Wednesday 28 de February, 2024

POLíTICA | 09-06-2023 13:20

Gabriel Solano: "En la izquierda hay diferencias, yo jamás diría que Cristina no es corrupta"

El dirigente del Partido Obrero presentó su libro, "¿Por qué fracasó la democracia?". Las razones del título. Críticas al PTS y a Myriam Bregman por su foto en un mural peronista.

Gabriel Solano tenía sólo una condición: no quería “negociar” el título, un tire y afloje típico que tienen los escritores de libros con las editoriales. “Si no me aceptaban la idea, me iba a otro lado, pero era un trabajo que se construyó alrededor de esa idea, justamente”, recuerda ahora, desde su despacho de legislador porteño. Pero la editorial Planeta aceptó la propuesta, y “¿Por qué fracaso la democracia?”, la idea/título que tenía el dirigente trotkista, se convirtió en un libro que hoy ya está en la calle.

El texto parte de una pregunta que ya carga con una afirmación compleja: que la tesis alfonsinista de que con la democracia se cura, se educa y se come demostró no ser cierta y que, por lo tanto, hay que replantearse los pasos a seguir. Por eso Solano, que se encamina a protagonizar una interna en el Frente de Izquierda por parte del Partido Obrero, no quería negociar el título, aún cuando sabía que era provocativo. Está convencido de que la crisis de la democracia tiene que ver con la crisis del capitalismo, y quiere proponer una alternativa.

Noticias: En este contexto tan complejo, de crisis económica y política, ¿no es muy arriesgado ese título?

Gabriel Solano: Yo pienso que hay una que una sociedad preparada para ese título, además de que a esta altura de mi vida y de mi militancia me gané el derecho de criticar a la democracia sin que nadie me acuse de estar a favor de la dictadura militar. Pero nadie puede decir que esto no es un fracaso, con los pobres que hay y la economía como está. Algunos proponen explicaciones distintas, especialmente el kirchnerismo que tiene esa explicación de que la democracia fracasa porque es una democracia fallida, dice, porque las corporaciones privadas tienen más poder que el gobierno, la derecha sostiene que la democracia se distorsionó porque el gasto público creció mucho. Pero nadie tiene una reivindicación de esto porque no ha funcionado.

Noticias: ¿Es una crisis local o internacional?

Solano: Hay dos planos de análisis. Yo no considero que el problema sea nacional. Hay una visión extendida de que el mundo anda bien y Argentina anda mal, y que acá habría que hacer lo que se hace en todo el mundo. Yo no tengo esa visión, creo que el mundo está hecho mierda, hay guerra, crisis financiera y bancaria, la derecha gana en muchos lugares, hay asalto al Capitolio y varias cosas más. El problema es internacional, es la democracia la que está en crisis. Argentina tiene sus características particulares que la agravan, es verdad.

En el libro también me pareció importante demostrar que la democracia es un factor de corrupción de la izquierda. La democracia le permitió a la izquierda convertirse en diputados, legisladores, armar una ONG, ser funcionarios del Ejecutivo. Si vos vas a la puerta de Desarrollo Social los que laburan ahí son todos de izquierda, son el Partido Comunista Revolucionario, son de Libres del Sur, etc. Así se van perdiendo los principios revolucionarios. Entonces la izquierda muta a decir que la democracia es una especie de frasco que le entra cualquier contenido. Pero sí tiene un contenido claro: está basada en la propiedad privada de los medios de producción, en la propiedad de la tierra, en la propiedad de las finanzas, está basada en el principio jurídico político de que el pueblo no delibera ni gobierna, sino que lo hace a través de sus representantes. Entonces no es que la democracia es una cosa genérica que puede servir para una cosa o para otra de manera indistinta, no es así, si incluso tenemos leyes al día de hoy que se establecieron en la última dictadura.

Entonces, pueden haber gobiernos mejores y peores, yo eso no lo niego, pero no es que la democracia no tiene contenido, sí tiene un contenido. Por ejemplo, la democracia tampoco es la libre expresión y voluntad de los individuos, no es así, esa es una visión liberal que no se condice con la realidad. El voto está condicionado por la lucha, por las peleas, por las corporaciones, no es que la gente va a votar libremente. Si te dicen si no votas a este perdes tu plan social, si no votas a este perdés el empleo. Votás condicionado por un contexto. Si yo estoy en Santa Cruz o en Tierra del Fuego y no voto a este se acaba el régimen promocional y me quedo sin laburo, si no voto a este en San Juan el régimen minero se acaba y me quedo sin laburo.

Noticias: ¿Pero no son construcciones subjetivas esas?

Solano: Son presiones reales que existen. En las elecciones del 2019 después de las PASO el dólar pegó un salto del 40% en un día. El plan de lucha de la burguesía a veces no es hacer una marcha, es hacerte una corrida cambiaria es una devaluación. No existe esa libertad para votar, actúa condicionado por el contexto que hay.

Noticias: Pero una cosa es el contexto y otra que no haya libertad para votar.

Solano: Está bien, cuando entras al cuarto oscuro no hay un tipo que te ponen un revolver en la cabeza. Pero fíjate la experiencia de Lula, que perdió tres veces las elecciones antes de ser presidente. En esa última me acuerdo porque era un poco más grande, que Lula venía primero y después terminó perdiendo. En el medio venía el FMI y los banqueros a decir que si ganaba Lula venía una corrida, se iban las inversiones, perdías el laburo y terminabas perdiendo votos. Al final Lula terminó arreglando con el FMI para que no le hagan más ese planteo.

Noticias: ¿La crisis de hoy no se podría arreglar con un muy buen gobierno, por ejemplo?

Solano: Lo que yo veo acá es que hay una especie de conciencia de que tenemos una crisis sistémica y no una crisis de un gobierno.

Yo eso lo diferencio mucho: si el problema es un gobierno se soluciona con otro gobierno, si es un mal presidente se soluciona con otro presidente. Pero si el problema es el sistema se le opone otro sistema. Creo que eso está de algún modo planteado y que la gente lo ve, no sé con qué grado de articulación conceptual, pero incluso Milei, que no es una variante antisistema, quiere forzar la realidad para mostrarse como antisistema. Si no se cambia no sé qué va a pasar, nadie sabe que va a pasar, pero Argentina va en un camino completamente hacia atrás.

Noticias: En ese sentido, parte de lo que propone Milei tiene algo de utopía: la destrucción del Banco Central, la eliminación de la “casta”, etc.

Solano: Creo que tiene que ver con el fracaso del kirchnerismo. El curso de Milei es el siguiente: el Estado no tiene que intervenir, al capital no hay que regularlo y son todos comunistas, desde Larreta hasta la izquierda. Y eso golpea porque este dice ser un gobierno medio de izquierda y todas las medidas que toma le salen mal. O sea la población ve que las medidas de intervención del gobierno agravan incluso la crisis precedente. Entonces Milei dice no hagamos esto y bueno, tiene éxito. Al gobierno del 2001 la reacción que hubo fue más ´por izquierda. Como conclusión política, creo que la izquierda tiene que enfatizar su independencia de su separación del kirchnerismo porque Milei crece por el kirchnerismo (y en parte por el macrismo que también fracasó). Nosotros si quedamos pegados al kirchnerismo caemos en la volteada, queda como que somos parte de los que han gobernado cuando no es así, cuando nuestras ideas nunca se implementaron. Esto es un debate dentro del Frente de Izquierda.

Noticias: ¿Pensas que está entrando en crisis la idea de asociar la palabra “izquierda” al kirchnerismo?

Solano: Pienso que la posibilidad de manipular tiene un límite que es la realidad misma. Hoy gobierna Cristina y Massa, Alberto quedó reducido casi una figura decorativa, no le dejan usar ni el avión presidencial. Hoy Cristina es la que está asegurando que se aplique la política de Massa y del Fondo. Eso choca con la realidad de un relato pregresista. Ahora, una parte de la izquierda sigue agarrada al kirchnerismo, porque como enfrente está Macri se usa la lógica del mal menor. Entonces hay que combatir todo eso, si la izquierda queda pegada al kirchnerismo en un cuadro donde el kirchnerismo retrocede…Y la especulación de pegarse a ver si algunos votos caen para acá es una mirada muy cortoplacista, que deja de lado los intereses estratégicos que uno tiene y tampoco está claro que sea efectiva. Nosotros no estamos a favor ni aunque fuese efectiva porque sería una efectividad electoral y no política para nuestra finalidad, pero tampoco me queda claro que sea efectiva en ese término cortoplacista.

Esto se manifiesta claramente en posiciones políticas. Yo jamás diría que Cristina Kirchner no es culpable de hechos de corrupción, no en lo político (que está claro) pero también en lo personal. Y se manifiesta en otra cuestión: el intento este de medrar dentro del kirchnerismo no tiene como objetivo estratégico superar al peronismo construyendo una gran fuerza política y social. Esa es nuestra gran pelea. Esto también es parte de esa presión de la democracia con el Frente de Izquierda, entonces la gente quiere ser diputada, senado, etc. Y es medio intrascendente eso, no pasa nada con todo eso.

Es un argumento que de manera subyacente incluye la idea de que la izquierda no busca ser una fuerza de poder. Entonces tenemos que ver cómo nosotros construimos una fuerza que pueda incidir en la realidad, y eso solamente se puede hacer con una enorme construcción política social.

Gabriel Solano

Noticias: Se armó mucho revuelo dentro de la izquierda por una foto de Myriam Bregman (ndR: dirigente del PTS y competidora en la interna del FIT) en un mural que decía “Viva Perón”. ¿Cómo te cayó la imagen?

Solano: Me pareció que no fue un error. Uno tiende a pensar los errores como si los errores no fueran consecuencia de tu política. El error muchas veces consiste en que haces una de más pero de tu política. Yo jamás me hubiese sacado esa foto. Jamás, porque yo tengo claro que la izquierda argentina tiene que superar el peronismo, que el problema de la izquierda argentina siempre fue ser seguidista del peronismo. Entonces esa foto me pareció, cómo te puede decir, transparente. Las divergencias quedaron nítidas.

Noticias: Más allá del debate programático, ¿pensás que algún frentetodista desencantado los puede ver como una alternativa en estas elecciones?

Solano: Sí, yo voy a lo siguiente. Nosotros queremos los votos de cualquiera, porque sino quien nos va a votar, todo el mundo votó a alguien ya, salvó el que recién ingresa al padrón electoral. Quiero que me vote quien haya votado al kirchnerismo o al macrismo, pero ahora: yo no quiero que me voten haciéndome yo el kirchnerista o el macrismo, quiero que me voten como un paso de ruptura del peronismo al socialismo. Si eso no lo hago entonces no tiene importancia de nada, y de verdad, es un voto que va y viene, no cambia nada a fin de cuentas.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios