Viernes 22 de enero, 2021

LIBROS | 27-11-2020 15:28

Ejercicios de memoria

**** “Ejercicios de memoria”, de Andrea Camilleri. Salamandra, 202 págs. E-mail: $ 399.

Fuera de Italia (donde nació en Sicilia, en 1925), Camilleri fue conocido sobre todo a partir de 1994, cuando publicó “La forma del agua”, primer libro de la serie policial protagonizada por el comisario Montalbano (homenaje a su amigo Vásquez Montalbán). Llegó a escribir cerca de cuarenta títulos. Pero en los casi setenta años anteriores, escribió y dirigió teatro, dio clases, redactó numerosos guiones de cine y TV. De temperamento inquieto e inquisitivo, su actividad estuvo entretejida con gran parte de la cultura de su país.

Unos años antes de morir a los noventa y tres años, comenzó a quedarse ciego. En ese período, varios amigos y editores interesados en su trayectoria le propusieron unas memorias. Sólo pudieron convencerlo cuando agregaron una serie de dibujos a color de algunos de los mejores ilustradores y dibujantes italianos. El resultado, dictado a una colaboradora (como la muy reciente novela policial “Km. 123”), son los 23 textos de este libro.

Camilleri se da el gusto de ir y venir por nueve décadas de vida, en algunos casos para una breve viñeta significativa. En la mayoría de los casos está el valor agregado del período: varios tienen que ver con la Segunda Guerra Mundial, o con el modo en que el fascismo tiñó la vida entera de Italia. También están los famosos. El texto de apertura, “Las cenizas de Pirandello”, narra los rebotes y los modos en que él estuvo relacionado con la urna que guardaba los restos del gran escritor, que se movieron sin cesar durante muchos años, antes de descansar en paz.

Otro, titulado “Con Antonioni” cuenta que era amigo de Monica Vitti antes de su relación con el gran director. Y que el vínculo se tradujo en el proyecto de una comedia hecha con un guión de Camilleri. Nunca se concretó, porque Antonioni no terminaba de definir su lugar (o dirigirlo, o permitir el libre juego de una imaginación ajena).

Muchos otros, tal vez los que le brindan el sabor personal e intransferible al libro, lo muestran afectuoso o irritado, divertido o intrigado, circulando por años y lugares más íntimos. El conjunto brinda a los fans de Montalbano planos distintos para apreciarlo, o, a quienes han leído libros muy disfrutables fuera de la serie, conocer uno de los más variados.

Excelente la caricatura de tapa de Tullio Pericoli.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Elvio E. Gandolfo

Elvio E. Gandolfo

Crítico de Libros.

Comentarios