Motores / 5 de Agosto de 2015

LIFAN X60: un vehículo versátil y promesas de buen precio

Una nueva marca del gigante chino desembarca en el mercado local con un SUV amplio y versátil.

Por

SUV ORIENTAL. La marca Lifan desembarca en el país con un vehículo versatil y promesas de buen precio y servicio posventa.

Para tener dimensión de lo que significa China en el mundo de los autos hay que tener en cuenta que es el mayor mercado del planeta con una venta de más 18 millones de unidades, el equivalente a más 30 años consecutivos del mercado local y muy por encima de los volúmenes de Estados Unidos y Europa. En nuestra región están llegando de a poco, y a pesar de que todavía no tienen una red de ventas muy sólida, ya comienzan a poner en alerta a los constructores tradicionales. Chery fue la primera que apareció en 2008 y ahora es el turno de Lifan, que recientemente se presentó en el Salón de Buenos Aires. Se trata de una marca joven que es líder mundial en la producción de motores de motocicletas y que fabrica autos desde 2006. La compañía es originaria de la ciudad de Chongqing y es una de las de capital privado más grandes de China. En Brasil maneja sus operaciones de forma directa desde el 2012 y cuenta con una fábrica en la localidad de San José Uruguay.
El primer modelo en salir al mercado (previsto para el último trimestre del 2015) es el X60 un SUV mediano que se caracteriza por ofrecer un interior amplio y versátil. Luego llegarán un utilitario accesible, denominado Foison, y un compacto hatchaback X50.
Con respecto al X60 es un SUV de los que viene ganando demanda y debe enfrentarse al Chery Tiggo, Renault Duster, Ford EcoSport y Chevrolet Tracker, entre otros. La propuesta del Lifan es el espacio interior y el equipamiento ya que el precio aún no se definió, pero se 050estima que será competitivo, ya que rondará los 25.000 dólares.  El X60 que manejamos en exclusiva, se ofrece en una sola versión con motor naftero 1.8 de 133 CV que se caracteriza por su elasticidad aunque nos resultó algo gastador.  El comportamiento es aceptable, con trenes de rodajes robustos y suspensiones independientes en ambos ejes para mejorar la dinámica. En materia de calidad queda en deuda con algunos plásticos y terminaciones, aunque no dista demasiado de la de algunos modelos del Mercosur. Este vehículo busca hacerse un lugar en uno de los segmentos más disputados del mercado; solo faltaría ajustar un poco la garantía de dos años, si consideramos que ha generado muy buena expectativa durante los días del Salón de Buenos Aires.

*Editor de la revista Parabrisas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *