Lunes 2 de agosto, 2021

POLíTICA | 02-10-2020 00:07

Jóvenes libertarios: los nuevos “apolíticos”

Quiénes son y qué buscan los defensores veinteañeros del libre mercado. Su fanatismo por Milei y Espert. La amenaza contra Cristina Kirchner.

Tienen entre 15 y 35 años. Están en contra de la cuarentena y a favor de la “libertad”. Rechazan a los partidos políticos clásicos y adhieren a economistas como José Luis Espert y Javier Milei. Ganan seguidores en las redes sociales con un discurso en favor de la propiedad privada. Son la nueva generación reaccionaria.

Uno de ellos es Brian Frojmowicz (19), un típico adolescente de clase media porteña. Antes de la pandemia asistía a las clases regulares de la carrera de Ciencias Políticas en el Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (CEMA). Le gustaba juntarse con sus amigos a comer asados y participar de actividades en el club Hebraica de Caballito. Ahora continúa las clases por zoom, mientras alterna su tiempo libre escuchando Soda Stereo o mirando Peaky Blinders en Netflix. La diferencia principal con cualquier chico de su edad es que se considera un “libertario”.

“Siempre me gustó conversar sobre política. En el secundario me atacaban compañeros y profesores por mis ideas, he llegado a llorar por esos ataques. Por esa época leí 'Rebelión en la granja', de George Orwell. Ese libro influyó mucho en mi manera de ver las cosas”, cuenta Brian, uno de los tantos “jóvenes libertarios”, el movimiento heterogéneo que considera a la propiedad privada, la economía de libre mercado y la minimización o supresión del Estado como los pilares fundamentales de la libertad de las personas.

Hasta mediados de este año, Brian era uno de los coordinadores nacionales de Estudiantes por la Libertad, una ONG internacional fundada el 24 de julio de 2008 por Alexander McCobin en Virginia, Estados Unidos. “Soy un liberal clásico; no creo en la eliminación del Estado pero sí en minimizarlo para dejar que fluya el libre mercado”, argumenta Brian, que se alejó de la agrupación para formarse en lecturas de Hannah Arendt, Karl Popper y dar charlas sobre su experiencia.

Según su página web, Students for Liberty (SFL) tiene como objetivos principales “educar, desarrollar y fortalecer a la próxima generación de líderes de la libertad”. En su propia auditoría de 2015, de carácter y acceso públicos, los libertarios declararon ingresos por 3,2 millones de dólares.

Están presentes en 18 países de América Latina como Bolivia, Chile, Perú y Costa Rica. A Argentina llegaron en 2013.

Iván Servín tiene 25 años y es estudiante de Psicología. Vive en La Plata y es uno de los coordinadores actuales en el país. “Nos hicimos fuertes hace dos años, con todo este contexto político en que las personas están desencantadas de los políticos de siempre. Llevamos nuestro mensaje con eventos, activismo y tenemos fuerte presencia en redes”, explica Iván, que sigue los postulados de liberales clásicos locales como Alberdi y Sarmiento. “Justo estoy leyendo 'Facundo', es increíble lo actual que resuena, aunque se haya escrito hace tanto tiempo”, resume.

Tanto Brian como Iván comparten un arco ideológico heterogéneo de economistas liberales como Murray Rothbard, que promulgaba el anarcocapitalismo o sociedad organizada sin Estado, pasando por Ludwig Von Mises y Friedrich Hayek, hasta el argentino Alberto Benegas Lynch (h).

Los referentes locales indiscutibles son Javier Milei y José Luis Espert. Ambos mediáticos, con un discurso que se propaga en redes y llega a miles de jóvenes que buscan una alternativa política diferente a la grieta.

“Para los jóvenes de hoy, la revolución es ser liberal-libertario”, reflexiona Javier Milei. El economista cuenta con 480 mil seguidores en Instagram y asegura que el promedio de sus seguidores es de 15 a 35 años. “Lo veo en las conferencias que doy en los teatros y en las toneladas de mails y mensajes privados que recibo a diario: son todos jóvenes que están cansados del fracaso de las políticas que hambrean el país y quieren aprender a ser libres en serio”, afirma.

El impacto de los libertarios en las redes es tan grande, que Milei decidió anunciar su candidatura a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires de cara a las próximas elecciones legislativas de 2021. “Hicimos un vivo en Instagram con José Luis (Espert) para anunciarme como candidato de su espacio y tuvimos que postergarlo porque colapsó el sistema de tantos pibes que querían entrar”, comenta.

Las redes son un punto de impacto para todos y los jóvenes libertarios las explotan a su favor. Youtubers de corte liberal como El Presto, Tipito Enojado, Emmanuel Danann y Lilia Lemoine, suman seguidores, vistos, likes y polémicas con sus discursos.

“Me despierto y abro Instagram para ver cómo le están yendo a las publicaciones de la página; usualmente subimos memes, que es una gran forma de atraer jóvenes”, explica Lucio Martínez Villada (16), director de la página Pibes Libertarios, con un Instagram (@pibes.libertarios) que tiene más de 30 mil seguidores.

Lucio es estudiante de quinto año del St. George´s College de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires. Actualmente se encuentra en Punilla, Córdoba, y alterna sus estudios con la difusión del mensaje libertario. “Nuestro objetivo es que los jóvenes se informen sobre los principios de la libertad y se movilicen de manera pacífica; no tenemos nada que ver con movimientos neonazis o pro-dictadura, sino todo lo contrario”, cuenta.

A pesar del mensaje pacifista, algunos miembros y comunicadores de estos espacios se mueven con descalificaciones e insultos a políticos del Gobierno nacional. Uno de ellos es Eduardo Prestofelippo, más conocido en redes como El Presto, que en agosto de este año fue detenido por un tuit en el que amenazaba de muerte a la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En el Twitter de Pibes Libertarios, (@PibLibertarios) se ve una publicación del 23 de septiembre con una foto del presidente Alberto Fernández y la cita de uno de sus discursos en los que pide ahorrar en pesos, seguido de varios insultos: Lo llaman “cínico, mentiroso, basura, dictador”, entre otros epítetos.

“Se hace muy difícil dialogar con ellos. Muchos creen que el liberalismo aparece en Argentina en los últimos tres años gracias a la televisión y que los mayores somos unos fracasados que no supimos defender las ideas liberales. Les aconsejaría que respeten y escuchen a los liberales clásicos de otras generaciones que tenemos mayor experiencia”, comenta el economista Roberto Cachanosky, que en su muro de Facebook hizo referencia al tema.

Los jóvenes que se volcaron a la web para escuchar a Milei también prestaron atención al discurso de José Luis Espert. El candidato a presidente en las últimas elecciones por el Frente Despertar obtuvo el 1,47% de los votos, quedando como sexta fuerza electoral.

“El adolescente tiende a ser antisistémico; se opone a las verdades instaladas. Creo que el primer nivel de conexión entre ellos, Javier (Milei) y yo, arranca por ahí”, reflexiona José Luis Espert. El economista aclara que empezó a notar mayor presencia juvenil en sus actos en 2017, a partir de la publicación de "La Argentina devorada", su primer libro en el que explica y aggiorna la doctrina liberal a los acontecimientos modernos.

“Me pone muy feliz tener seguidores jóvenes; ellos son el futuro del país y si compran nuestras ideas, que son las correctas, podemos creer que no todo está perdido y que existe una generación nueva que está abrazando la libertad”, concluye.

Bernabé Malacalza es doctor en Ciencias Sociales e investigador del CONICET. Frente al fenómeno de los nuevos libertarios, explica que suele nombrarlos como “los idealistas anárquicos del siglo XXI”.

“Este fenómeno es global. Surge en 2008, en los Estados Unidos, con el ascenso de las derechas rígidas como un rechazo a la globalización y luego se traslada a Europa. No son conservadores, son reaccionarios. Impugnan tanto el capitalismo como el socialismo”, razona.

También explica que el contexto de polarización, crisis económica y especulación financiera generan un malestar social que permite este reacomodamiento de los escenarios políticos mundiales.

“En Argentina son grupos muy heterogéneos: los une la transgresión, los espanta el statu quo, cuestionan al PRO y al peronismo. Las redes sociales juegan un papel preponderante en su discurso: se alimentan de la polarización con memes y fake news. Jugar en estos extremos les sienta bien”, resume.

Los jóvenes libertarios se siguen expandiendo. Habrá que esperar si las redes juegan ese rol que los termine por colocar en primer plano para ganar su tan ansiada libertad.

 

*Integrante del Equipo de Investigación de Perfl Educación.

También te puede interesar

por Mariano Cervini*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios