SALUD | 13-01-2020 11:47

Sarampión: cómo aplicarse las vacunas para viajeros

Los brotes se extienden por destinos turísticos apreciados por los argentinos. Qué otras dosis incorporar.

En estos momentos, la República Democrática del Congo sufre la epidemia de sarampión más grave del mundo que en los últimos dos años estuvo marcado por el retorno de una enfermedad en muchos países controlada. De acuerdo con datos de la organización Médicos sin Fronteras, la enfermedad afectó a 26 provincias del país, con 288.000 personas contagiadas y más de 5.700 fallecidas. El 73% de estos últimos, niños menores de cinco años. Demasiado, para una enfermedad fácilmente prevenible a través de una vacuna. Pero, pese a lo dramática de la situación en el país africano, el problema está lejos de afectarlo solo a él y a naciones en los cuales han estado faltando dosis y llegada de agentes sanitarios para aplicarlas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya le quitó el cartel de “país libre de sarampión” a varios de Europa, como el Reino Unido, y Estados Unidos está cerca de perderlo. En América Latina, Venezuela y Brasil tienen brotes, incluyendo a la Argentina. Por eso, si hay viaje planificado, o si surge uno de improviso, es imprescindible pensar en aplicar vacunas, especialmente si hay niños en el contingente. Y no solo de sarampión se trata, sino también de fiebre amarilla, hepatitis A, difteria, tétanos, poliomielitis, fiebre tifoidea, hepatitis B. Una larga lista a tener en cuenta al momento de preparar valijas, ya sea para trasladarse fuera como dentro del país.

Según la Comisión Europea de Verificación Regional para la Eliminación del Sarampión y de la Rubéola (RVC), y siguiendo datos del año 2018, de los 53 estados miembros de la Región Europea, son 35 los que pueden quedar con el estatus ´libre de sarampión´, es decir, en el que no hay transmisión endémica por al menos 3 años. Solamente hasta mediados del 2019, en Europa se habían duplicado los casos de sarampión.

Más cerca, y como destino regular de viajeros argentinos, en 30 estados de los Estados Unidos se registraron brotes de sarampión, convirtiendo al 2019 en el peor año en más de dos décadas. En la última semana, cinco aeropuertos de ese país emitieron alertas: Chicago, Los Ángeles, Austin, Denver y Richmond. A Colorado, por ejemplo, llegaron tres niños no vacunados y con síntomas de la enfermedad, fiebre, tos seca, resfrío, dolor de garganta, ojos inflamados y exantema (erupción en la piel). 

El Ministerio de Salud de la Nación lanzó un comunicado con indicaciones ampliadas de vacunación. En ese sentido, valgan algunos recordatorios. En el caso de que haya bebés menores de seis meses en la partida, lo mejor es aplazar o reprogramar el viaje, porque en ellos la vacuna triple viral está contraindicada y es el grupo etario de mayor vulnerabilidad.

Si el niño o la niña tienen entre seis y once meses y es indispensable viajar, entonces deben recibir una dosis de vacuna triple viral, al que las autoridades sanitarias denominan como “dosis cero”, puesto que se trata de una dosis adicional y no debe ser tenida en cuenta dentro del esquema de vacunación del calendario obligatorio. Por otro lado, los niños de 13 meses a 4 años tienen que haber sido vacunados al menos con dos dosis de vacuna triple viral. Una es la que corresponde al año de vida y la otra, a la de la Campaña Nacional de Seguimiento 2018: si no la recibieron, deben ser vacunados. 

Los niños mayores de cinco años , los adolescentes y los adultos, deben acreditar dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra el sarampión. Desde el Ministerio de Salud desaconsejan a las embarazadas viajar, en el caso de que no tengan antecedentes comprobables de vacunación, o si los análisis no arrojan datos de la existencia de anticuerpos contra el sarampión. 

Pero también hay otras enfermedades a tener en cuenta. En el Brasil hay varias áreas que tienen actualmente fiebre amarilla, de manera que la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla es fundamental y se aplica diez días antes del viaje. En este caso, también hay que tener en cuenta que hay brote de sarampión y circulación del virus Zika (dato para personas cursando un embarazo).

Además del sarampión que, como ya dijimos, está presente en casi todo el mundo, hay por ejemplo presencia de fiebre tifoidea y hepatitis A en México, dependiendo de la zona, y aún para viajar a Chile los expertos aconsejan tener al día todas las vacunas del calendario nacional de vacunación. 

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Docente.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario