Personajes / 13 de Enero de 2017

Corina Fiorillo: “Faltan gestores culturales”

La primera directora mujer en ganar el ACE de oro habla sobre el teatro comercial versus el alternativo. Doctorado en física y militancia de izquierda.

Corina Fiorillo: “Faltan gestores culturales”
Fotos: Juan Ferrari

Es un animal de teatro. Vive, sueña y respira teatro. Una directora, y docente, reconocida y premiada y, encima, muy querida por sus pares. Un alma inquieta que no conoce descanso. “Tengo una hiperkinesia feliz por iniciar y transitar proyectos, y soy muy agradecida por trabajar en algo que me gusta tanto y por tener tanto trabajo” reconoce.
Corina Fiorillo es sencilla, cálida y de bajo perfil. Se mueve como pez en el agua en los distintos circuitos teatrales y trabaja varios proyectos al mismo tiempo, y siempre está nominada a algún premio. Sólo este año ganó la Estrella de Mar, el Trinidad Guevara, el ACE y el ACE de Oro, siendo la primera mujer directora en obtenerlo.
Pero su historia no comenzó con el teatro, sino con la música y la ciencia. “Vengo de la música clásica, comencé a estudiar de chica. Soy pianista y cellista. Después, en el secundario, la matemática y la física se me daban muy bien y, entonces, cuando terminé, me metí en Exactas. Me quedaron dos materias para terminar el doctorado en física. Acá el laburo científico es muy difícil y solitario. Y yo soy un bicho social”.
Noticias: ¿Cómo llegó al teatro?
Corina Fiorillo: Vengo de una familia artística. Mi papá toca el piano, mi hermana Marcela es pianista profesional, mis otros dos hermanos también hicieron el conservatorio y mi mamá tiene una vocación artística impresionante. El primer libro de teatro que leí, teatro argentino, me lo dio mi tía Corina cuando tenía once o doce años. Y otro tío hace esculturas y trabaja en museos.
Noticias: Iba a contar su llegada al teatro.
Fiorillo: Comencé estudiando actuación con Carlos Ianni y, apenas probé dirigir, supe que era lo mío. Me sentí como pez en el agua. Nunca más volví a actuar. No podría pararme arriba del escenario.
Noticias: ¿Le sorprendió que le dieran el ACE de Oro?
Fiorillo: Muchísimo, no lo esperaba, y me conmovió la cantidad de mensajes que recibí de reivindicación, porque se premió a un laburante, el esfuerzo, el trabajo y el circuito alternativo. Además, es la primera vez que una mujer directora gana el ACE de Oro.
Noticias: Usted trabaja en el circuito alternativo y también en el oficial y comercial. ¿Qué diferencias encuentra?
Fiorillo: Yo trabajo igual. La única diferencia es que en el comercial lo económico está asegurado. En el alternativo tenés que ser creativo a la hora de conseguir el dinero. En “Tebas Land”, por ejemplo, hicimos un work in progress y cobramos entrada.
Noticias: Usted lo sabe bien, tiene su propia sala.
Fiorillo: Sí, El Ópalo, en sociedad con mi marido, Fabián Pol, Nelson Rueda y Pablo Gorlero. Es muy difícil. Tenemos que pagar el alquiler más los impuestos y servicios, que son imposibles, y no tenemos inversores ni sponsors. Por suerte, tenemos subsidio de Proteatro y, ahora, vamos a recibir subsidio del Instituto Nacional del Teatro.
A Corillo le espera un 2017 bien movido. El 5 de enero estrena “Dignidad” –con Roberto Vallejos y Gustavo Pardi – en el Maipo. En febrero, “Tebas Land” –con Gerardo Otero y Lautaro Perotti– en Timbre 4. Además, prepara una versión de “El Avaro” de Moliére para el San Martín, “Concierto para un olmo”, con Charo López, en Madrid, y Jardín de Invierno (primera producción teatral de Underground), en El Picadero. Y reestrena Nerium Park, en abril, en Timbre 4.
Noticias: ¿Cómo ve el ámbito de la cultura?
Fiorillo: Complicado. Por suerte, los artistas estamos unidos y conscientes de que hay que seguir haciendo y protegiendo determinados lugares. Admiro la gestión del Instituto Nacional del Teatro, con Marcelo Allasino y Federico Irazábal, y ojalá el San Martín se abra el año próximo.
Noticias: ¿Hay políticas culturales?
Fiorillo: No. La cultura la hacemos los que hacemos cultura. Al Gobierno le faltan gestores culturales y creo que están tratando de buscarlos. Ángel Mahler tiene muy buena voluntad, y me da mucha alegría que Tantanián esté en el Cervantes, y confiemos que Telerman haga una buena gestión en el San Martín.
Noticias: ¿Cuál es su mirada sobre el nivel artístico?
Fiorillo: Admiro a gente como Claudio Tolcachir, las hermanas Marull, Javier Daulte. Claudio y Javier, estando donde están, reman sus salas alternativas con mucho esfuerzo. En el teatro comercial, los productores buscan lo que pueda resultar. Van detrás de la comedia porque “Toc Toc” fue un éxito. Me sorprendió la programación del San Martín para 2017. Arlt, Gogol, grandes autores franceses, Tolcachir asociado para una producción en conjunto. Y el Centro Cultural San Martín tiene obras preciosas, como la de Lola Arias.
Noticias: ¿Cómo elige sus obras?
Fiorillo: Algunas me llegan y otras, investigo, leo muchísimo, busco autores nuevos. A Josep María Miró – autor de “El Principio de Arquímedes” y Nerium Park- me lo recomendaron amigos españoles y cuando lo leí me quise morir. Era una bomba. A Sergio Blanco, un autor uruguayo brillante, que vive en París, llegué a través de su hermana, una gran actriz. Es muy perturbador e interesante, mezcla la autoficción con los grandes mitos. En Tebas Land usa el mito de Edipo y mezcla la complejidad de la construcción de una obra de arte con el parricidio.
Noticias: ¿Y cómo aplica el conocimiento científico en sus puestas?
Fiorillo: La matemática me sirve para organizarme y para aprender a ver la totalidad como un conjunto de pequeñas sumas de fragmentos. Organiza mucho el espacio, los equilibrios y también lo musical, que es imprescindible en una puesta.
Noticias: Su próximo estreno es “Dignidad” del español Ignasi Vidal, que trata sobre la corrupción en el mundo de la política.
Fiorillo: Sí, Vidal es también actor, músico y cantante de los grandes musicales españoles. Escribió un gran thriller político, pero, en realidad, habla sobre las traiciones humanas y lo desolador que es asumirlas.
Noticias: Inevitablemente corrupción y política aparecen siempre asociadas.
Fiorillo: Sin embargo, yo creo que es posible tener una vida ética y moral, aún dentro de la política. Creo que existe la gente ética.
Noticias: ¿Adhiere a algún partido?
Fiorillo: Siempre me identifiqué con pensamientos de izquierda. En los ochenta milité en el MAS, de Zamora, en la universidad y en el sindicato de comercio. Después me fui separando. Ahora milito en ir por la vida y no perder de vista al otro.
Noticias: ¿Qué le parece el Gobierno?
Fiorillo: Yo no lo voté y lo critico bastante, especialmente en su postura social, pero todos somos responsables de los gobiernos. Creo en una sociedad que se hace cargo, no en una que putea al Gobierno.Objetar lo que está mal y adherir a lo que está bien. Así se generan los cambios.
Noticias: ¿Y la situación en el ámbito científico?
Fiorillo: Es inadmisible el recorte presupuestario. Pone en riesgo la situación de nuestros científicos, que da orgullo tenerlos acá y no en el exterior. Se había logrado una estabilidad y, si el recorte no nos parece grave, la ciencia y la tecnología tenderán a desaparecer. Cosa gravísima para una sociedad. La ciencia, como el arte, es una inversión, no es un gasto.
Noticias: ¿Cómo es su vida personal?
Fiorillo: Estoy casada con Fabián Pol, que es fotógrafo, hace 25 años y llevamos 27 juntos. Mi hijo Nicolás (22) hace cine y trabaja en el departamento audiovisual del Complejo Teatral de Buenos Aires; y mi hijo Tomás (19), hace música y tiene su propia banda. Toda mi familia me apoyó y sostuvo para que yo pudiera ser buena mamá y hacer todo lo que hago.
Noticias: ¿El balance de su matrimonio?
Fiorillo: Maravilloso, tengo un compañero fantástico. Uno de mis hijos tuvo enormes problemas de salud cuando nació y tuvimos casi nueve años de una gran lucha humana. Salir estables de algo tan grave, como la posibilidad de que se te muera un hijo, fue complejo. Aprendí que todo es un juego y que el tip está en el disfrute. Mi hijo me enseñó mucho. Aprendí a ir más liviana, a no ser tan apegada a las cosas.
Noticias: Además, tiene un alma gemela.
Fiorillo: Sí, mi hermana Marcela, una pianista extraordinaria, que vive en Australia. Somos muy diferentes y muy iguales. Admiro profundamente su ser artístico.
Noticias: ¿Y usted no pensó en establecerse en el exterior?
Fiorillo: No, salvo en caso de guerra o que mis hijos corrieran peligro. Soy muy arraigada. Sí, me encantaría ir a dirigir a Francia y a Italia. Es una asignatura pendiente. Igual que dirigir cine. Me fascinaría.

 

Cecilia Escola

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *