Motores / 5 de Agosto de 2017

Lifan X60: China arremete

Llegarán más de media docena de nuevas marcas chinas. Lifan, la segunda en aparecer, ya renovó su SUV y le sumó seguridad.

Por

Dentro de poco llegarán a la Argentina mas de media docena de nuevas marcas de automóviles de origen chino, entre ellas Brillance, DFSK, Dongfeng, Great Wall, Kandi, BYD, Brogward y Haval. A estas se suman las que ya están como Chery que fue la pionera, Gelly, Foton, JMC, Zoyte y Lifan. Esta última fue la segunda en desembarcar y lo hizo hace apenas dos años. Se trata de una marca joven que es líder mundial en la producción de motores de motocicletas y que fabrica autos desde 2006. La compañía es originaria de la ciudad de Chongqing y es una de las de capital privado más grandes de China. En Brasil maneja sus operaciones de forma directa desde el 2012 y cuenta con una fábrica en la localidad de San José Uruguay.

El primer modelo en salir al mercado fue el X60 un SUV mediano que se caracteriza por ofrecer un interior amplio y versátil. Apenas un año después de su lanzamiento ya se presenta su primer rediseño que viene aparejado con una importante mejora en seguridad: la introducción del control de estabilidad ESP. Sus principales cambios radican en las ópticas de nuevo diseño con leds incluidos, y una parrilla diferente símil aluminio que une ambos faros. Por adentro, el X-60 ofrece un sistema multimedia renovado con mejoras funcionales. Este equipo incluye GPS, MP3, Bluetooth, Radio AM/FM, entrada USB, entrada MicroSD y cámara de retroceso.

El X60 es un SUV de los que viene ganando demanda y debe enfrentarse al Chery Tiggo, Renault Duster, Ford EcoSport y Chevrolet Tracker, entre otros. La propuesta del Lifan es el espacio interior y el equipamiento aunque todavía le falta pulir algunos detalles de calidad y terminaciones. Se ofrece una sola versión de motor naftero 1.8 de 132 CV que se caracteriza por su elasticidad aunque nos resultó algo gastador. El comportamiento es aceptable, con trenes de rodajes robustos y suspensiones independientes en ambos ejes para mejorar la dinámica. Como dijimos la seguridad es favorecida por la incorporación del ESP aunque el tacto del pedal de freno se lo percibe algo duro e. Su precio de $374.000 lo ubica levemente por arriba de su principal rival el Tiggo 3.

*Redactor Jefe Revista Parabrisas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *