Domingo 2 de octubre, 2022

MUNDO | 17-08-2022 10:15

La interna islámica y el rol de Guardia Revolucionaria de Irán

Mientras Israel y la Yihad Islámica intercambiaban disparos, Hamas y la Autoridad Palestina mantuvieron silencio. El rol de Irán.

Un alto al fuego entre Israel y los militantes de la Yihad Islámica en Gaza, trajo calma tras las tensiones entre ambos el lunes, poniendo fin a un conflicto de tres días que mató a 44 palestinos y mostró la precisión del sistema de defensa antimisiles de Israel, respaldado por Estados Unidos, conocido como Domo de Hierro, que mantuvo el recuento de bajas israelíes en cero.

“Estados Unidos está orgulloso de nuestro apoyo al Domo de Hierro de Israel, que interceptó cientos de cohetes y salvó innumerables vidas”, marcó el presidente Joe Biden en un comunicado el domingo pasado. El presidente estadounidense dio también la bienvenida al alto al fuego negociado por Egipto y Qatar, y elogió al primer ministro israelí, Yair Lapid, por su “liderazgo constante del gobierno durante la crisis”.

Conflicto

Aunque ambas partes reclamaron la victoria, el alto al fuego no promete una solución de largo plazo para el enfrentamiento entre la Franja de Gaza e Israel, uno que ha revivido con fuerza en la última década y media. Porque las razones para el cese de hostilidades son humanitarias.

Los más de 2 millones de personas que viven en Gaza sufrían cortes de luz que amenazaron con cerrar hospitales mientras el personal médico continuaba tratando a más de 350 personas heridas en los combates. Esto luego de que las protestas callejeras colmaran las calles de Gaza el viernes pasado por la tarde, cuando los ataques aéreos sorpresivos destrozaron lo que había sido un día de oraciones. 

Los bombardeos israelíes coinciden con el asesinado por parte de los estadounidenses de Aymán al Zawahiri, cerebro de los ataques del 11 de septiembre. Y son una embestida en paralelo contra la Yihad Islámica. Pero entre las víctimas se cuenta a una decena de niños, como Alaa Qaddoum, de 5 años. Y aunque el ejército israelí cuestione el relato de Gaza, diciendo que la mayoría de los civiles asesinados durante el fin de semana fueron alcanzados por cohetes de la Yihad que fallaron, las víctimas son incuestionables. 

Tensión en Medio Oriente.

Mediación

Egipto medió para el acuerdo que puso fin a tres días de violencia entre Israel y la Yihad, y que dejó 44 muertos en la Franja de Gaza, incluidos dos militantes de alto rango y 15 niños, y envió a miles de judíos a refugios para evitar los casi 1.000 cohetes lanzados contra Israel.

“Anunciamos el inicio de un alto el fuego a partir de las 23:30 horas. Y damos la bienvenida a los esfuerzos de Egipto”, dijo la Yihad Islámica en un comunicado enviado a los periodistas. Sin embargo, el grupo sostuvo que mantenía el “derecho a responder a cualquier agresión israelí”.

En Israel, el titular de la Dirección Nacional de Diplomacia Pública emitió un comunicado en el que confirmó la tregua. “El estado de Israel agradece a Egipto por sus esfuerzos”, ratificó Israel, que también manifestó que se reservaba el derecho de “responder enérgicamente” a cualquier violación.

“Estamos muy cerca de nuestros objetivos, y esa es una buena razón para que detengamos la operación”, marcó Meir Elran, ex subcomandante de la inteligencia militar israelí, en una llamada con el Jerusalem Press el domingo, antes de que la tregua fuera oficial. "Es mi interpretación que es hora de que regresemos a casa", concluyó. 

Tensión en Medio Oriente.

Balance

Los militares israelíes se jactaron de haber logrado sus objetivos tácticos, que incluían el asesinato de dos de los principales comandantes militares de la Yihad Islámica, así como ataques aéreos en más de 140 túneles, instalaciones de almacenamiento de armas y cohetes. 

Y la operación también terminó con al menos a otros 10 miembros de la Yihad Islámica, así como tres miembros de otras organizaciones militantes con base en Gaza. “Pero el mayor éxito fue una victoria estratégica: hicimos lo que queríamos y terminamos cuando quisimos”, celebró Miri Eisin, ex oficial de inteligencia del ejército israelí. 

La situación estalló por primera vez el martes 2 de agosto, cuando las fuerzas israelíes arrestaron a un líder de alto nivel de la Yihad Islámica Palestina en Cisjordania. El mismo día, el ejército israelí restringió el movimiento en el sur de Israel, manteniendo a las comunidades en un confinamiento como medida de seguridad.

Un operativo militar que apuntala al primer ministro Yair Lapid, quien ha sido jefe de gobierno durante poco más de dos meses, y enfrenta una presión cada vez mayor para tomar medidas contra la Yihad Islámica de cara a las elecciones del 1 de noviembre (quinta votación israelí en dos años). 

Tensión en Medio Oriente.

Interna

El conflicto del fin de semana pasado desnuda además las negociaciones de Israel con Hamas: el grupo islamista que controla la Franja de Gaza, estuvo notablemente ausente de las hostilidades, luego de que en mayo su cruce con Israel, que duró 11 días, terminara con un saldo de 200 muertos

Y si bien Hamas y la Yihad Islámica aparecen como aliados, la primera estaría buscando despegarse de la violencia extrema de la segunda, al igual que la Autoridad Palestina, que gobierna partes de Cisjordania.

Ambos movimientos se alejarían a su vez de Irán, mientras que Ziad Nakhaleh, líder de la Yihad, seguía desde Teherán el conflicto con Israel: el sábado se reunió con Ismail Qaani, jefe del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (el mismo al que se vincula al piloto del avión venezolano retenido en Ezeiza), quien advirtió que Israel pagará “un alto precio” por sus ataques a Gaza.

La Yihad Islámica es más fuerte hoy”, marcó Nakhaleh por su parte en una conferencia de prensa en Teherán el domingo por la noche, justo antes del inicio del alto el fuego.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios