Personajes / 19 de Diciembre de 2016

José Meolans: “Cuando me retiré, me saqué la mochila”

Lanzó un libro, dirige una escuela de competición y fabrica indumentaria deportiva. Cómo sobreponerse a los errores.

La culpa fue del miedo. Los padres lo mandaron a natación a los cinco años para evitar que se ahogara en el río San Antonio al que tenía salida su casa en Carlos Paz y no corriera peligro en la pileta de sus abuelos. Lejos de ser una amenaza, el agua terminó siendo su medio natural. A los seis, se colgó la primera medalla y su mamá le dijo al oído: “¡Josito, hasta los Juegos Olímpicos no paramos!”. No fue una exageración de madre babosa. Durante una década, José Meolans estuvo entre los diez mejores nadadores del mundo. Hace ocho años que dejó la pulseada con el cronómetro. Ahora es un hombre con los pies en la tierra y una espalda tan ancha como marcada, que volvió a vivir en Córdoba Capital y cuenta sus experiencias y saberes en “Nadar, por qué la natación nos ayuda a vivir mejor”, el libro que escribió junto al periodista cordobés Adrián Flores.
Noticias: El 21 de diciembre se cumplen ocho años de su retiro.
José Meolans: ¡Sí! Me llamó poderosamente la atención en todo este período que el tiempo haya pasado tan rápido.
Noticias: ¿No lo padeció?
Meolans: ¡No! Para mí el retiro no fue un sufrimiento. Lo había premeditado mucho. Igual es importante llenar ese vacío que te queda, porque yo vivía para eso.
Noticias: A lo largo de la carrera, tuvo momentos en los que quiso tirar la toalla y no lo hizo, ¿qué lo decidió al retiro?
Meolans: Que en parte dejé de disfrutar el entrenamiento y la competencia. Eso atenta muchísimo contra el rendimiento.
Noticias: Sin embargo, sus mejores marcas fueron en ese último año.
Meolans: Sí, creo que me retiré logrando mi mejor marca por la tranquilidad que tenía. La última prueba la gané diciendo: “La voy a disfrutar, es la última”. Del mismo modo fui a los Juegos Olímpicos de Beijing, con la responsabilidad que implicaba pero con esta mentalidad de regalármelo.
Por entonces empezaba a pensar qué iba a hacer en su nueva vida. El fin de su carrera deportiva coincidió con el comienzo de su relación amorosa con Valeria Lebeau, a quien conoció en la Agencia Córdoba Deportes. Juntos son padres de Martina. Meolans reconoce que bajo la rigurosidad de su etapa competitiva, hubiera sido muy difícil armar una familia. También que en los últimos años hizo el trabajo de aflojar las obsesiones que le había dejado el deporte de alto rendimiento.
Noticias: Tras el retiro ¿Sintió la desesperación de no tener qué hacer o a dónde llegar?
Meolans: No, nunca. Sentí eso de sacarme la mochila, de no tener que entrar a las 7 al agua. Antes podía salir a bailar y tomar alcohol pero sabía que no iba a ser lo mejor y no lo hacía.
Noticias: Su último entrenador se adjudicó públicamente la responsabilidad por su bajo desempeño en los JJ.OO. de Atenas 2004.
Meolans: Sí, Orlando (Moccagatta) salió a respaldarme en el momento más difícil de mi vida deportiva. Es un tipo de una madera tremenda. Yo también había tenido mis errores. ¡Lo que me llevó salir de ese trance! Perdí totalmente la confianza, no tenía ganas…
Noticias: ¿Qué fue lo peor de aquello?
Meolans: Cuando tenés tantas aspiraciones o pretendés un objetivo alto, el no concretarlo… En Atenas, muchos decían que yo podía ganar una medalla. Me lo creí y eso atentó contra el rendimiento. En ese momento me lo tomé demasiado a pecho. Hoy lo veo como un paso que me dejó una enseñanza.
En cuanto se retiró, Meolans comenzó a dar clínicas de natación y, desde hace unos meses, se puso al frente de una escuela formativa de competición en La Rufina Club, Córdoba, donde entrena a chicos desde 10 años.
Noticias: Toda una responsabilidad formar a nuevas camadas, ¿no?
Meolans: Sí. Hoy veo que los chicos creen que es muy fácil llegar. Te dicen: “¡Sí, yo a un JJ.OO. puedo llegar!”. Pero para tener resultados, necesitás sostener el esfuerzo a largo plazo y es determinante la paciencia y la perseverancia. Trato de reforzar mucho esos mensajes. El otro día me preguntaban cuándo van a competir, pero si llegan 15 minutos tarde a las rutinas o faltan… Yo les digo: “¿Ustedes realmente creen y quieren competir así?”. Les planteo que pongo mi compromiso pero que también necesito el de ellos.
Noticias: También tiene su marca de indumentaria para nadadores.
Meolans: Sí, mi mujer me empujó. Lo hacemos entre los dos y tenemos bastantes peleas por eso (se ríe). Cada uno diseña un modelo y cuando salen a la venta, vemos cuál vende más.
Noticias: ¡Sigue compitiendo, no puede con su genio!
Meolans: (risas) Lo hacemos desde hace tres años, hemos tenido una buena devolución de la gente y queremos incorporar el traje femenino.
Noticias: Lo habrán invitado a “Bailando por un sueño” un montón de veces.
Meolans: Sí, y desistí. Hice esa apertura para darme el lujo de estar en el programa más visto de la televisión argentina.
Noticias: ¿Pero se tentó alguna vez con participar?
Meolans: No iría. La tentación es sólo económica.
Noticias: Y es una gran vidriera también.
Meolans: Obvio, como la propuesta de ir al teatro con Stravaganza. Pero ese tipo de cosas las evalúo mucho porque si tomo la decisión de estar y después me arrepiento, va a ser lo peor que me pueda pasar, lo voy a padecer.
Noticias: ¿Tuvo ofrecimientos de cargos políticos?
Meolans: Sí, hasta para ser vicegobernador de Córdoba. No te voy a decir quién.
Noticias: Alguien responsable como usted, ¿cómo reacciona ante semejante propuesta?
Meolans: Ni lo pensé, dije que no, porque no tengo la capacidad y desentiendo un montón de cuestiones.
Noticias: ¿Y si fuera en el área de Deportes?
Meolans: Hice una experiencia de un año en la Agencia Córdoba Deportes, ni bien me retiré, y terminé renunciando. No tenía poder de decisión y todos los proyectos iban para atrás. Es algo que me gustaría, pero debería pensarlo mucho.
Noticias: ¿Cómo está Deportes bajo la gestión Macri?
Meolans: No ha habido cambios, más allá de que ahora depende del Ministerio de Educación. Desde que se creó el ENARD, los deportistas de alto rendimiento tienen más facilidades. Igual pienso que hay que prestar atención también a lo que viene por atrás.
Noticias: Si no cómo se llega al alto rendimiento, ¿no?
Meolans: Exactamente, entonces es a partir del deporte social, de la escuela de iniciación deportiva, de las tecnicaturas, estamos lejos de un deporte universitario y quizás habría que empezar a instalarlo y trabajarlo más. Hay que atender muchas cuestiones para mejorar los recursos, la cantidad y la calidad de los deportes.
Noticias: Habrá tenido que tener cintura para no comerse los sapos, ni del éxito ni del fracaso.
Meolans: No te tiene que afectar. Cuando yo volví de Atenas, me esperaban dos personas y cuando volví del mundial, inmediatamente tenía que ir a Casa de Gobierno, es parte del juego.
Noticias: Los “amigos del campeón” y las críticas ante el primer tropezón, algo que bien conoce hoy Lionel Messi, por ejemplo.
Meolans: Uf, sí, creo que debe ser muy difícil ser Messi, porque está en otro plano; yo soy nada al lado de él. Pero me siento un privilegiado porque me tomaron como referente. He dado mucho por la natación y la natación me retribuyó mucho a mí. Entonces las deudas están saldadas de los dos lados.

Valeria García Testa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *