Domingo 4 de diciembre, 2022

POLíTICA | 11-02-2014 15:02

VIDEO | El joven Amado y su banda de rock

[Exclusivo] Lejos del pedido de indagatoria, en los ochenta, Emé -como le decían- hacía coros en "Spaghetti Ensamble".

"Churup... churup... Churup...". Quien se hubiera imaginado que ese flaco de pelo largo y buzo blanco coreando al ritmo de la guitarra, el bajo, y la batería, terminaría más de veinte años después sentado en el sillón de la vicepresidencia de la República Argentina, y siendo el talón de Aquiles del Gobierno tras el pedido de indagatoria por negociaciones incompatibles con su función en el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone Calcográfica.

Era por los ochenta cuando el joven Amado, que estudiaba economía en la universidad nacional de Mar Del Plata y militaba en UPAU, el brazo universitario de la Ucedé, comenzaba a darle forma a "Spaghetti Ensamble", una banda impostora del lejano oeste norteamericano que empezó a formarse con Germán Palmisciano y Favio Lucá, dos amigos del vice de cuando aun se dedicaban a conquistar mujeres en las peñas universitarias.

Por esos días, Emé -así le decían por su nombre en francés- era uno de los DJ más reconocidos de La Feliz: solía pasar música en la disco Frisco Bay, la más convocante del momento, y a veces en Sobremonte, boliche todavía de moda en la ciudad balnearia. Dedicaba muy poco tiempo a la militancia liberal, y ni siquiera imaginaba lo que le depararía el destino dos décadas más tarde. Junto a sus hermanos Juan Bautista y Sebastián, lo único que le importaba era tocar la guitarra y pararse frente a la consola. Hoy, las preocupaciones son otras.

Hoy, martes 11 de febrero de 2014, el vicepresidente está lejos de aquel joven de 24 años y enfrenta graves denuncias de corrupción por una causa judicial por la que se lo investiga por negociaciones incompatibles con su función pública en el levantamiento de la quiebra de la empresa ex Ciccone Calcográfica.

Los diputados Alcira Argumedo y Fernando Sanchez presentaron ayer un nuevo pedido de juicio político, basándose en el pedido de declaración indagatoria al vicepresidente solicitada por el fiscal federal Jorge Di Lello, que provocó la semana pasada una ola de críticas contra Boudou y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre ellas otro pedido de juicio político impulsado por el Pro.

por Federico Mayol

Galería de imágenes

Comentarios