que atacaría a Israel en caso de que tomara represalias por un ataque con misiles y drones el fin de semana, y que estaba buscando una manera para evitar verse obligados a cumplir promesas bélicas. "No hemos recibido ningún ataque externo y la discusión se inclina más hacia la infiltración que hacia el ataque", dijeron, y gregaron que Irán no tiene ningún plan para contraatacar inmediatamente por el ataque.

Disparada

Irán lanzó docenas de aviones no tripulados y misiles hacia Israel el sábado 14, un ataque que se desencadenó tras el asesinato del máximo general iraní, Mohammad Reza Zahedim quien murió el 1 de abril en un edificio diplomático de Damasco, la capital de Siria.
Tras días de tensión aguda en la región y advertencias de Estados Unidos sobre la posibilidad del estallido de un conflicto más amplio, el almirante Daniel Hagari, portavoz militar israelí, confirmaba que Irán emprendía el primer ataque directo contra el Estado judío, un acontecimiento que coloca a los dos países al borde de un conflicto total después de más de una década de guerra en las sombras, y seis meses después de las batallas de Israel en Gaza tras el ataque de Hamas en octubre.

Irán e Israel

Pero la “Operación Promesa Verdadera” fue un fracaso planificado. Israel interceptó el 99 por ciento de los drones y misiles, y el propio Joe Biden, quien se recluyó en Washington “para consultar con su equipo de seguridad nacional sobre los acontecimientos en el Oriente Medio", instó el Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, a darse por vencedor y no escalar el conflicto. 

Escenario

El mundo árabe esperaba la respuesta iraní al desafío israelí. Pero tras el ataque, muchos de los vecinos árabes se alinearon con Israel. Jordania dijo que estaba dispuesta a derribar cualquier avión o dron iraní que violara su espacio aéreo; el Líbano hizo lo mismo; y Egipto pidió la “máxima moderación” para evitar más guerras e inestabilidad en Oriente Medio. En Israel, el rugido de los aviones de la fuerza aérea se pudo escuchar sobrevolando durante toda la semana, y el sofisticado sistema de defensa aérea "Cúpula de Hierro" fue capaz de interceptar los drones enemigos. 

Irán e Israel

Ahora la pelota la tiene Netahyahu. Si escucha a Estados Unidos y se contiene, se evitará, al menos momentáneamente, una guerra. Si desoye y procede a atacar seriamente a Irán, las consecuencias podrían ser devastadoras para la región y la economía global. 
Según reportó Financial Times, funcionarios israelíes reconocieron que podrían tolerar un ataque iraní que solo causó daños físicos sobre algunas instalaciones militares. Y hasta sugieren que la respuesta iraní probablemente haya sido coordinada con los Estados Unidos con Omán como intermediaria. 

Los analistas temían que los ataques de Irán pudieran desencadenar una guerra más amplia. Pero como Israel todavía sopesa su respuesta, las consecuencias militares y diplomáticas del ataque aún no se han determinado.  En términos militares, los ataques iraníes indicaron su voluntad de confrontar a Israel directamente en lugar de hacerlo mediante el uso de representantes regionales como Hezbollah en el Líbano, cambiando así las suposiciones de Israel sobre el umbral de riesgo de Irán.

Sin caretas

La enorme andanada de armas iraníes disparadas contra Israel convirtió la larga guerra en la sombra entre los países en una confrontación directa, generando temores de que el viejo paradigma de los países de intercambiar golpes cuidadosamente medidos hubiera sido reemplazado por algo más abierto, violento y arriesgado. Pero el gobierno de Netanyahu, en lugar de preparar al público para un enfrentamiento con su némesis, marcó un regreso a una relativa normalidad, levantando las restricciones a las grandes reuniones y permitiendo la reapertura de las escuelas. 

Irán e Israel

Algunos políticos israelíes de derecha, consternados por la falta de una respuesta inmediata, se quejaron públicamente. Pero funcionarios más centristas argumentan que Israel debería esperar el momento oportuno antes de responder, y capitalizar el apoyo que ha recibido de aliados y actores regionales. En términos diplomáticos, los ataques de Irán y la firme defensa de los mismos por parte de Israel, en coordinación con socios occidentales y árabes, han ayudado a desviar la atención internacional de la guerra en Gaza, donde la cifra de muertos reportada es de 33.000, provocando acusaciones de genocidio.

Contenido

Cualquier respuesta israelí contundente iba a ser leída como un desafío al presidente Biden, quien ha presionado a Israel para que reduzca la tensión, y cuyo apoyo militar Israel necesitaría en caso de una confrontación importante. El Primer Ministro ya ha recibido críticas del presidente estadounidense por prolongar la guerra en Gaza, e Israel debe sopesar los riesgos tanto humanos como financieros de librar dos guerras al mismo tiempo.

Funcionarios israelíes creen que podría haber lugar para la diplomacia. Y también es posible que Israel e Irán simplemente regresen a las normas bien establecidas de su guerra en las sombras. “Es demasiado pronto para saberlo”, dijo Dana Stroul, quien hasta hace poco era un alto funcionario del Pentágono responsable de Medio Oriente.

“Desde la perspectiva de la seguridad israelí, es difícil ver cómo pueden dejarlo así”, dijo Stroul. "La pregunta es: ¿Cómo cómo se puede enviar una línea y una señal clara a Irán evitando al mismo tiempo la una Guerra Mundial en el Medio Oriente?". El ataque acotado de hoy es justamente eso. La trayectoria de los próximos días sigue siendo opaca, pero los acontecimientos posteriores al ataque dieron un respiro en un conflicto que amenaza con inflamarse y asusta al mundo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios