Martes 7 de abril, 2020

POLíTICA | 21-02-2020 17:44

Gabriel Solano, el trotsko liberal

El legislador del Partido Obrero es furor en las redes y entre la derecha. Auge tuitero y su video con millones de reproducciones.

Es un domingo de febrero en una de las piletas de un gremio de la Ciudad. Gabriel Solano hace cola para pasar la revisación médica obligatoria, mientras le empiezan a llegar  novedades que anuncia el Gobierno sobre las jubilaciones. El legislador trotskista se olvida por un instante de su plan recreacional y empieza a tuitear. “La jubilación no te alcanza para vivir, pero el Gobierno te trata de privilegiado y te saca el 40% del aumento. Y sí, te querés morir”, escribe, y en un rato el mensaje tendrá 30 mil interacciones, casi la mitad de votos de los que sacó el Frente de Izquierda en las elecciones porteñas. Tres jóvenes en malla le hablan desde atrás a Solano y lo felicitan por el reciente tuit. “Pero si estaban atrás mío, ni lo vieron”, se sorprende. “No importa, nosotros retuiteamos todo lo que subís”, contestan.

El político, hoy el máximo referente del Partido Obrero, recrea la anécdota desde su despacho en la Legislatura. Cuenta que escenas de ese estilo le ocurren desde fines de 2019, luego de pegar un salto de fama entre el debate con los candidatos a jefe de gobierno porteño -él encabezó la lista del FIT- y un video que tuvo millones de reproducciones en las redes y en especial entre el público liberal. En el clip se ve al hombre enfurecido en su banca. Es del penúltimo día de noviembre, cuando se desataron incidentes en la Legislatura, donde se quería aprobar una ley para “regular” el trabajo de los profesionales de la salud.

“¿No les da vergüenza decir que es positivo un sueldo de $35 mil por una jornada de 64 horas? ¡En esta Legislatura se labura muchísimo menos y los diputados ganan $170 mil! Acá los lunes y los viernes casi no hay nadie, y si a un diputado se le pagara $35 mil no queda ni uno”, dice Solano, casi a los gritos. El video es un éxito, su apellido se convierte en tendencia nacional, pero lo más sorprendente es que quienes más lo festejan son los liberales, históricos críticos del tamaño del Estado y en los papeles adversarios del trotskismo. “Solano, sos el liberalismo mismo”, dice el economista Carlos Maslatón; “Hace méritos para sumarse a las filas libertarias”, apoya Javier Milei; “Santoro-Solano 2023, fórmula ambidiestra”, propone Yamil Santoro; “Usted es mi referente de izquierda de preferencia”, asegura el académico Manuel Adorni, son algunos de los mensajes de reconocidos liberales. De los usuarios anónimos, el que más se repite es uno como el de @Deathscop_: “Basta Solano, me vas a hacer zurdo”. “Es que el socialismo también es antiestatista”, explica el legislador su éxito entre las filas libertarias, y se esperanza con que algunos de los que lo festejan lo voten en 2021.
 



 

Ese video arrancó el “efecto Solano”, como llaman en las redes al fenómeno de los liberales que festejan lo que escribe un hombre que creció entre libros de Marx, y que desde entonces sumó 30 mil seguidores en su cuenta y fue varias veces tendencia. Si se lo compara con miembros del Gobierno los números resaltan más: en los últimos 15 días en Twitter, Felipe Solá tuvo 280 mil retuits, Agustín Rossi 172 mil, Elizabeth Gómez Alcorta 74 mil, y Solano 416 mil. “Twitter tiene que ver con entender la política, con la capacidad de síntesis. Lenin sabía de eso. 'Todo el poder a los soviets', por ejemplo. Él sería un gran tuitero”.
 

 


 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario