Monday 22 de April, 2024

POLíTICA | 19-01-2024 10:21

Quién es quién entre los hombres poderosos del entorno presidencial

El establishment de Javier Milei: aportes económicos, militancia, vínculos internacionales y apoyo espiritual. En qué los beneficia el nuevo modelo de país.

En la lista de invitados de Javier Milei para el día de su jura ya se podía notar cuál es su vínculo con el establishment argentino. La mejor ubicación del recinto de Diputados es la zona de la galería reservada donde están los balcones con  una vista privilegiada del lugar. Asomándose por esos balcones señoriales estaban Eduardo Elsztain, Alejandro y Bettina Bulgheroni, Gerardo Werthein y Sebastián Bagó.

A todos se los vio por la transmisión televisiva, pero también hubo otros invitados en la lista que se confeccionó en el Gobierno. Estaban Sebastián Braun y los hermanos Juan y Patricio Neuss y su primo Georgie. Los que no estuvieron presentes pero acompañaron de otras maneras fueron Paolo Rocca, que fue aportante de la campaña de Milei para la etapa del balotaje, Marcos Galperin, que militó en redes sociales el triunfo de La Libertad Avanza, y también otros empresarios de menor rango pero no menos influyentes, como Eduardo Bastitta, dueño de Plaza Logística, una empresa de parques logísticos que tiene entre sus clientes a MercadoLibre.

Marcos Galperin

Con algunos Milei tiene un vínculo personal, como con Elsztain, Werthein o Bulgheroni, otros ayudaron a funanciar su proselitismo, como Paolo Rocca, otros lo exaltan y festejan en las redes y el círulo rojo, como Galperin y otros son sus mentores, como Eduardo Eurnekian. Pero hay algo que los unifica: todos fueron parte de la carrera política de Milei y él se nutrió de ellos. Y todos esperan hacer negocios -o ya los están haciendo- con el nuevo modelo. Hoy la mayoría son beneficiados por las políticas del Presidente de liberación de la economía y la escalada de precios.

Origen

Milei surgió como un producto televisivo apadrinado por el establishment. Sus primeras apariciones en televisión fueron en programas del prime time de América TV, mientras todavía trabajaba para la Corporación América de Eduardo Eurnekian, que por entonces mantenía acciones en el canal. De este grupo empresario, Milei se llevó consigo al Gobierno a las personas con las que había tratado. Uno es Nicolás Posse, que estaba a cargo de los aeropuertos del sur del país y hoy es su jefe de Gabinete. También está Guillermo Ferraro, abogado externo del grupo que trabajó con Milei en el proyecto del Tren Trasandino que pretendía hacer Eurnekian para unir por una vía férrea Argentina con Chile.

Nicolás Posse

En Corporación América además conoció a su mejor amiga, Gladys Humenuk, ex candidata a senadora y hoy subsecretaria en la Secretaría General de la Presidencia. Y de allí también proviene otro de los funcionarios más importantes del Gobierno, el ministro del Interior Guillermo Francos, que hasta hace poco fue uno de los asesores personales de Eurnekian y con quien practicaba natación todos los fines de semana. Incluso, unos días antes de la asunción de Milei, Eurnekian almorzó con Francos en el restaurante Piegari Carnes de la Recova, donde también estuvieron presentes el lobbista Gustavo Cinosi, el constructor Gustavo Weiss y el corredor de bolsa Adelmo Gabbi.

La Corporación América es la que fabrica los DNI, algo que depende de la cartera de Francos. Para más datos, el funcionario también tiene bajo su órbita el área de turismo y, con el cambio de la ley de ministerios, cuenta con potestad para sentarse en la mesa que discute la política aerocomercial. Es decir que, por más que la relación se haya tensado con Milei, el verdadero amigo de Eurnekian es el ministro del Interior.

Eurnekian tuvo momentos complicados con Milei durante la campaña y llegó a decir que tenía 3.700 empleados y que uno le había salido “fallado”. El principal motivo del disgusto fue el destrato del entonces candidato al Papa Francisco, de quien el empresario es devoto.  

Eurnekian

El costado espiritual de Milei también tiene sus lazos con el poder. La primera vez que el Presidente se interesó por la Torá fue cuando era profesor particular de Economía de Saul Sutton, uno de los hijos de David Sutton, dueño del Hotel Alvear. Sutton junior es aspirante a rabino y además estudia economía, y un día le hizo una pregunta a Milei que le llamó la atención por la forma de razonar del joven. “¿Dónde aprendiste a razonar así?”, le preguntó Milei al joven Sutton. “Es por el estudio de la Torá”, le respondió, lo que despertó la curiosidad del economista y lo llevó a acercarse al judaísmo.

David Sutton es socio de Eduardo Elsztain en el Hotel Llao Llao de Bariloche. Elsztain se convirtió en uno de los empresarios más mencionados en las últimas semanas porque además es dueño del Hotel Libertador, donde vivió el Presidente desde antes las elecciones generales hasta su mudanza a la quinta de Olivos en estos días, luego de regresar de la Antártida. Elsztain es uno de los mayores aportantes de la comunidad de Jabad Lubavitch en Argentina, de la que Milei es simpatizante. Luego de la victoria electoral, Milei viajó a Estados Unidos para agradecer al Rebe de Lubavitch, el rabino más famoso de Jabad Lubavitch, que tiene su tumba en Nueva York.

Más negocios

A ese viaje a Estados Unidos también fue Gerardo Werthein, ex socio del Grupo W, quien ya fue propuesto para ser embajador en ese país. Werthein fue dueño de Telecom junto con sus primos Adrián y Darío y hace unos años dejó el grupo para dedicarse a otros negocios. Se asoció al empresario brasileño Edmond Safra, con quien armó una empresa en Nueva York llamada Replay Acquisitions. Esta alianza con Safra habría provocado recelos con sus primos y sería el motivo que llevó a la ruptura del vínculo comercial. En la actualidad hay muchas versiones sobre cómo están entre ellos. Algunos dicen que siguen distanciados y otros afirman que están mejor, y agregan con suspicacia: “Ahora que Gerardo va a ser embajador, todos se quieren llevar bien con él”.

Werthein

El primer obstáculo que deberá enfrentar Werthein en esta nueva etapa política es el poroteo en el Senado para que aprueben su pliego como embajador. ¿Qué hará la bancada K? Los conocedores del pensamiento de Cristina Kirchner recordaron por estos días que la ex presidenta no tendría buenos recuerdos de ningún Werthein, sobre todo porque los ubica en el mismo cuadrante que la familia Eskenazi. Los Eskenazi fueron ayudados por Néstor Kirchner para ingresar a YPF, pero tras la muerte del ex presidente dejaron de hablar con sus deudos, y de rendirles cuentas.

Werthein, en los últimos años, se asoció al accionista de América TV Gabriel Hochbaum y a Bettina Guardia de Bulgheroni -la esposa de Alejandro-, con quienes invirtió en un diario uruguayo llamado El Observador, que también tiene versiones en Argentina y España, además de una radio. El 1 de enero se hizo un corte de cinta para inaugurar la programación de verano desde Punta del Este.

Bettina Bulgheroni es una de las empresarias que más militó para Milei, a quien conoció en los pasillos de América TV cuando se cruzaban al finalizar “Intratables”, porque ella grababa su programa “Puentes de Esperanza”. Durante la campaña, Bettina tuvo un gesto muy importante con el entonces candidato. Fue una de las mayores impulsoras de la contracumbre de Milei frente al Coloquio de IDEA, que generó revuelo en el círculo rojo. El gesto fue relevante porque algunos empresarios no se animaron a ir aquel día, porque Sergio Massa todavía estaba fuerte. Bulgheroni tomó el riesgo y le salió bien, apoyada en su amigo Juan Nápoli. Con el paso del tiempo, Bettina trabó una mejor relación con Karina Milei. En la asunción, como se dijo, Alejandro y Bettina estuvieron entre los invitados vip del Presidente. Y el 28 de diciembre juró el nuevo jefe de Granaderos y allí también asistió el matrimonio Bulgheroni junto a Karina Milei. Bettina es presidenta de la fundación de Granaderos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios