Opinión, Política, Sitios Externos / 10 de Marzo de 2017

Cristina: y si goza, ¿qué?

Flor K posó el miercolés 8 con una tapa polémica de NOTICIAS. El jefe de redacción de NOTICIAS lo celebra y asocia el goce de CFK con el de Macri, Perón, Menem, Vidal y Carrió.

Por

El miércoles 8, en la marcha por el Día Internacional de la Mujer, Florencia Kirchner posó junto a una pancarta compuesta por aquella polémica tapa de NOTICIAS titulada “El goce de Cristina” y una frase escrita a mano: “Y si gozo, ¿qué?”.

Al fin se interpretó aquella portada, que muchos -sobre todo muchas- kirchneristas tomaron casi como un acto salvaje de mutilación musulmana; como si se hubiera pretendido acusar a la entonces presidenta de gozar con el ejercicio del poder. Acusación cero. Sólo se trató del registro de unos días -vean la nota de Alejandra Daiha en su contexto, a la distancia- en que CFK hacía teleconferencias soeces con obreras de una fábrica de pomos metálicos -“¿apretás el pomo?”, les decía-, hablaba de las propiedades afrodisíacas del cerdo, retaba a funcionarios con tono insinuante y a empresarios con dominante sorna, en público. Se la veía chocha de placer en el rol que estaba desempeñando.

Y si goza, ¿qué?  Nada. Mejor dicho: todo bien. Y tampoco debería estar mal hablar, de vez en cuando, de esas cosas. De todo se debería poder hablar.

Yo gozo haciendo periodismo. Conozco médicos/as, arquitectas/os, artistas, deportistas, juezas/es y comerciantes que gozan con lo que hacen. Porque en la realización de lo que a uno le gusta hacer va también la libido y en los buenos resultados está la excitación, el goce y la saciedad del instinto. Y si hacer las cosas con gusto erotiza, el poder erotiza más, según se ha comprobado en infinidad de casos.

El goce sexual es un acto privado. El goce profesional es público. El goce político mucho más y nos afecta, porque afecta la acción de nuestros líderes. Los griegos y Shakespeare sabían de esas cosas. Las traducían a la ficción y a la poesía, gracias a sus personajes memorables podemos identificar complejos y manías humanas, la mayoría ligadas a la sexualidad y al eros, pero a más de dos mil años de unos y a casi quinientos del otro, tal vez estaría bueno que los tabúes y prejuicios vayan desapareciendo ya y podamos abordar la realidad con realidades.

Gozar es humano. Entender es divino. Y si goza, ¿qué? Nada. Mejor dicho: me alegro. Yo creo que Cristina goza cuando se hace la youtuber con videítos judiciales. Creo que goza cuando se victimiza, dándole a su problemática defensista un sentido histórico. La veo gozar siendo, en su peor momento, la única figura del peronismo con un predicamento inalterable en un tercio de la población. Perdón que lo diga, pero creo que Cristina goza más que Macri el ejercicio del poder.  No más que Perón o Menem. Tampoco mucho más que Vidal o Carrió: a ellas las veo en la senda dramática de CFK, gozozas de su martirologio, traducen misión, consagración a una causa, entrega y tengo que decirlo: calentura. Estamos hablando de pasión, amigas/os.

Y si gozan, ¿qué? Nada. Mejor dicho: las felicito. Tengo mis críticas, obvio, pero van por otro lado.

*Jefe de redacción de NOTICIAS.

 

5 comentarios de “Cristina: y si goza, ¿qué?”

  1. El tema mientras ella gozaba muchos otros (el pueblo) sufria pero lo mas patetico de todo es que muchos pensban que estabamos bien.
    No digo que ahora estamos bien ,lo digo por que si los K te escuchan criticar a su reina o a otro miembro del clan no solo saltan a decir los supuestos aciertos del proceso K sino que te dicen: Gorila , Facho , Macrista , globuludo,Panama peapers, etc.
    Como no tienen argumentos dicen esas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *