Sociedad / 2 de octubre de 2017

Karma Suar: su imputación por plagio se suma a viejas denuncias

El gerente de programación de El Trece, denunciado por el delito de plagio por su nueva película, acumula varias acusaciones por otras ficciones. Casos similares en tevé.

Por

Adrian Suar fue imputado, junto con el director Marcos Carnevale y el productor José Levy, por el delito de plagio. Su película "El fútbol o yo" quedó en la mira.

Apenas se viralizó el trailer de “El fútbol o yo” su teléfono no paró de sonar. “Te felicito”, “Llegaste al cine”, “No dijiste nada”, “Lo tenías bien guardado”, le decían sus conocidos. Los mensajes no iban dirigidos a Adrián Suar, el protagonista de la película, tampoco a su director Marcos Carnevale. El destinatario era el periodista y escritor Daniel Frescó, autor del libro “Enfermo de fútbol”. Las similitudes entre la comedia cinematográfica y la obra literaria habían generado tal confusión entre los lectores de Frescó, que las sospechas que tenía él por un presunto plagio comenzaron a engrosarse. “Cuando vi la noticia en un diario, ya el título me había llamado la atención. Después leí el nombre de uno de los coproductores, José Levy, y me produjo un ruido importante”, cuenta a NOTICIAS Frescó, quien hace un año atrás había tenido contacto con ese productor para adaptar su novela a la pantalla grande, pero la iniciativa pareció frustrarse. “Le entregué mi libro original y no tuve más respuesta”, señaló el periodista. Cuando finalmente se enteró sobre la existencia del film nacional y las increíbles coincidencias entre los argumentos, se desencadenó una seguidilla de acciones legales que terminaron con la imputación por el delito de plagio del “Chueco”, su director Marcos Carnevale y el coproductor José Levy. Ahora la Justicia, a través de un comité de expertos, integrado por académicos tanto de la Facultad de Filosofía y Letras como de  la Sociedad Argentina de Escritores, realizará un minucioso peritaje sobre ambas obras para determinar si hubo plagio, un ilícito que, en Argentina, puede ser penado entre un mes a seis años de cárcel. Entretanto, ni desde el entorno de Suar, ni desde Carnevale quisieron hablar. Se hará “directamente con la Justicia”, fue la respuesta que recibió NOTICIAS.

El sello de Suar. Estas acusaciones no fueron las únicas que recayeron sobre el gerente de programación de El Trece. En los últimos años, varios de los contenidos que realizó con Pol-ka Producciones fueron cuestionados. Sus años de trayectoria en los medios y el liderazgo indiscutido, delante de populares ficciones de tevé, no le bastaron para defenderse de las incriminaciones que recibió. “No deberíamos encender la tele para ver ideas afanadas. Un buen paro de encendido y van a ver cómo aparecen ideas originales”, escribió enfurecida en Twitter, Adriana Lorenzón, una reconocida guionista que aseguraba ver en la novela “Sos mi hombre” (2012) muchas similitudes con una miniserie llamada “Fuego en tu boca” que había ideado y que finalmente nunca salió al aire. También, el productor de televisión, Federico Belaich lo acusó de quedarse con el nombre y la idea original de “Signos”, el policial que protagonizó Julio Chávez en 2015 y que, según él, lo había registrado un año antes. “Les presenté mi proyecto. Tuve varias reuniones, pero no me llamaron más. Después lo escucho a Suar hablando de su próximo proyecto, que era el mío”, explicó a NOTICIAS en alguna oportunidad. Otra contienda judicial fue la que tuvo con Gastón Portal por los derechos del nombre “Poliladron”. Tras cuatro años de litigios, ambas partes firmaron un acuerdo y Suar debió pagar una suma importante de dinero. Tampoco la vorágine de conflictos, cesaron con grandes éxitos como “Gasoleros”, otro de los programas donde varios de sus capítulos se pusieron en tela de juicio.

Copy-paste. Sin embargo, la idea de “inspirarse” en otros productos es bastante común entre las producciones locales. Con polémicos cruces y hasta con algunas denuncias de por medio, hay una larga lista de acusaciones por plagio entre las ficciones nacionales y programas de tevé. La productora de Cris Morena, hace algunos años, ganó un juicio contra una de sus actrices preferidas, Florencia Bertotti. La joven actriz había creado la tira infantil “Niní” con características muy similares a “Floricienta”, una novela ideada por “Cris Morena Group” que ella misma protagonizó en 2004 y que alcanzó picos de rating. Por eso años, también Marcelo Tinelli y Julieta Ortega, junto con los productores Sebastián Ortega y Pablo Cullell, fueron denunciados por un particular que sostenía que la idea de la serie “Disputas”, emitida en 2005, habría sido robada de otra obra. Finalmente esa causa prescribió y los imputados fueron sobreseídos. De todos modos, esa no fue la primera vez que el carismático conductor de “Showmatch” enfrentaba este tipo de situaciones. En 2003, por la serie “Tumberos”, Tinelli también recibió otra denuncia judicial por supuesto plagio del libro “Colombia, la capital de los infiernos”. Aunque, por otro lado, tuvo un litigio millonario que ganó contra quien fuera su amigo, Alejandro Stoessel, por los derechos de autor que se disputaron por “Patito Feo”, la famosa tira protagonizada por la actriz Laura Esquivel en 2007. Casualmente, la autora de esa novela adolescente, Marcela Citterio acusó recientemente a “Fanny La Fan”, la ficción de Underground, de ser una copia fiel de “La Fan”, una serie de la cadena Telemundo de Estados Unidos que escribió hace unos años. Por su parte, desde la productora de Sebastián Ortega advirtieron que la idea ya la tenían desde 2009.
Tal vez, una de las frases –bastante polémica- que inmortalizó el reconocido artista plástico, Pablo Picasso, le sea útil a Suar para enfrentar las nuevas acusaciones: “Los buenos artistas copian, los grandes artistas roban”. Aunque, por ahora, quizá lo mejor sea tener en claro que los tribunales no son una ficción.

 

La Ley

Las obras están reguladas por la Ley de Propiedad Intelectual (N° 11.723). Esta norma tiene una parte civil y otra penal, y considera sólo a los creadores o herederos, como dueños legítimos. Según expertos, la sanción penal no es la más usada. “Buscar la vía penal en algo complejo como un plagio no es el método más común. Por lo general no buscamos esa vía porque a veces ocurre que estas cosas se dan por errores y es muy difícil probarlo. Esto se debe resolver por la vía civil”, explica a NOTICIAS, Guillermo Navarro, especializado en propiedad intelectual. Además, aseguró que el tribunal de expertos que, realiza el peritaje, “se ha usado muy pocas veces”.

 

 

Comentarios de “Karma Suar: su imputación por plagio se suma a viejas denuncias”

  1. realmente, mi hija estudiaba en la universidad de belgrano, corria el año 1999. dos profesores contaban que llevaron a los secretarios de suar sus proyectos, cuando se dieron cuenta el sr. suar estaba pasando sus obras.intentaron ponerse en contacto fue inutil. una de esas personas le inicio juicio y manifestó que si loperdia, tambien perdia su departamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *