Política / 4 de Octubre de 2015

La ofensiva del Gobierno para repatriar a Stiuso

El paradero de “Jaime” en Estados Unidos. Protección de la CIA y complejo en Pensacola.

Por

La imagen de Stiuso que aparece en la circular de Interpol.

Cristina Fernández fue muy clara durante su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ella teme que Estados Unidos esté protegiendo al ex espía Antonio “Jaime” Stiuso y, como si fuera una remake criolla de la guerra fría, está dispuesta a llevar al límite la relación con el gobierno de Barack Obama con tal de repatriar al ex director de Operaciones de la ex Secretaría de Inteligencia.

“¿De qué lo protegen? ¿De quién lo protegen?”, preguntó CFK. Ya Stiuso había dado indicios el 18 de abril cuando, a través de un intermediario, afirmó a NOTICIAS: “Con este Gobierno no vuelvo al país”. Cuatro días después, cuando su abogado Santiago Blanco Bermúdez presentó un sobre cerrado con información secreta y confidencial “relevante para la investigación de los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA”, dio más motivos de su ausencia. “Razones de seguridad personal”, explicó. Ahí radica una parte de la explicación de su exilio y el de toda su familia.

A esto se le suma otra pregunta que se hizo Cristina. “En Estados Unidos no se puede estar más de seis meses como turista. ¿Entonces en calidad de qué está?”. Ya pasaron más de siete meses. El mayor temor del Gobierno es que, cual película de espías, a Stiuso lo haya reclutado la CIA y comparta todo lo que sabe de sus 12 años al lado del kirchnerismo. Esta revista consultó a fuentes ligadas a la CIA para intentar acceder a los registros migratorios de Stiuso, pero la respuesta fue: “No están dando información sobre él. Es claro que lo están cuidando”.

EXILIADO

La intensa búsqueda del Gobierno desembocó en un complejo de departamentos llamado Portofino Island Resort ubicado en Pensacola Beach, en el Estado de Florida, en el límite con Alabama. Según Oscar Parrilli, el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Stiuso viajó a Porto Alegre y de allí se tomó un avión directo a Miami luego de abandonar el país el 18 de febrero rumbo a Uruguay en una camioneta vinculada a una causa de narcotráfico.

Quedan menos de 70 días para que Cristina deje el Gobierno y el tiempo se volvió un enemigo. CFK desconfía de que el próximo presidente siga su batalla contra el ex espía y eso incluye también a Daniel Scioli. Su desconfianza aumentó cuando le contaron que un miércoles de mediados de noviembre del 2014 el gobernador bonaerense arribó a las 10:30 de la mañana a la sede central de la ex Secretaría de Inteligencia para reunirse con Stiuso. No se conocen los detalles del encuentro. Sólo que Francisco Larcher, entonces subsecretario de Inteligencia, también participó de la reunión.

Las fuentes consultadas para esta nota afirman que la salida de Stiuso de la ex SIDE a mediado de diciembre había sido en relativos buenos términos. El 18 de ese mes “Jaime” firmó su jubilación en paz, pero tras la presentación de la denuncia de Nisman y su posterior muerte ese pacto se rompió. Según contó el espía Allan Bogado a NOTICIAS, también cerca de fin de año el Gobierno recibió un informe de un servicio Inteligencia extranjero que daba detalles de supuestos vínculos de Stiuso con el narcotráfico.

Parrilli dejó pasar el tiempo, pero al notar que Stiuso no volvería tuvo que activar todos los mecanismos para ubicarlo: el 30 de junio citaron al embajador norteamericano Noah Mamet a la Cancillería para pedirle colaboración para dar con el paradero de Stiuso. Como pasaron 50 días y no hubo respuestas, la embajadora argentina en Estados Unidos, Cecilia Nahón, envió una carta a la secretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado Roberta Jacobson, para solicitarle una reunión. Un pequeño detalle de esa misiva fue que Nahón faltó a la verdad: dijo que el ex espía había faltado a la citación judicial para declarar en la causa que investiga el fallecimiento de Nisman cuando en realidad el ex agente ya había declarado en ese expediente el 17 de febrero. Pequeñas mentiras diplomáticas.

La última novedad de esta guerra fue la circular azul emitida por Interpol con una nueva foto del ex agente. En esa nueva imagen, tomada en junio del 2013, se lo ve al espía con el párpado derecho un poco caído y la cara hinchada por un tratamiento con corticoides por una enfermedad renal.

A CFK le queda otra carta. Según las resolución 202/2015, si los ex agentes citados por la AFI no se presentan, se los notificará a través del Boletín Oficial y se les suspenderá la jubilación. A Stiuso le importa poco.

Seguí a Rodis en Twitter: @rodisrecalt

 

5 comentarios de “La ofensiva del Gobierno para repatriar a Stiuso”

    1. Stiuso fue nombrado por Nestor,participo 12 años con este gobierno,que raro que ahora se ensañen con el,sera que tienen miedo de que cuente vaya a saber que cosa?Inundacion,trenes,cromañon,inseguridad,los K se quedan con la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *