POLíTICA | 02-04-2019 01:30

Alejo Ramos Padilla, el aliado de los ex combatientes de Malvinas

Intentan meterle miedo con peticiones de juicio político y denuncias en el Consejo de la Magistratura. No lo conocen.

Recuerdo a Alejo entrando por primera vez al Centro de Ex Combatientes (Cecim). Era una noche de lluvia, vestía traje oscuro y corbata de lado. Entró con algo de temor, confesó luego de muchos años. Porque venía a hablar, según él, con tipos valientes que habían puesto el cuerpo enfrentando al inglés.

Recuerdo también que fue eligiendo con mucho cuidado y respeto cada una de las palabras que utilizó para convencernos de la potencia y la justicia que tenía el reclamo por la identidad de nuestros compañeros, enterrados como NN en el cementerio de Darwin. Y ofreció sus saberes y oficios para llevar adelante la causa. Obviamente, como todos los abogados que han pasado y pasarán por el Cecim La Plata, sin cobrar un solo peso.

Muchos familiares que en éstos días han podido visitar o han visitado el año pasado las tumbas de sus seres amados en Darwin, tal vez no sepan del doctor Ramos Padilla más que lo que se dice en los medios respecto al caso que involucra a D’Aessio, Stornelli y demás miembros del poder. Tal vez no sepan cuánto le deben.

Los soldados del Cecim, sí. Sabemos de la emoción de Ramos Padilla cuando el proceso de identificación comenzó a dar los primeros resultados. Sabemos que es un profesional serio, pero que no habla difícil. Sabemos de su compromiso y marchamos con él cada 24 de marzo desde hace diez años.

Hoy, el Poder Ejecutivo, de la mano de los comunicadores aliados, intenta desprestigiarlo con calificativos de cualquier tipo, con tal de apartarlo de una causa que, por lo que se ha visto y escuchado hasta ahora, intenta desentramar una red de espionaje asociada con el poder que no se entiende aún dónde empieza y dónde termina. Matar al mensajero pareciera ser la consigna del Gobierno.

Intentan meterle miedo con peticiones de juicio político y denuncias en el Consejo de la Magistratura. No lo conocen. Para los soldados del Cecim La Plata, desde aquella noche lluviosa en la que entró a nuestra casa, siempre será simplemente Alejo.

*Presidente del Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (Cecim) La Plata.

por Hugo Robert

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario