Saturday 18 de May, 2024

OPINIóN | 15-03-2024 14:39

Volver a apostar

Con pata local, se produce al regreso de marcas internacionales que habían dejado el país. El giro productico y optimista en el interior.

Todo empezó en 1958 cuando Jean Bousquet, después de convertirse oficialmente en costurero, se mudó a París para lanzar un pequeño negocio de confección de pantalones para mujer. Unos años después nombró a su sociedad con el nombre del pájaro de Camargue: Jean Cacharel, obteniendo un año después, su primer éxito como diseñador cuando el fotógrafo Peter Knapp tomó una fotografía de su legendaria blusa rosa en crepe que pasaría, posteriormente, a aparecer en la portada de la revista Elle.

Dicha blusa icónica, rebautizada por la prensa como Le Cacharel, se convertiría, desde ese momento, en la pieza emblemática de la casa. Tras décadas en el mercado y un reconocimiento mundial, la marca se comercializaba en múltiples canales multimarca y concept stores tanto en Francia como en otros países de distintos continentes, incluido Argentina.

Distintas crisis empujaron a su desaparición del mercado local, pero hoy es tiempo de volver a apostar. Tras largos años de ausencia en el país, Cacharel regresa al país con línea de blanquería: en la provincia de La Pampa inauguramos hace 3 años una planta de última generación, para fabricación de sabanas y acolchados dando trabajo a cientos de familias e invirtiendo en el país.

Cacharel

La decisión de relanzar la marca surgió a raíz de un cambio de política en Argentina, coincidiendo con la calidad y nivel de industrialización que ya ofrecíamos. En octubre, a través de Alberto Levy Mayo, que fue el histórico licenciatario de Cacharel en Argentina, comenzamos a comunicarnos con la casa central en París. Y tras mostrarles nuestra empresa, ALAV SRL con maquinaria de última tecnología y altos estándares de calidad, se entusiasmaron por colaborar con nosotros y armar esta alianza estratégica.

El proceso de negociación duró aproximadamente cuatro o cinco meses, donde hubo idas y vueltas, reuniones y viajes de nuestro equipo a París. Cumplimos con todos los requisitos exigidos y finalmente llegamos a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Incorporamos estos últimos dos años maquinaria española de alta calidad para la fabricación de acolchados símil plumón y también tanto en el proceso de doblado y empaquetado totalmente automatizado, igualando la calidad europea y americana, lo que nos permite ofrecer productos de alta durabilidad y valor que superan a los artículos chinos 

Alav

A pesar de los desafíos económicos, seguimos viendo oportunidades de crecimiento en el mercado nacional y siempre nuestro objetivo e idea es expandirnos y llegar a todos los rincones del país. Hoy las ventas superan nuestra producción ampliamente ya que con Love & Home nuestra marca insignia y ahora Cacharel París  Tenemos una presencia sólida en varias provincias argentinas como Santa Fe, Córdoba, Mendoza, La Rioja, Catamarca, y en el Gran Buenos Aires, pero los mayoristas son los clientes clave.

Y apostamos fuerte también a los canales de venta online, lo que nos permite llegar a un público más amplio y diverso: hemos visto un crecimiento significativo en las ventas a través de plataformas online en los últimos años. Experimentamos un crecimiento notable en nuestra facturación en los últimos meses, y hemos logrado mantener una buena gestión de pagos. En general, estamos satisfechos con nuestra situación económica actual y confiamos en que lo que vendrá será mejor aún. 

* CEO de Alav SRL

También te puede interesar

por Uriel Sadrinas *

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios