Saturday 15 de June, 2024

POLíTICA | 12-06-2023 09:59

Sabino Vaca Narvaja: el embajador "Argenchino"

El hijo del ex jefe de Montoneros fue clave en la gira de Massa. Los preparativos para la llegada de Messi este mes.

Sabino Vaca Narvaja está contento porque va a conocer a Lionel Messi. Será este 15 de junio en Beijing, cuando se juegue un amistoso contra Australia. Y en ese partido, será el embajador argentino en China quien dé el puntapié inicial junto a su par australiano.

Vaca Narvaja duerme entre 4 y 5 horas por día porque hay 11 horas de diferencia entre Buenos Aires y Beijing y la mayoría de las veces que lo contactan por la mañana de Argentina, está en su casa ya en pijamas. Tiene dos ventajas: el horario de la cena es a las 6 de la tarde –5 AM en Argentina–, por lo que los compromisos laborales no le cortan la vida familiar, y, por otro lado, la residencia del embajador queda en la parte trasera de la embajada, es decir que si tiene que ir a buscar algo a la oficina puede hacerlo en pantuflas.

Sabino nació en Córdoba, pero desde muy chico tuvo una vida nómade. Vivió en Cuba, donde sus padres, Fernando Vaca Narvaja y María Josefa Flemming, se refugiaron durante la última dictadura militar y lo mandaron a la célebre guardería de Montoneros, el lugar donde los militantes argentinos que vivían en La Habana enviaban a sus hijos. Luego se mudaron a México y a fines de los ‘80 regresaron a la Argentina, donde vivieron primero en Rosario y luego en Liniers. De esa última época es la imagen que se publica en estas páginas del ex jefe de Montoneros con su hijo en la gomería en la que trabajaron juntos. 

Su militancia política empezó en agrupaciones juveniles, una llamada Frente de Juventudes Políticas y luego otra conocida como Generación para la Emancipación Nacional (GEN). Antes de ser embajador trabajó como docente en la Universidad de Lanús y director de Relaciones Internacionales del Senado entre el 2011 y el 2015, durante la gestión de Amado Boudou. Antes de eso había tenido un breve paso por la Cancillería durante las gestiones de Rafael Bielsa y Jorge Taiana.

Misión. Llegó a China como agregado comercial y luego pasó a ser embajador cuando lo trajeron de vuelta al país a Luis María Kreckler. En la etapa final de su mandato como embajador –ya que debe retornar a la Argentina el 9 de diciembre– a Sabino le tocó organizar la visita más importante a China por parte del gobierno argentino en los últimos años. No viajó el Presidente, pero sí el ministro de Economía y el diputado Máximo Kirchner. En una entrevista con el canal C5N, también ponderó la presencia de Cecilia Moreau, la presidenta de la Cámara de Diputados, como la máxima representante a nivel gubernamental para los chinos, porque es la tercera en la línea de sucesión presidencial. La diplomacia de Beijing organizó un encuentro con el tercero en la línea de sucesión del poder en China. Así estaban parejos.

Como broche de oro, la última noche Sabino había organizado un agasajo de despedida para la comitiva argentina con todos los funcionarios de la embajada. El horario previsto era a las 19, pero Massa se retrasó en la última reunión y llegó tres horas después. Para ese momento ya estaban por la mesa dulce, pero, como el ministro vio que en la embajada tienen una parrilla, decidió improvisar un asado con la carne que Sabino guardaba en la heladera. Tarde pero entretenido.

Uno de los puntos que dejó en claro Sabino en esa visita es que la Argentina está subrepresentada en China. Porque tiene solo cuatro consulados con quince empleados y nueve funcionarios, mientras que otros países que ostentan igual o menos importancia comercial cuentan con mayor estructura, como el caso de España, que tiene seis consulados. De los principales socios del país, Estados Unidos tiene siete consulados y Brasil diez. Otro aspecto son las ferias comerciales, donde Argentina estuvo presente en muy pocas en China respecto de otras en Estados Unidos. 

Vaca Narvaja apuesta al potencial exportador de minerales en Argentina y lo compara con Chile. En el 2022 el país trasandino exportó minerales por 65 mil millones de dólares, mientras que Argentina en el mismo período exportó 3 mil millones. “Y la cordillera es la misma de los dos lados”, dice. 

Esa misma frase usó Cristina Kirchner cuando se refirió al tema en la Universidad de Río Negro. Sabino tiene una relación familiar con la familia Kirchner, porque fue cuñado de Florencia Kirchner cuando estaba en pareja con su hermano Camilo Vaca Narvaja. Y es tío de Helena, la nieta de Cristina.

Para su regreso a la Argentina ya tiene pensado volver a la actividad académica, aunque los lazos que tendió con China perdurarán en el tiempo. No faltará quien toque su puerta pidiéndole tender un puente con Shanghai para exportar al gigante asíatico. Él ya avisó que no pretende abrir esa puerta porque no corresponde para un ex diplomático. Aunque tiene una ventaja: está mejorando su mandarín.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios