Friday 24 de May, 2024

OPINIóN | 14-05-2023 00:13

Qué hacer con Javier Milei

Hay que politizar el debate con el libertario. Demostrar que sus propuestas económicas son irresponsables y que sus aliados internacionales son violentos y antidemocráticos.

No hay chances de subir a Javier Milei al ring porque está arriba hace rato. Y ha metido golpes muy fuertes. ¿Cómo se infla a un candidato por el que hoy se inclinan una de cinco personas? Desde 2010 hasta aquí, fuera del peronismo y de Macri, sólo Sergio Massa llegó a ese porcentaje en el año 2015. Nadie más.

En Europa, Estados Unidos y América Latina se expanden fuerzas políticas antidemocráticas. Una extensa bibliografía ha estudiado el fenómeno de Trump, Bolsonaro y Vox, entre otros. Todos sectores con los que se reúne Milei. Están en contra de las mujeres, son racistas, clasistas, homofóbicos y antidemocráticos. Cuando ganan quieren concentrar el poder. Cuando pierden dicen que hubo fraude y alientan a sus seguidores a ocupar por la fuerza las instituciones de la República. Gritan públicamente contra “el zurderío” como hizo el líder de Vox en España con los aplausos de Milei.

Como Milei se abraza con José Antonio Kast, defensor en Chile de Pinochet, es obvio que no habla de la libertad de expresión, sino de la libertad del Poder. Aseguró en un encuentro con estas fuerzas antidemocráticas en Brasil: “Hay que entender que el socialismo no es un adversario honesto, sino que es el enemigo. No comprender eso implica tomar posiciones tibias que conducen a mayores dosis de socialismo hasta llevarte a la dictadura propia de la izquierda”.

Un referente autoritario, que trabajó para genocidas como Bussi, es quien está canalizando la enorme desilusión política de un sector de argentinos. Milei tratará de dolarizar el voto bronca. En su libro “Cómo mueren las democracias”, Levitsky y Ziblatt demuestran que cuando este tipo de líderes llegan al poder no es porque los votantes desearan un desenlace de ese tipo. En cambio, los líderes democráticos tienen una enorme responsabilidad, especialmente en este punto crítico: o coquetean con estos candidatos o los aíslan y denuncian de manera categórica. El coqueteo estuvo presente en los peores deselances, demuestran. Alarmante si se observa el panorama.

“La abdicación de la responsabilidad política por parte de líderes establecidos suele señalar el primer paso hacia la autocracia de un país”, explican Levitsky y Ziblatt.

Hay que politizar el debate con Milei. Demostrar que sus propuestas económicas son irresponsables y que sus aliados internacionales son violentos y antidemocráticos.

 

*Por Alejandro Grimson, antropólogo social y escritor. Autor de "¿Qué es el peronismo?".

por Alejandro Grimson*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios