Costumbres / 10 de febrero de 2012

Albert Camus (1913-1960)

El intelectual que volvió de la muerte

En su último libro, el polémico filósofo Michel Onfray, reivindica al autor de “El extranjero”. Por qué es modelo de corrección política.

Por

Albert Camus resucitó el 4 de enero último. Ese milagro se produjo exactamente 51 años después de su muerte, ocurrida en plena gloria el 4 de enero de 1960, cuando el Facel Vega deportivo que conducía el editor Michel Gallimard se estrelló contra un árbol en una ruta perdida de la Borgoña.

El autor de ese prodigio fue el filósofo Michel Onfray. En un voluminoso estudio de 595 páginas, que salió a la venta el día del 51° aniversario de la muerte, el autor más controvertido de Francia consiguió la proeza de rescatar a Camus del osario de las injusticias para trasladarlo al panteón de los justos.

“L’ordre libertaire. La vie pilosohique d’Albert Camus” (“El orden libertario. La vida filosófica de Albert Camus”) es más que una biografía o un estudio sobre la obra de uno de los pensadores más coherentes que tuvo Francia en el siglo XX. El relato de su vida y de su carrera literaria quedó agotado con los dos excelentes estudios que le dedicaron Olivier Todd y Herbert R. Lottman. Ninguno de esos libros, sin embargo, había conseguido reparar la injusticia, el desprecio y el ostracismo infligido a Camus por Jean-Paul Sartre y sus herederos espirituales: “Filósofo de estudiantes secundarios”, llegó a decir peyorativamente Jean-Jacques Brochier, un insignificante autor existencialista, cuyo único mérito consistió en consagrar dos libros de agravios contra Camus.

Las obras.

Las novelas y los ensayos de Camus se mantienen desde hace medio siglo en la cúspide de la lista de best sellers. A pesar de ser aún discutido, estigmatizado y desdeñado por la “gauche caviar” (expresión que significa algo así como “izquierda burguesa” o “progre”) de Saint-Germain-des-Prés, Camus conserva intacta su popularidad en el público: “El hombre rebelde”, “Calígula” y “El mito de Sísifo” siguen siendo tres libros referenciales de ética política. “Bodas”, escrito cuando tenía 23 años, es uno de los mejores ejercicios de estilo del idioma francés. Por otra parte, en 1999, “El extranjero” ocupó el primer puesto de una selección realizada entre 6.000 lectores. Esa primera novela, publicada en 1942 cuando tenía 29 años, es el libro de bolsillo más vendido en Francia con 6,7 millones de ejemplares  —más que “El principito”—, seguido por “La peste” (4 millones) en tercera posición y un poco más lejos por “La caída” (1,7 millones). “El extranjero” es, por lo demás, uno de los libros de culto de los jóvenes franceses. También es uno de los autores más estudiado por los alumnos de literatura y de ciencias morales, el que más tesis universitarias suscita y el escritor francés del siglo XX más traducido en el mundo.

 

2 comentarios de “El intelectual que volvió de la muerte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *