Televisión / 21 de Mayo de 2017

Marcelo Tinelli reestrena Showmatch con elenco suplente

El conductor sintió los reveses de fútbol y política también en la tele: los que antes iban al pie hoy se hacen los difíciles con el Bailando.

Por

Marcelo Tinelli calienta motores para su vuelta a la tele. El lunes 29 volverá a gritar “Buenas nochea América!”.
Marcelo Tinelli calienta motores para su vuelta a la tele. El lunes 29 volverá a gritar “Buenas nochea América!”.

Marcelo Tinelli calienta motores para su vuelta a la tele. El lunes 29 volverá a gritar “¡Buenas noches América!”. Pero el arranque estaba previsto para el 15 de mayo: como suele ocurrir todos los años, Showmatch se retrasó. El elenco no estaba: como nunca, las negativas de los tentados, y de confirmados que se bajaron, trabaron el arranque. “Pensamos en un momento en dividir en dos el certamen pero el problema que teníamos era que muchos optaban por el segundo certamen. ‘Voy en la segunda parte’, decían, y nosotros teníamos que arrancar ahora. Está bueno si decís ‘yo como productor a estos 14 los pongo acá y los otros acá’. Pero todos los que venían pedían ‘no me pongas en el primero, dame tiempo’. Y así no sé, bailo yo y mi peluquero”, desdramatizó Marcelo.

Elvio “El Bichi” Casciano (“una pieza indispensable en el estilo de un Número 1 de la conducción en la TV argentina”, como se autodefine el peluquero de Tinelli), no será de la partida. Pero casi. El elenco del Bailando 2017 recurre a varios “amigos de la casa” para cubrir los huecos que dejaron las gestiones truncas y la ausencia de figuras internacionales.

No bailo, no

Cerrada Carolina “Pampita” Ardohain como jurado, la producción del show hizo las gestiones por su novio Pico Mónaco para tenerlo en la pista. El tenista, que tenía previsto su retiro, pero se excusó en la agenda deportiva para pasar. El cachet no lo sedujo, pero sí estará en la presentación del ciclo, y quizás en algún rítmo.

Algo parecido se dio con Jimena Baron, en pareja con Juan Martín del Potro. La actriz, consultada para bailar, pero grabando a diario “Quiero vivir a tu lado” (Polka), podría sumarse más adelante.

María Eugenia Ritó y Matías Alé prefirieron preservar su salud mental y física. Y lo mismo pasó con Barbie Velez. Igualmente, Pedro Alfonso se puso en duda en el verano amparado en su reparada rodilla. Pero “no tenía opción”, dicen en Ideas. Y lo mismo valía para Fede Bal y Laurita Fernández, que tras varios meses de idas y vueltas, terminaron cerrando. Sin embargo, en los pasillos de la productora mudada a los estudios de La Corte, adelantan que tanto Peter como Laurita pedirían reemplazo sorteados los primeros meses: la conductora de Combate quiere privilegiar su nueva carrera.

Su compañero en la conducción, el Pollo Álvarez, fue el no más sonado. Tras haber anunciado su participación en el Bailando con Virginia Gallardo como partenaire, dio marcha atrás. El dinero no habría sido el problema, si no el conflicto de sus otros empleadores en que trabaje en un canal que es competencia, y en los escándalos que allí se generan: el Pollo, galán del año, tuvo un affaire con su compañera, hoy de novia con Bal. “Puesto a elegir tuve que priorizar mi carrera como conductor”, dice Álvarez. “Hablé con el Chato y Hoppe, les pedí las disculpas del caso y lo entendieron”.

Otra de las confirmadas que dio marcha atrás fue Rocío Oliva, que peleada con Diego Maradona, había aceptado participar del show de su hoy enemigo. Pero tras la reconciliación se subió a un avión rumbo a Dubai y plantó a los productores. “Diego lo llamó y le dijo: ‘Marcelo, ¿vos querés estar bien conmigo o mal conmigo? ¿A vos te interesa el fútbol, querés que estemos bien, que tengamos futuras negociaciones, o te importa Rocío que capaz en dos galas se va?'”, habrían sido las palabras del ex DT de la Selección. Y hablando de DT, hasta el amigo Caruso Lombardi se hizo humo ante la propuesta del conductor.

Cumbia nena

Siempre hubo quien le dijera que no a Tinelli y el Bailando, amparado mayormente en cuestiones estéticas e ideológicas. Y ahí iban Marcelo y sus productores estrella, el Chato Prada y Fede Hoppe, para torcer voluntades con billetera y el peso del rating. Ejemplos sobran, de Maximiliano Guerra a Carla Conte, pasando por Flor Peña, el más sonado.

Era raro que la negociación no se diera si había voluntad, y sobre todo presupuesto. Claro, de eso adolece este Bailando 2017. Si el año pasado Marcelo volvió a la tele tras capear los problemas contractuales y financieros con el Grupo Indalo (de Cristóbal López), este año optó sanamente por el recorte y los topes de sueldos. Mientras en el 2016 Candela y Oscar Ruggeri sumaban 500 mil pesos por mes, este año el que más cobre alcanzará los 200 mil (20% menos). Así, el promedio para quienes bailen será de 60 mil pesos, y por supuesto hay varios por debajo.

“Marcelo pidió más para él y su gente, lo que es lógico. Pero entendió que el negocio tenía que cerrar, si no él no cobra”, explica una fuente de Indalo. Así llegó el “relleno barato”: el regreso de la Mole Moli; Alejandro “Huevo” Müller y su novia; Sol Pérez (la chica del tiempo en TyC); y Macarena Rawson Paz (la novia de Fabián Doman). Las bailarinas potenciadas: la Chipi (esposa de Dady Brieva), Lourdes Sánchez (novia de el Chato), y Mimi (esposa del Tirri, el primo de Tinelli). Sazonado con los astros cumbieros: el Polaco con Silvina Luna; el Dipy y Gladys la Bomba tucumana.

El glamour de los famosos estará concentrado en la presentación del show: Mariana Fabiani; Valeria Bertucelli; Florencia Peña; Griselda Siciliani; Lali Espósito; Pico Mónaco y Luciano Castro; Isabel Macedo; y los políticos Juan Manuel Urtubey; Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli “Confirmamos que para el primer programa va a venir a cantar Luis Fonsi y que Martín Bossi va a hacer Cristina (Fernández de Kirchner) en vivo después de ocho años que no la hace”, ensalza Tinelli.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *