Mundo / 28 de Septiembre de 2016

El año boom del cine argento: casi 5,5 millones de espectadores

El reciente fenómeno Gilda pone en relieve el excelente 2016 del cine local. Diez películas por encima de los 300 mil espectadores.

Por

Oreiro en el mejor papel de su carrera en el cine.
Oreiro en el mejor papel de su carrera en el cine.

El tándem de “Gilda” (que en apenas diez días fue vista por 472.690 personas), y “El Ciudadano Ilustre” (desde su estreno suma 255.110) localidades), le dieron el 1-2 al cine argentino los dos últimos fines de semana en la boleterías del cine. Postal de un año que viene siendo superlativo para el cine local, que ya acumula 5.429.277 entradas vendidas. El gran tanque argento de 2016 es “Me casé con un boludo”, la comedia con Adrián Suar y Valeria Bertuccelli que se estrenó en marzo, y que superó los dos millones de espectadores (2.015.639). El segundo escalón del podio es para “El hilo rojo”, con casi 700 mil boletos, y luego siguen a coproducción española de suspenso “100 años de perdón”,  “Permitidos”, “Inseparables” y el policial “Koblic”, todas por encima de los 300 mil espectadores, podio al que seguramente se sumará Gilda. De eso modo, entre las diez más vistas concentran el 90 por ciento de las entradas (en total se estrenaron 125 títulos locales).
Cambio de mirada. Las películas argentinas dejaron de pensar en la crítica para pensar en el público (luego la crítica acompañará), apostaron a la comedia en lugar del drama (7 de 10 en el top ten). Hay una mejora cualitativa en los últimos años en el nivel de producción, pero también en términos de comunicación y de distribución. “Gran parte de los responsables de los distintos tipos de producción, han comenzado a interesarse para que sus producciones alcancen al público. Esto es lo que tenemos que apoyar desde el INCAA, para que la producción no sea un fin en sí mismo. Esta visión y decisión han hecho que el valor de producción de nuestras películas tenga un standard alto y que cualquiera sea el género (documental, ficción, animación), logren contactar al público target al que irá dirigido”, explica Alejandro Cacetta, presidente del INCAA, y productor de films como  “Un novio para mi mujer”, “Dos más dos” y “Corazón de León”.
Fenómeno Gilda. La biopic protagonizada por Natalia Oreiro consiguió en su estreno el primer puesto de la taquilla. En sus cuatro primeros días en las salas, el film sumó más de 225.000 entradas vendidas en todo el país. Fue el segundo entre los mejores arranques del año para el cine argentino después de las 420.000 entradas de “Me casé con un boludo”, que además se ubica tercera entre las mejores aperturas históricas del cine nacional, detrás de “El clan” (el año pasado metió 670.000 tickets en 5 días por fin de semana largo) y de la todavía invencible “Relatos salvajes” (450.000 espectadores en agosto del 2014).
Al gran comienzo de Gilda se sumó el anuncio del acuerdo de distribución con Paradiso para ser estrenada en el mercado norteamericano (según publicó la revista especializada Variety): se estrenará en el primer cuatrimestre de 2017 según publicó la revista especializada Variety. La distribución latinoamericana ya cuenta con países confirmados para el estreno: Chile, Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador. Y gracias a la fama de Oreiro en Israel, allí también se estrenará la película (y se descuenta que algo similar pase con la distribución en Rusia).
La taquilla. Las cifras de la taquilla del cine nacional cobran fuerza en la general, que este año cerrará por algo por debajo del año pasado, que con 50,3 millones de espectadores, tuvo  la mejor marca de las últimas tres décadas. Tras un arranque auspicioso del 2006, los últimos meses marcaron una caída. En julio la baja fue del 8% frente a las vacaciones de invierno de 2015. Pero la caída resultó bastante más pronunciada en agosto, ya que el comparativo marca una disminución del 19,3% producto de la venta de 940.000 localidades menos, según las cifras de Ultracine.
En cuanto a títulos argentinos, mientras en agosto de 2015 brillaba “El clan” como la más vista, este año “Permitidos” tuvo que pelearla con “Escuadrón suicida” (hoy supera el millón de tickets) y “La vida secreta de las mascotas” (el boom infantil del año con 2.331.133 espectadores).
Por el momento el acumulado de los primeros ocho meses del año es de casi 39 millones de tickets, medio millón menos que el que se había registrado en el mismo período del año pasado. “El porcentaje de público argentino este año sobre el total de público general, volverá a ser igual o superior que el logrado el año pasado, lo que marca el grado de consolidación de nuestro cine. Pero será mayor en los años venideros, pensando no solo en las salas de cine, sino también en otros medios en los que hoy se ven las producciones audiovisuales (TV, streaming, festivales). Este porcentaje de participación, es uno de los más altos de Iberoamérica”, refrenda Cacetta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *