domingo, enero 19, 2020

NOTICIAS URUGUAY | 09-07-2019 13:30

Una cita obligatoria

Las vacaciones de julio nunca fueron tan espectaculares. El majestuoso Cirque du Soleil llega al Antel Arena para dejarnos boquiabiertos nuevamente.

Del 4 al 14 de julio Uruguay podrá disfrutar de “OVO”, la prestigiosa y espectacular producción original del Cirque Du Soleil, compañía conocida por sus impresionantes propuestas que combinan acrobacia, música en vivo y danza aérea para deslumbrar a distintas audiencias en todo el mundo. Es la tercera vez que la megacompañía canadiense visita nuestro país. En 2016 presentó “Kooza” en el predio que hoy ocupa el centro de espectáculos Landia y en 2017 lo hizo en el faro de Punta Carretas con el espectáculo “Amaluna”.

“OVO” se estrenó en el año 2009 en una gira bajo lona durante 6 años. Siete años después fue adaptado para presentarse no sólo en carpas, sino en los estadios y arenas más importantes del mundo.

El enorme despliegue que se necesita para cada show denota la inmensidad de esta compañía, que no sólo sorprende en el escenario sino que también lo hace detrás del telón. Este espectáculo demanda que 100 personas de 25 nacionalidades diferentes viajen por el mundo constantemente. La mitad son artistas, el resto se divide entre técnicos, empleados, fisioterapeutas, un director artístico, vestuaristas, “stage managers”, “coachs” y una traductora.

Montar y trasladar un espectáculo como “OVO” requiere dos días enteros de armado escenográfico, lumínico y acústico. Además de los 25 técnicos que viajan como parte de la compañía, el circo debe contratar entre 60 y 80 personas locales que los ayuden a dejar todo listo para el show. Trasladan 25 contenedores con la escenografía, 1.000 piezas de vestuario, luces, consolas, instrumentos, lavarropas, aparatos de gimnasia y, por supuesto, valijas con ropa y elementos personales.

Creado y dirigido por la brasileña Deborah Colker, el espectáculo invita a que grandes y chicos puedan sumergirse en un universo de insectos que trabajan, juegan, pelean y buscan el amor en una dinámica regida por la energía, el movimiento y la destreza.

En “OVO”, las pulgas son acróbatas, las hormigas son bailarinas y los grillos escalan una pared que está colocada específicamente para esa actividad.

Un reino de biodiversidad, hermosura y momentos de tranquila emoción, en el que los insectos quedarán anonadados y perplejos con la aparición de un huevo misterioso que representa lo enigmática y cíclica que es su vida.

Con un mensaje de tolerancia y respeto, deslumbrantes acrobacias, alegría y humor, “OVO” se consagró como un espectáculo clásico del circo y como una aventura tan conmovedora como impactante para disfrutar en familia.

por Daniel Castro Veiga

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario