Showbiz / 22 de junio de 2016

Los programas para jugar con la inteligencia, en alza

Los formatos de preguntas y respuestas se multiplican. Iván de Pineda, el referente del estilo.

Por

De Pineda. El modelo y conductor está al frente de "Pasapalabra" y participa de "Los 8 escalones".
De Pineda. El modelo y conductor está al frente de "Pasapalabra" y participa de "Los 8 escalones".

Año a año los argentinos tenemos, al menos, una cita obligatoria con la televisión que desafía nuestra memoria, concentración, razonamiento e ingenio. Algunos de estos programas piden que se controlen las “Pulsaciones”, otros invitan a que “Salvemos el millón” o a planificar un “Escape perfecto” e incluso hubo uno que, al ritmo de un “correcto” pronunciado por Susana Giménez, coronaba a “El imbatible” de la noche. Más atrás en el tiempo, una reconocida marca de dentífricos hacía preguntas a través de la voz de Jorge “Cacho” Fontana. Pero en la actualidad, son muchos los formatos que llegan a la pantalla chica para desafiar a la mente.

Algunas objetivos cambiaron y otras cosas, no tanto. Ahora, piden que se juegue un “Pasapalabra” y que se escale “Los 8 escalones”; pero siempre “Mejor de noche”.

Una TV inteligente. Estos programas de ingenio fueron ganando terreno en la televisión con la participación de la audiencia como uno de los principales componentes de su ADN. Los participantes no solo compiten por un premio, en general monetario, sino que también tienen sus minutos de protagonismo en televisión: una especie de fama efímera.

De esta manera, “Los 8 escalones”, el programa de El Trece conducido por Guido Kaczka que se desprendió del ciclo de “A Todo o Nada” y fue ganando autonomía con el correr de los programas, obtuvo el Martín Fierro -tanto en el 2016, como en el 2015- en la categoría “Entretenimientos”.

El ciclo se inició el 27 de enero del 2014 y llegó a superar los 16 puntos de rating. En sus comienzos el objetivo era llegar al octavo escalón para vencer a Gerardo Sofovich en un juego de preguntas “multiple choice” y obtener así $100.000. Una tarea muy difícil.

La edición del primero de marzo de 2015, una semana antes de su muerte, fue la última en la que Sofovich dio cátedra subido a ese famoso último escalón. Su acompañante fue Iván de Pineda, que demostró tener un conocimiento imbatible y que continuó al aire.

En la actualidad el ciclo está rondando los 7,5 puntos de rating e incorporó un espacio de opinión en el que los participantes deben ponerse en los zapatos de un famoso: Dalma y Yanina Maradona, Alfredo y Diego Leuco, Juan Sebastián Verón, Eduardo Feinman, Alberto Samid e incluso Vicky Xipolitakis, por lo que en esos casos para escalar posiciones la intuición desplazó a la inteligencia.

El Trece continúa apostando por estos formatos y emite cada domingo (a las 23) “Pasapalabra” con la conducción de Iván de Pineda, el referente de este estilo de programas. El ciclo, que debutó el 21 de enero, ya superó los 13 puntos de rating y los 20 programas.

“Pasapalabra” tiene como premisa el conocimiento del español y combina juegos de memoria, con palabras cruzadas, sinónimos y un “rosco” que recorre el alfabeto. Este es su mayor diferencial. Dos participantes se baten a duelo para definir quien volverá a jugar en el próximo programa, al mejor estilo “ganador queda en cancha”. En esta competencia, cada uno cuenta con una cantidad de segundos determinada –que fue obteniendo con los juegos anteriores- y deberá descifrar a qué palabra corresponde cada una de las definiciones pronunciadas por Iván de Pineda.

Finalmente, en este 2016, Canal 9 también se inclinó por este formato pero bajo la conducción de Leonardo Montero. Se trata de “Mejor de noche”, un programa que combina entrevistas, homenajes y juegos. La idea del proyecto surgió de Martín Kweller, CEO Endemol Shine Argentina, y Leo Montero.

En este envío televisivo el protagonista es una ruleta, donde el azar se vuelve aliado del conocimiento y la cultura general en pos de obtener la mayor suma monetaria posible. Cada programa cuenta con 6 participantes, con 3 vidas cada uno, y con 3 invitados especiales con algo en común entre ellos. El ciclo debutó el 2 de mayo, ya alcanzó los 30 programas y logró superar los 5 puntos de rating.

“Esto fue una iniciativa totalmente nueva para el canal, fue una apuesta a Endemol y a Leo Montero: un buen profesional, creativo e inteligente, que la gente quiere. Buscamos agregarle semana a semana cosas nuevas y ponerle condimentos extras”, afirmó Pablo Nieto, Productor Ejecutivo de Endemol, quien ya había trabajado con el conductor en el ciclo AM.

Premisa repetida. Estos formatos en general cuentan con la presencia de famosos y de un premio monetario, como el mayor estimulante, pero también logran, por esencia, trascender la pantalla invitando a la audiencia a jugar, despertando la empatía y una interacción activa.

Otro elemento común que predomina es la importancia del conductor y el papel que juega. En general, se trata de personas ya consagradas en el medio, como es el caso de Iván de Pineda, Guido Kazcka y Leo Montero. Pero también fueron protagonistas del entretenimiento argentino figuras emblemáticas tales como Susana Giménez, que condujo “El imbatible” y “Salven el millón”; Jorge “Cacho” Fontana, con el ciclo “Odol pregunta”; y Silvio Soldán con “Feliz domingo”.

Mientras tanto, del otro lado, la aparición en televisión junto a la posibilidad de obtener “dinero fácil”, son los dos motores más comunes que impulsan a las personas a anotarse.

Asimismo, como la interacción y participación son su principal distintivo estos programas suelen ocupar los horarios más requeridos de la grilla. Por lo tanto, en general se emiten desde las 21:30 hasta las 00:00, momento en el que están todas las familias reunidas frente al televisor.

Según Paula Lopez, productora de casting en Endemol, para seleccionar a los participantes de estos programas se tienen en cuenta dos factores: el conocimiento y la soltura en cámara. “En los castings para ‘Mejor de noche’, les damos un cuestionario de cultura general y seleccionamos a los concursantes en función del nivel de conocimiento y evaluando si son simpáticos y dados para las cámaras”, explicó y agregó que se busca que en cada edición haya perfiles distintos promoviendo la empatía.

Por otro lado, López le explicó a NOTICIAS que lo que genera la buena recepción de estos formatos en la audiencia se encuentra en que “las personas se sienten identificadas con los concursantes y atraídas por el dinero -puesto que lo ven como algo accesible- y por el show de la televisión (los invitados y la presencia de Leo Montero, por ejemplo). Muchos vienen sin tener una necesidad económica, sino que quieren poner a prueba sus conocimientos. La audiencia participa desde su casa, dentro y fuera del programa, se sienten emparentados con los participantes. Es un desafío: poner a prueba el saber”.

Un formato universal. Si se piensan en esos formatos, automáticamente aparece en la mente la película indio-britanica ganadora de múltiples premios Oscar, “Slumdog Millioner” (2008) que gira en torno a un concurso en el que las vivencias del protagonista y su memoria le permiten ganar el premio millonario.

Si bien estos tipos de programas dan la vuelta al mundo y se dejan nutrir en cada país con su esencia y cultura, Inglaterra es la mayor potencia generando contenidos como “The alphabet game” (ITV Studios Global Entertainment).

Sebastián Moguilevsky, Gerente de Contenidos de Eyeworks (ex Cuatro Cabezas), aseguró a NOTICIAS que, bajo el nombre “Pasapalabra”, este programa lleva un gran éxito en España, donde se emite desde hace más de ocho años todas las tardes, manteniendo siempre el rating más alto de su franja, “una aplanadora”, completó. Warner hizo una alianza con ITV para adquirir algunos formatos de la empresa inglesa, entre los cuales se encuentra el del programa conducido por Iván de Pineda.

“Iván es la persona idónea para un programa que juega con palabras. Desarrolló un perfil muy acorde con lo que es la veta intelectual desde el éxito de Los 8 escalones”, explicó Moguilevsky y agregó: “Estos programas tienen mucho éxito porque todos pueden participar, no implica solo apreciar un show sino que traspasa la pantalla y muchas personas se involucran. Eso puede verse en redes sociales. Todos los quick shows tienen ese efecto pero no todos tienen la misma fuerza”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *