Cine / 22 de diciembre de 2016

Intruso

(EE.UU., 88′, 2016) Suspenso. Dirección: Travis Z. Con Justin Ament y elenco. AM 16.

Por

★★ Ay. Bueno, eso, “ay”: otra película que encuentra salas porque en las fiestas no se estrena nada y poca gente va al cine. Está construida alrededor del lugar común: chica bonita y rubita en plena tormenta, sola en casa, es acosada por admirador peligroso, probablemente asesino psicópata. Aquí el problema es que el film está lleno de citas (no falta la ducha, no falta el teléfono que anuncia el crimen, no falta el cuchillo, no falta el plano que sorprende un detalle con la luz de un relámpago, no falta ni el gato) pero, en lugar de integrarlas en la trama suenan a pura pereza del guión. ¿Hay que mostrar el cuerpo de la protagonista? Que se duche y aparezca el peligro por ahí, etcétera. Repitamos: el lugar común no es un problema siempre y cuando se filme de tal modo que creamos en él. Si no, es un rejunte de material predigerido y preembalado. Es el caso de esta película.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *