MUNDO | 03-06-2020 16:47

Efecto contrario: el #blacklivesmatter enciende una ola de comentarios racistas

El uso de hasgtags políticos en noticias y redes sociales alienta una discusión más radicalizada y extrema, según la Universidad de California.

Una investigación realizada por la Universidad de California en Irving (Estados Unidos) sobre una base de 1.979 personas, analizó las publicaciones de Facebook y Twitter con y sin hashtags de medios reconocidos como The New York Times y Washington Post. El estudio le pidió después a ese público que las comentara. El resultado fue que los usuarios les dan menos importancia a las noticias que tienen hashtags, las consideren más sesgadas, y que al comentarlas, la discusión se radicalice y se utilice un lenguaje más extremo.

Es un fenómeno que alcanza a casos como #MeToo, que denuncia las agresiones y el acoso sexual a mujeres, y también al #BlackLivesMatter, contra la violencia hacia las personas negras, que fue tendencia en redes durante la última semana tras el asesinato de George Floyd.

Los hashtags o etiquetas son un recurso que los medios en redes sociales utilizan para incrementar la lectura de sus publicaciones o incluso para contextualizarlas. Pero la investigación de la Universidad de California en Irving descubrió que los hashtags políticos usados en las publicaciones de medios de comunicación "no son una buena forma de involucrar a los lectores", ya que estos percibían las noticias como menos importantes.

Además, los lectores de ideología conservadora (y una parte también de los moderados), percibían las noticias como políticamente más sesgadas cuando incluían etiquetas. Las personas que se definían como liberales también reaccionaban negativamente a estos elementos, y solo las personas que se definían como "liberales extremos" no percibían sesgos.

En el caso particular de los moderados, los usuarios que comentaron sobre las noticias con etiquetas políticos utilizaron, en general, un lenguaje "emocionalmente más extremo" y agresivo en sus comentarios que lo que hubiesen utilizado en otro clima político. El estudio recoge que las publicaciones sin hashtags, por el contrario, tuvieron una participación más activa, en la que las personas debatían sin rencor sobre las ideas y valores que el propio hashtag refería.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios