Opinión, Sociedad / 21 de octubre de 2017

Caso Maldonado: El error de poner la mirada sólo en los peritos de la Corte

Los resultados de la autopsia del cadáver del joven depende de varios equipos de personas, una falla de cualquiera de ellos afectaría las conclusiones.

Por

La familia de Santiago Maldonado reconoció el cuerpo por los tatuajes en la morgue de la Corte.

Todas las miradas están puestas sobre el resultado de la autopsia que el cuerpo de peritos de la Corte Suprema de la Nación realizó sobre el cadáver de Santiago Maldonado. Incluso, la de los políticos, algunos de los cuales ponen en duda el prestigio de este grupo de expertos profesionales. Eso es un enorme error, causado por ignorancia o la falta de información respecto a cómo es el protocolo de trabajo en una investigación criminal. Y este problema surge porque, lamentablemente, muchos se creen expertos por el solo hecho de mirar series de ficción del estilo “CSI”. Lamentos decirles que entre la realidad y la ficción hay un abismo.

En las series televisivas, los protagonistas van a la escena del crimen, levantan las pruebas, las analizan, hacen la autopsia del cuerpo, buscan al asesino y lo detienen. Es entendible, es ficción y los creadores tienen entre 40 minutos y una hora de aire televisivo para resolver un crimen. En la vida real eso es simplemente imposible, ya que se necesitaría un equipo de 5 o 6 profesionales por cada crimen que se cometa. Y porque si todo pasa por las mismas manos no se garantizaría la imparcialidad en la investigación.

El hecho es que, en la realidad, cada paso es manejado por un equipo diferente de profesionales: forenses que hacen la autopsia, científicos que analizan la escena donde apareció el cuerpo, profesionales que levantan y analizan muestras del río donde se encontró Maldonado  y en diferentes puntos, cuesta arriba y cuesta abajo del cause de agua, etc. Por eso, la elección de los especialistas que hagan la fiscal Silvina Ávila y el juez Gustavo Lleral (responsables de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado) será clave, ya que los equipos de investigadores no dejan de estar integrados por personas, con sus virtudes y defectos (lo que incluye la posibilidad de corromperse, manipulando un resultado).

Imagínense que cada equipo de profesionales es una persona que tiene 200 piezas de un rompecabezas de 5000, todas estas comandados por un responsable (en este caso sería el juez). Cada uno de estos debe armar su parte y entregarla. Pero resulta que una, o varias, pierden piezas de manera intencional o sin darse cuenta. Eso afectaría directamente al armar el rompecabezas. Quedarían huecos. Y cuando más huecos, más lejos se estaría de lograr un buen resultado.

Puntos claves. La función del cuerpo de peritos de la Corte fue realizar la autopsia bajo el protocolo de Minnesota. En otras palabras, hicieron un examen muchísimo más minucioso que el de una autopsia estándar. Revisando hasta el mínimo detalle que pueda dar un indicio de cómo murió, si sucedió en el lugar que fue encontrado, si el cuerpo fue arrastrado en el río (lo que indicaría que el cuerpo estaba más lejos aún de los 300 metros río abajo donde supone la fiscal habría sido el enfrentamiento entre un gendarme y la víctima), cuánto tiempo pasó el cadáver en el agua, y varios puntos más.

¿Será el resultado de la autopsia determinante? No. Supongamos que los peritos encuentran agua en los pulmones del cadáver y, en consecuencia, microorganismos (que también pueden encontrarse en la médula del Fémur, para lo que habría que cortar el hueso y analizarlo con microscopio), surgen nuevas preguntas: ¿fue ahí mismo? ¿se ahogó en otro lugar y lo tiraron ahí?

Para que la autopsia logre respuestas a esas preguntas es fundamental el trabajo de otro equipo de profesionales, los científicos que levante las muestras del río Chubut, dónde estaba el cuerpo flotando y también río arriba de ese lugar y río abajo durante un tramo de varios kilómetros. Cualquier falla en los resultados de esas muestras serán claves cuando lleguen a los forenses. Si se toman mal o se analizan mal, podrían ser el motivo de que los microorganismos encontrados en el agua no coincidan con los que encuentren los forenses en los pulmones o el Fémur de Maldonado.

Pero los especialistas que hasta ahora nombramos no son los únicos que intervienen. También hay veedores que analizan la escena del crimen, fotógrafos y y un equipo fílmico que registra la escena y la autopsia, médicos forenses, profesionales bioquímicos, personal científico y especialistas en criminalística, entre otros. Cualquier falla en uno de estos eslabones afecta directamente al resultado del trabajo de otro u otros equipos. Cuando no se sabe eso, se comete el enorme error de poner la mirada sobre una sola parte. En este caso en los peritos de la Corte.

“El cuerpo habla”, repiten muchos sin saber que lo que diga un cadáver no depende solo de la autopsia. Porque, como suelen repetir una y otra vez los investigadores criminales, “no existe el crimen perfecto, existen malas investigaciones”.

 

Comentarios de “Caso Maldonado: El error de poner la mirada sólo en los peritos de la Corte”

  1. Por favor y con todo respeto , saben ustedes cual es el peor error , que la Patria esta sufriendo , la aparicion de grupos sediciosos , en primer lugar lo dejaron solo a este chico , como todos cobardes , y que bajo la ”
    supervision ” de la Viuda y todos los ladrones que la circundan, crean un clima de los destituyentes , que repudia toda la sociedad. Argentinos por favor , Libertad , Libertad , Libertad

    Les dejo mi mejor saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *