Mundo / 19 de Marzo de 2017

Brasil: 83 implicados por el caso Odebrecht

Toda la elite dirigencial está salpicada por la corrupción: 77 directivos confesaron coimas.

Por

Lula y Dilma encabezan la lista que tiene también a cinco ministros de Temer.

Ministros, senadores, diputados, y dos ex presidentes: el escándalo de corrupción en Brasil, vinculado a la constructora Odebrecht, alcanzó una nueva dimensión, poniendo bajo sospecha a 83 políticos (cinco son miembros del actual Gabinete de Michel Temer). El fiscal general, Rodrigo Janot, fue quien pidió investigar a gran parte de la elite política, y ahora la pelota la tiene el Tribunal Supremo (STF), ya que la mayoría de los implicados tienen fueros.

La lista

Aunque en teoría los nombres están bajo secreto judicial, varios medios brasileños revelaron el martes pasado la llamada “lista de Janot”, que implica a los tres grandes partidos brasileños: el  PT de Lula y Dilma, el PMDB de Temer y el centrista PSDB.
Las revelaciones son parte de las llamadas “delaciones premiadas”, que llegan con las declaraciones de 77 directivos de Odebrecht que “entregaron” a los políticos a cambio de ventajas en sus propios procesos judiciales.

Debido a su potencial explosivo, las denuncias de Odebrecht eran llamadas desde hace tiempo como la “delación del fin del mundo” en Brasil (la constructora está envuelta desde hace meses en un escándalo de corrupción por el pago de sobornos en al menos diez países de América Latina). Y los primeros detalles parecían cumplir con las expectativas: entre los políticos incluidos en la lista están cinco de los 29 ministros de Temer, entre ellos el nuevo titular de Exteriores, Aloysio Nunes, así como el jefe de Gabinete, Eliseu Padilha.

También están el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, y el del Senado, Eúnicio Oliveira, ambos estrechos aliados de Temer.
Y además de los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, son mencionados los dos antiguos ministros del PT Guido Mantega y Antonio Palocci, ya desaforados por acusaciones de la megacausa sobre corrupción política “Lava Jato” (“Lavado de coches”), de la que partieron las indagaciones contra Odebrecht. También Lula debe responder en al menos tres procesos vinculados al “Lava Jato”.

Causas

En total, la Procuradoría General (fiscalía) brasileña envió el martes 320 solicitudes a la Corte Suprema, contando los pedidos para trasladar casos de otros tribunales. En los documentos son citados al menos 170 políticos con fueros, aseguró el canal Globo News. La investigación ocupó a 116 fiscales, que participaron en los 950 interrogatorios a los ejecutivos de Odebrecht.

“Ahora los parlamentarios y ministros trazan un cronograma para intentar sobrevivir a ‘Lavo Jato’”, explicó a NOTICIAS Clovis Rossi, columnista del diario Folha de Sao Paulo.

“Prevén tres o cuatro meses de agonía con la divulgación del grueso de las delaciones”, agregó. La estrategia podría ser esperar a que transcurra ese tiempo para poner en marcha después las duras reformas que planea el Gobierno de Temer para afrontar la crisis económica, como la del deficitario sistema público de pensiones. Pero las denuncias de Odebrecht podrían alcanzar en algún momento incluso al propio Temer, debido a informaciones de que la constructora hizo aportes ilegales a la campaña de Rousseff y Temer para las elecciones de 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *