#PerfilElectoral / 13 de agosto de 2017

Carrió ganó con el libreto de su enemigo Durán Barba

A pesar de su enfrentamiento con el gurú del macrismo, la candidata hizo una campaña con todo lo que él pide: color, redes sociales y buena onda.

Por

Elisa “Lilita” Carrió no defraudó a los que apostaron por ella en el distrito que hoy más le sonríe al Gobierno, el de los porteños. Pero detrás de su aplastante triunfo (48 puntos contra 21 del kirchnerista Daniel Filmus y 13 del díscolo Martín Lousteau, según los primeros cómputos oficiales) hay un dato que la incomoda. Para ganar, la líder de la Coalición Cívica y cofundadora de Cambiemos tuvo que recurrir a los trucos de un hombre al que detesta: Jaime Durán Barba, el consultor estrella de Mauricio Macri.

“Durán Barba no cree en Cambiemos, cree en el PRO con el nombre de Cambiemos y quiere que solo Mauricio y María Eugenia Vidal lideren el proceso”, se lamentó en una entrevista. “Él quiere destruir al radicalismo y a mí, dice que a Carrió hay que sacarla”.

El día que le presentaron al gurú ecuatoriano en la Quinta de Olivos, ella lo destrató:

–¡Qué horror conocerlo!

Juliana Awada, testigo de la escena, se quedó helada con la ocurrencia.

Durán Barba no contestó nada.

La campaña en la ciudad estuvo digitada por el principal consultor de Macri a pesar de que Carrió reniegue de él. Timbreos, recorridas por los barrios, afiches de la candidata a los abrazos con los ciudadanos de a pie, incluso globos. Color, redes sociales y buena onda.

En ese camino, Carrió se mostró entretenida. Desconocía, por ejemplo, el Metrobús, del que habló maravillas después de avistarlo por primera vez a seis años de su lanzamiento. También ignoraba la existencia de distintas villas miseria en suelo porteño, en las que elogió el trabajo social que lleva adelante el intendente Horacio Rodríguez Larreta.

Con él se sacó centenares de selfies y se filmó caminando en el barro.

–Filmamos porque si nos caemos, nos reímos dos días de esto –bromeó el intendente.

¡Qué divertido caerse en el barro de una villa!

Fue una campaña bien a lo Durán Barba, aunque a “Lilita” le cueste admitirlo.

–Yo no hago marketing –se rebelaba cada tanto.

Y como mínimo gesto de independencia se permitía llegar tarde a algunos actos y recorridas.

También tachó varios nombres en la lista de los empresarios dispuestos a aportar fondos a su campaña –todos cercanos al PRO– y fijó un exiguo límite de 100 mil pesos por persona. La nómina terminó con más cruces que tildes.

Pero la verdad es que, exceptuando esas licencias, Carrió bailó, como todos, al compás de la música del gurú ecuatoriano.

–Qué bueno esto del Facebook Live –decía, por ejemplo, luego de que le enseñaran a interactuar con los votantes en esa red social.

El desprecio por Durán Barba es algo que Carrió comparte con otros miembros de Cambiemos, los que se llaman a sí mismos “el ala política” para contraponerse a los PRO puros que vienen del mundo de los CEOs y militan junto al ecuatoriano en los principios del marketing, las encuestas y las redes sociales.

Carrió define a consultor estrella de Macri como “un chanta”. Lo llama “el teñido”. Y avisa: “Si no quieren que me descomponga, no me lo nombren”.

Pero, mal que le pese, acaba de triunfar con las armas de él.

 

3 comentarios de “Carrió ganó con el libreto de su enemigo Durán Barba”

  1. creer bque gano porque hizo lo de duran barba ,es rebajarla y creer que la gente vota los discursos,GANO POR LO AÑOS DE HONESTIDAD,lo mismo que ocaña,no pueden decir lo mismo muchos de CAMBIEMOS

  2. Carrió ganó no por Durán Barba sino porque años de honestidad en algún momento se premian.

    Franco Lindner, con todo respeto no escribas boludeces.

  3. Quien escribió este disparate?.Lilita no ganó,ARRASÓ en Caba siendo la misma persona que ha sido estos 29 años y ganó con el 49,59% de los votos y Filmus tuvo el 15% y no el 21% que el autor de esta nota tendenciosa pretende endilgarle.Basura el autor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *