Sociedad / 15 de mayo de 2017

Bonafini vs. Schoklender: enemigos íntimos desde 2012

La titular de Madres de Plaza de Mayo y Sergio Schoklender fueron procesados por la causa Sueños Compartidos. Llevan años acusándose mutuamente ante la Justicia.

Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender fueron procesados hoy por el delito de defraudación a la administración pública en el marco de la causa que investiga el destino de los fondos estatales para construcción de viviendas a través de la fundación Sueños Compartidos.

Aunque el enfrentamiento entre Hebe de Bonafini y quien ella consideraba su “hijo adoptivo” no es nuevo. El 27 de julio de 2012, la periodista Mariel Fitz Patrick publicó en NOTICIAS la siguiente crónica de sus denuncias cruzadas:

El jueves 26  de julio (de 2012) la titular de Madres de Plaza de Mayo denunció en Tribunales a Sergio Schoklender por intimidaciones y amenazas. “Ya estoy en libertad y no descansarán”, le dijeron a Bonafini con una voz poco audible, en una de las reiteradas llamadas que viene recibiendo en su celular y en su oficina en la Fundación, desde el 6 de julio, el día que el ex apoderado de Madres salió en libertad bajo fianza.

El mayor de los Schoklender está procesado por el desvío de fondos públicos destinados a viviendas sociales construidas por la Fundación. Según Bonafini, esos llamados –en los que se escuchaban “risas, zumbidos” y “extraños ruidos”– fueron después de las seis de la tarde, cuando al retirarse sus colaboradores, era ella la que respondía el teléfono. La titular de Madres detalló en su denuncia que Schoklender habría estado “deambulando frente a la sede de la Asociación” y que el martes 24 de julio habría ingresado al bar que está en la misma cuadra, y en voz alta ” con la clara intención de ser escuchado” dijo que “buscaba un departamento para alquilar en esa manzana”.

LA RÉPLICA. “Es un disparate. Jamás en mi vida amenacé a nadie, y menos a ella. Mi teléfono está intervenido hasta por la guardia urbana”, se defendió ante NOTICIAS Schoklender, quien agregó: “Desde que me fui de la Fundación, jamás volví a pasar por la puerta”. El ex apoderado, además, aseguró que ese día estuvo fuera de la Capital: “Me fui a las 9 de mi casa en Colegiales hacia Pilar, donde estuve reunido primero con dos editores de un diario nacional y, después, con un funcionario y un ingeniero. Me quedé a dormir en Pilar con mi hijo y recién volví al otro día temprano, para cumplir con el requisito que me fijó el juez de no ausentarme de mi domicilio”. Para probarlo, Schoklender le adelantó a esta revista que presentará ante la Justicia “una lista de 20 testigos que van a confirmar” que no estuvo en la Ciudad ese día y que entregará su celular.

La titular de Madres ya lo había acusado cuando estalló el escándalo de “chorro” y “traidor” por haberle robado a la entidad. Pero Schoklender arremetió: “Toda su vida Hebe hizo denuncias falsas, como cuando dijo que la torturaron a su hija y no fue así”. Para el ex apoderado, esta presentación judicial es “un intento más” de desacreditarlo: “Busca tapar las denuncias que hice de sus viajes y los de su hija al exterior con dinero de Madres, entre otros manejos que va a tener que explicar ante la Justicia”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *