Jueves 24 de junio, 2021

POLíTICA | 16-04-2020 09:43

VIDEO| El gobernador de La Rioja explicó su furcio sobre el cierre de cabarets

Comparó la clausura de prostíbulos con la pandemia. En esa provincia vieron secuestrada a "Marita" Verón.

“Acá tenemos cerrados cabarets. Perdón. Tenemos cerradas fiestas, tenemos cerrados bares, confiterías, boliches bailables”. La frase, con furcio incluido, fue dicha días atrás por el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela. Y luego de la polémica desatada, el propio mandatario explicó qué quiso decir y hasta comparó el cierre de "cabarets" con la pandemia del coronavirus.

En diálogo con C5N, Quintela contó que antes de cometer ese acto fallido en una entrevista con María Laura Santillán, por CNN radio, había tenido una charla sobre el cierre de whiskerías que funcionaban como cabarets que llevó a cabo cuando era intendente de La Rioja capital, en 2012. "Estaba conversando con los compañeros sobre esa situación, sobre esos tiempos que nos tocó vivir como estos, salvando las distancias, que estamos viviendo ahora. Estábamos hablando de esto cuando vino una llamada de una colega tuya y se me fue el furcio, queriendo decir que habíamos cerrado todo acá, los cafés, las confiterías, los restaurantes", intentó aclarar.

El gobernador insistió con que "el furcio no tiene absolutamente nada que ver con la realidad" y recordó que desde hace ocho años están prohibidas "todo tipo de actividades condenadas socialmente", como las whiskerías. "Aquí cabarets no hubo nunca, estaban disfrazados bajo la denominación de whiskerías. Desde el año 2012 hasta la fecha nunca más hubo este tipo de actividad", se explayó Quintela.

La clausura de locales nocturnos en La Rioja fue una medida adoptada tras la absolución de los acusados en el juicio por la desaparición y secuestro de la joven tucumana "Marita" Verón, quien fue vista por última vez en 2002. ¿Cuál es la conexión entre ambos hechos? La Rioja fue centro de las investigaciones para intentar dar con la hija de Susana Trimarco luego de que una testigo declarara haber visto a "Marita" en varios prostíbulos (o cabarets) de esa ciudad. Incluso, se llevaron adelante allanamientos y hasta excavaciones en diferentes domicilios antes y después de 2012.

En La Rioja, como en otras provincias del país, Trimarco logró rescatar de whiskerías y otros locales nocturnos a mujeres obligadas a ejercer la prostitución que habían sido secuestradas por redes de trata, como su hija, pero nunca encontró a "Marita". El distrito que gobernaba Quintela estuvo en el centro de la polémica, con policías, autoridades del gobierno y de la Justicia sospechadas de encubrir los prostíbulos, que están prohibidos en Argentina desde 1936 por la ley de profilaxis. 

"Los lugares son horribles. Los prostituidores le ponen rejas a las puertas. Detrás están las camas. Al lado, los inodoros. Una imagen que me quedó en la cabeza es la de los platos lleno de hormigas. Ellos lo llaman whiskerías, pero son prostíbulos. Cualquiera que entra se da cuenta", contó Trimarco después de uno de esos allanamientos. Mientras que en el juicio, el abogado de la querella Carlos Varela Álvarez  sostuvo que "los prostíbulos riojanos eran campos de concentración privados". Según el gobernador, no existen más.

Mirá el video:

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Daniela Gian

Daniela Gian

Periodista de política.

Comentarios