Lunes 26 de octubre, 2020

MUNDO | 03-09-2020 11:54

Por el Covid el personal hospitalario alcanza los 7000 fallecidos en el mundo

México, Brasil y Estados Unidos entre los países más afectados. Perú, Sudáfrica e India en alerta por el alto nivel de contagio.

Amnistía Internacional (AI) presentó un informe en el que alerta sobre la cantidad de médicos, enfermeros y personal de limpieza de hospitales, que ha perdido la vida en el combate del Coronavirus: más de 7.000 profesionales sanitarios han fallecido a causa de la pandemia de COVID-19.

 

El país con un mayor número es México, con 1.320 muertos, seguido de Estados Unidos con 1.077 y Brasil con 634, donde las tasas de infección y muerte han sido altas durante toda la pandemia. Por detrás, AI se permite poner el foco en la situación sanitaria de Sudáfrica (240) e India (573), donde los contagios se han "disparado" en los últimos meses.

 

"La muerte de más de 7.000 personas mientras trataban de salvar a otras personas es una crisis de proporciones enormes. Cada profesional sanitario tiene derecho a unas condiciones de trabajo seguras y es un escándalo que tantos y tantas estén sacrificando su vida", marcó el director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, Steve Cockburn.

 

En un informe de julio, Amnistía Internacional avisó de que más de 3.000 profesionales sanitarios habían muerto tras contraer la COVID-19, pero la cifra se duplicó y más en menos de un mes, debido al aumento de la tasa de contagios en Sudamérica, África e India.

 

En América Latina, el número de infecciones de COVID-19 ha superado recientemente los siete millones. Y detrás de México y Brasil, aparece Perú (183 sanitaristas muertos) como el más afectado en su personal médico.

 

En México, la Secretaría de Salud confirmó 97.632 casos de Covid-19 entre el personal sanitario. Y el personal de limpieza de los hospitales es especialmente vulnerable a la infección. "Muchos limpiadores y limpiadoras de centros sanitarios de México están subcontratados, lo que significa que tienen menos protección", explicó la organización.

 

Por el lado de la Associação Brasileira de Saúde Coletiva (ABRASCO), el personal sanitario ha denunciado la falta de EPI, y de protocolos claros para tratar las infecciones. Además, la inexistencia de apoyo en salud mental, una protección social mínima para sus familias y contratos precarios para las personas contratadas de urgencia.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios