Deportes / 6 de Enero de 2012

técnicos y dirigentes

Las estrellas de la cancha vacía

La pretemporada muestra pocos y austeros pases de jugadores. Los nuevos protagonistas.

Por

Cuando los micrófonos se apagan, en rondas de amigos, a Diego Simeone –uno de los nombres del verano– se le adjudica una confesión a mitad de camino entre la resignación y la honestidad: “Salvo en los primeros 15 minutos del segundo tiempo, cuando hay que hacer los cambios, un técnico no tiene incidencia durante el partido. Nuestro trabajo es en la semana. Los domingos no podemos hacer casi nada”. Y sin embargo, cada vez con mayor frecuencia, el fútbol argentino se juega más tiempo fuera de la cancha que dentro.

Los futbolistas parecen haberse convertido en una excusa necesaria para el ejército que juega sin botines: grupos empresarios que se benefician de un ambiente en el que rige una justicia paralela que no rinde cuentas, derechos televisivos como factor de lucha entre grupos de poderes, y elecciones de clubes que se transforman en una pulseada de la política nacional, provincial y hasta municipal.

Poco juego

El movimiento de pases de los primeros días del 2012 lo corrobora: desde que terminó el Apertura 2011, el lunes 12 de diciembre, y hasta el cierre de esta edición, el jueves 5 de enero, en los clubes de Primera División había más cambios de técnicos, secretarios técnicos y presidentes que de futbolistas. El eje puesto fuera de la cancha.

En otro momento, el listado de incorporaciones de jugadores habría sido abrumador, pero ahora un telegrama alcanza para detallarlo: All Boys contrató a Martín Morel (31 años), Atlético Rafaela a Lucas Bovaglio (32) y César Carignano (29), Lanús a Gastón Díaz (23), Olimpo a Grenddy Perozo (25), San Lorenzo a Carlos Bueno (31) y Vélez a Federico Insúa (32).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *