Monday 27 de May, 2024

MUNDO | 07-09-2023 16:32

El exitoso programa indio que hizo volver al hombre a la Luna

La misión Chandrayaan-3 llegó esta semana a la Luna, convirtiéndose en el 4to país en lograrlo y el primero en aterrizar en la región sur de esta, zona casi sin exploración humana.

Chandrayaan-3, que significa vehículo lunar en sánscrito, es la tercera misión de la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés). El objetivo de dicho programa era el de poder llegar a la Luna a través de una nave, la cual no posee pasajeros y es monitoreada desde la Tierra. 

El proyecto incluyó, antes de esta tercera versión, dos sondas que fueron enviadas con resultados muy diferentes. En primera instancia, la primera de estas misiones (Chandrayaan-1) tuvo resultados muy positivos, cumpliendo con casi el 100% de los objetivos planeados. Dichas metas estaban principalmente en la obtención de datos e información de la órbita lunar, de la cual fue parte durante 312 días, menos de lo esperado, pero un error y una pérdida en el control de la sonda hizo que esta terminara en el agua de nuestro planeta. A diferencia de los dos siguientes, la primera edición de este programa contó con el apoyo y la ayuda tanto intelectual como económica de la NASA y la Agencia Espacial Europea. A pesar de lo bueno, el segundo no correría con la misma suerte del primero. 

En primera instancia, el Chandrayaan-2 iba a ser lanzado en 2018, pero fue aplazado un año y medio después, en junio de 2019. A diferencia del anterior, tanto el financiamiento como todas las partes de la sonda, fueron hechas por la India. El objetivo era el mismo que el sucesor, llegar al polo sur de la Luna, pero algo salió mal. El 7 de septiembre (en la India, en Argentina y el occidente fue el 6), el alunizador llamado Vikram, tenía planeado hacer contacto con la Luna para luego descender y establecerse, pero mientras iba aproximándose, la ISRO perdió el control total del vehículo. 4 meses después, la NASA hará públicas unas fotos y confirma que el Chandrayaan-2 se había estrellado cerca de la zona prevista de su llegada. El proyecto había fracasado y estuvo por cerrarse, pero la tercera siempre es la vencida.

El que la sigue, la consigue. 

La ISRO había dejado una imagen peor a la que con la que había arrancado el programa, y tuvo que solicitar fondos para poder costear la expedición, la cual costó un total de 74,6 millones de dólares, algo que puede parecer una suma estratosférica, pero poco comparado con otras expediciones como MAVEN de la NASA hacia Marte de 671 millones de dólares. 

Incluso las propias películas basadas en exploraciones, como Interstellar, tuvieron presupuestos aún mayores. A diferencia del anterior que había fracasado, el Chandrayaan-3 no posee un orbitador, siendo uno de las metas a alcanzar el aterrizaje perfecto en la Luna, además de tener un motor menos a diferencia de su predecesor (4, 5 poseía en Chandrayaan-2). Sin entrar en más detalles técnicos, el 14 de julio del 2023 fue lanzada la tercera misión y completó la fase uno de manera exitosa, pronosticando un buen futuro. Un mes y 9 días después, el 23 de agosto, el alunizaje fue exitoso, convirtiendo a la India en el 4to país en lograrlo, y el primero en hacerlo en el polo sur, un hecho histórico.

El polo sur de la Luna guarda muchos secretos y curiosidades, debido a los complicaciones a la hora de explorarlo. Es por eso que este programa ha cobrado tanto renombre y reconocimiento, porque puede ser el puntapié inicial para muchos más con dicho objetivo. La zona sur del único satélite natural de la tierra, oculta un incógnita que los científicos buscan confirmar, debido a que podría cambiar las expediciones espaciales: muchos especialistas alegan que en esta parte hay grandes reservas de agua congelada, debido a que nunca tiene contacto con el Sol. La existencia de agua puede ser de vital ayuda para el futuro humano, que muchos creen que podría estar lejos de nuestro planeta. Además de todo esto, el polo sur lunar es mayor al del norte en superficie, teniendo grandes cráteres que dentro podría haber no solo agua, sino restos fósiles de especies muy antiguas.

No conformes con todo lo hecho y logrado, la India aún va por más. En los últimos días, más precisamente el sábado 2 de septiembre, la ISRO  lanzó la sonda Aditya-1, que tiene como objetivo aproximarse, y estudiar las capas externas del sol. Dicha sonda fue creada en 2018 con un presupuesto de 55 millones de dólares, con el objetivo de analizar dichas capas en un lapso de 5 años terrestres. Obviamente, esta sonda no tiene tripulantes, ya que el calor en cercanía con el sol podría producir la muerte en instantes, es por eso que dentro hay 7 cargas útiles científicas, que estudian tanto, la aceleración y los campos magnéticos  del viento solar, el calentamiento coronal, la magnetometría coronal, entre varias metas más. Una de dichas metas es averiguar la temperatura de la atmósfera superior a los 1 millón (1.000.273 k) de grados celsius, una incógnita que todavía no ha sido resuelta.

Aditya 1
Imagen ilustrativa del Aditya-1. Foto Times of India

La India en el último año ha dado de qué hablar. A mitad de junio superó a China y se convirtió en el país más poblado del mundo, ha lanzado 2 expediciones que por ahora han sido un éxito rotundo y su economía crece cada día. Un país que ni siquiera sabemos cómo se llamará en el futuro (hay intenciones de cambiar el nombre a Bharat), hoy es portada en todos los diarios.

Es el cuarto país de 195 en salir de la tierra e ir más allá, hoy en India, aún con sus inmensas problemáticas por resolver, pueden estar orgulloso de lo conseguido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Dante Gabriel Bogani Sandez

Dante Gabriel Bogani Sandez

Comentarios