Personajes / 1 de agosto de 2017

Ismael Serrano: “No quiero que mi hija pierda sus raíces”

Casado con una argentina, el español viaja todos los años al país. Espectáculo infantil, herencia política y el rol del artista.

Fotos: Marcelo Escayola

Ismael Serrano debe ser el cantautor español más argentino de todos. Y no porque su padre le haya inculcado en su adolescencia la música de Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui, sino porque su acercamiento a la lucha de las Madres de Plaza de Mayo y sus entradas agotadas en sus apoteóticas funciones en el Ópera promediando los 2000, le generaron un vínculo porteño tan estrecho, que terminó casándose con la argentina Jimena Ruiz Echazú (35), a quien conoció filmando la película “Luna en Leo”. Y producto de ese amor, además de la canción “Buenos Aires 2001” en la que habla de las virtudes de nuestra ciudad, nació Lila, quien a sus 3 años, lo motivó a escribir y dirigir la obra infantil “Oliverio y la tormenta”. Político y cercano a nuestra idiosincrasia más visceral, mezcla en su discurso el voseo con el tú.

Noticias: Su relación con nuestro país, le antecede a su mujer y hasta a su música…
Ismael Serrano: Mi vínculo con Argentina viene de antes de mi primer viaje en el 97 cuando presenté “Atrapados en azul” para cuarenta personas en La Trastienda. Ya tocando en los bares de Madrid y estudiando en la universidad, estaba en grupos de apoyo a las Madres de Plaza de Mayo. Nosotros en España también tenemos nuestro déficit en la recuperación de la memoria histórica y por ello, nuestra hermandad con el pueblo argentino, chileno y mexicano. Años de mucha sensibilidad, en la que participaba activamente en ONGs.

Noticias: ¿Lo que para muchos artistas españoles y latinos es Miami, para usted es Buenos Aires?
Serrano: Podría decirse que sí. No lo había pensado. Pero tiene que ver con que vengo visitando este país desde hace casi veinte años y cruzo el océano una vez por año porque más allá de que ahora mi mujer sea argentina, tengo muchos amigos también. Al día de hoy, puedo asegurar que pasé gran parte de mi vida aquí, y muchos de los momentos más gratos a nivel personal y profesional.

Noticias: En muchos casos, esos supuestos cambios de residencia los logra una mujer.
Serrano: En mi caso pienso en el 2001. Eso fortaleció mi vínculo. Porque vine a dar varios conciertos gratuitos de forma solidaria y me empeñé en venir y recorrer el país con mi música. Cuando a muchos ya no les convenía venir por la crisis, por el miedo y porque las ciudades estaban en llamas, yo me puse la guitarra al hombro y toqué en muchos sitios. Y mi canción a Buenos Aires fue una declaración de amor.

Noticias: Amor que nació desde el dolor.
Serrano: Sí, absolutamente. Amor que surgió de ver la red solidaria que se tejió entre los ciudadanos, Ver cómo un país que estaba desapareciendo se puso de pie gracias a su pueblo, con las fábricas recuperadas y los sistemas de trueque. Fue emocionante. Y ahora que todos me preguntan cómo veo al país, para ver en qué lugar me posiciono de la tan nombrada grieta, lo que puedo asegurar es que el 2001 fue la hostia. Esa fue la peor de las herencias.

 

Ver más:
Ismael Serrano: Un tributo al estilo de María Elena Walsh

 

Noticias: Muchos creen que “No estarás sola” está dedicado a Cristina Kirchner.
Serrano: No, es una canción muy anterior a ella como presidente. Si bien el objetivo último de una canción es que la gente se la apropie y le ponga caras y lugares, esa canción fue escrita para una chica que conocí en Chile, que viajaba mucho y a la cual sabía que no la iba a poder acompañar en su estilo de vida. Tenía yo 22 años. Lo cierto es que las canciones le dejan de pertenecer al artista y si “No estarás sola” representa a Cristina, a mi no me molesta.

Noticias: En su repertorio encontramos, entre muchos líderes, a Emiliano Zapata y al Che Guevara.
Serrano: Es que mi vínculo inicial fue con toda Latinoamérica. En los años 90 en México surgió la figura del subcomandante Marcos y la lucha zapatista, que en España se vivió con mucha efervescencia. Él representaba al pionero de la guerra intermundista, que cuestionaba la globalización emergente, reivindicando los derechos de los pueblos originarios. Y en la Universidad viví todas esas asociaciones culturales con cierta inquietud política. Como la asociación Rubén Darío con Nicaragua. Nunca fue una posición elegida a conciencia, sino mi ADN.

Noticias: ¿La discográfica nunca le pidió que dejara la política de lado?
Serrano: Yo lo tenía muy claro, con 23 años era un poco viejo. Ya lo decía Elliott Murphy, “para ser joven de grande, hay que ser viejo de joven”. Y a mí me pasó eso. Era tan contundente que no había lugar a esa objeción. Porque pedirme que dejara mis convicciones políticas, era vaciarme de contenido. Y así me sentí respetado. No dudo que haya gente a la que no le haya gustado, que pagué un precio porque hubo emisoras que sé que no quisieron pasar mi música o ayuntamientos donde no quisieron que haga mis conciertos. Pero es el precio que se paga cuando uno es fiel a sus convicciones.

Noticias: ¿Qué le causó lo sucedido en el concierto de Ariana Grande? Podría suceder tranquilamente en uno suyo.
Serrano: Me preocupa a la deriva que se está yendo. Cómo unos y otros quieren instalar el miedo en nuestras vidas. Cómo el fundamentalismo quiere condicionar nuestras acciones convirtiéndonos en víctimas con todos esos atentados. Y cómo la ultraderecha encuentra en ese miedo y en una sociedad en estado de shock que puede echarse a los brazos de propuestas disparatadas y terribles como el fascismo, su espacio para volver al ruedo. En Europa, en cada elección está la amenaza de la ultraderecha con un discurso xenófobo y terrible. Y la sociedad civil es rehén. Por el momento no encuentro una solución.

Noticias: ¿Dónde vive con su familia, en Argentina o España?
Serrano: Vivimos en España pero pasamos mucho tiempo en Argentina. Lila es española, pero me dice “vení papá”. Es argeñola (sonríe). Y eso condiciona mucho nuestras agendas, aunque ella ahora comienza la escuela y calculo que pasaremos más tiempo en España. Pero no quiero que pierda ni un gramo de sus raíces argentinas.

Noticias: “El mundo se derrumba” como decía Rick Blaine en “Casablanca” y usted haciendo teatro infantil, como yendo al sentimiento más puro.
Serrano: Hay mucho de eso. Por un lado está el ruido de mi paternidad y que quería escribirle algo a mi hija, porque siempre vemos cómo disfruta cuando va al teatro. Y también es un agradecimiento a la comunidad teatral por todo lo que nos dio. Me apetecía esta declaración de amor, además de que actúa mi mujer que es una gran actriz. Y luego hay mucho de tu afirmación, de toda la vorágine que hay en el mundo, rescatar lo puro, la esencia, lo pequeñito y dejar de lado el gran fuego de artificio. Promover la simplicidad y no la exaltación.

Noticias: ¿Oliverio surgió de alguna noche de desvelo de Lila?
Serrano: Oliverio nace de un chiste interno de mi familia, que cuando algo desaparecía decíamos que era el señor de las chanclas. Porque la chancleta es lo que uno pierde de vista más rápido. Y así se me ocurrió la idea de un ratón roba calcetines, un ser mitológico que habita en todos los hogares, que tiene mucho de desobediente y que suele molestar a Lila por las tardes cuando deja todo desordenado. En la obra, Oliverio cuenta la historia de Hamelín, y dice que los ratones tiran al flautista al río (sonríe).

Noticias: Todo hermoso, pero no deja de dirigir a su mujer.
Serrano: Pensé que iba a ser conflictivo, decíamos que podíamos acabar a hostias pero sucedió todo lo contrario. Fue todo muy suave. Cada uno respetó el lugar del otro en todo momento.

Noticias: De aquellas noches de bares perdidos en Madrid a tener en brazos a Lila, cambió todo. ¿Cómo hace para seguir componiendo?
Serrano: No tengo más noches que duran varios días como antes, ni vivo la periferia sórdida de la nocturnidad que correspondió a otra etapa de la vida, pero claro que también tengo mis crisis, mis encuentros y desencuentros. La vida cambia y cuando uno tiene un hijo, existe una renuncia. Aunque no es una renuncia castrante que incapacite para sentir cosas o para componer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *